La mefítica libertad de enseñanza

La historia de la debacle de la educación chilena se comienza a escribir con la revolución silenciosa, o más bien conspirativa, de los economistas neoliberales chilenos bajo el alero de Augusto Pinochet: bajo el nombre de la LOCE y de la maquillada LGE, se mantiene incólume el principio rector de la educación como bien individual, como bien de consumo gracias al rango constitucional de la libertad de enseñanza y al rol subsidiario del Estado. Bajo esta  monstruosa arquitectura, y contra este principio, hoy el movimiento social comandado por los estudiantes chilenos, exige una educación en manos del Estado; pública, gratuita y de calidad. El derecho humano a la educación.

Las propuestas del gobierno

Para el sentido común, un gran acuerdo lo es, cuando se logra entre más de una parte. Sin embargo, para el gobierno el GANE ya era un gran acuerdo antes de que fuera evaluado por la comunidad educativa. En ese sentido, el gobierno propone en vez de diálogo, un monólogo que debe ser si o si, aceptado. Tras esta forma de presentar las cosas, hay una estrategia comunicacional que busca reimponer nuevamente y de la manera más sucia, el mismo modelo educativo, presentándolo como la gran reforma educacional. Para aclarar esta postura vale señalar los siguientes hechos:

  • Una de las propuestas del GANE era aumentar la cantidad de becas a los Centros de Formación Técnica que concentran alrededor de 128 mil estudiantes, en su mayoría de los estratos más pobres. Esto no sería tan terrible de no ser porque, de los 77 CFT que hay actualmente, solo 12 están acreditados. Y los que han tenido desempeños vergonzosos no han sido clausurados. ¿Por qué entonces estimular un sector con pésimos resultados, financiándolos directamente?.

  • Otro de los grandes anuncios del Presidente, fue la creación de un fondo de 4 Millones de dólares para destinar a educación. Muchos imaginaron que ese dinero se destinaría directamente al sistema, pero estaban equivocados; como anunciaron, es un fondo. Cómo se gaste la plata de ese fondo, es otra cosa. El economista Hugo Fazio señaló que “El anuncio fue desperfilado inmediatamente por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien se apresuró en precisar que “el Fondo de Educación (FE) de US$4.000 millones, en sí no es gasto, el gasto ocurre cuando se sacan los recursos” (11/07/11). Este fondo explicó posteriormente se crea a partir del Fondo de Estabilización Económico Social (Fees), insistiendo que constituyen recursos adicionales pero sin precisar el momento de su utilización. Joaquín Lavín, a su turno, en la Comisión de Educación del Senado, habló que constituyen recursos “frescos”, agregando que “nuestro cálculo, que tiene todavía ciertas incógnitas, es que (…) se van a gastar completamente en un período de entre cuatro y seis años” (14/07/11).”

  • El transparentar el lucro parece un tema de ética para el gobierno y la oposición. Como solución a este lucro, el gobierno plantea un tema que a algunos deja tranquilos y a otros sencillamente nos indigna; Piñera señala que se cobrará un impuesto sobre las utilidades de las instituciones con fines de lucro. A través de este sistema de tributación, las empresas mineras no pagan impuestos millonarios desde hace décadas (1990), pues declaran siempre pérdidas. La tributación debe ser siempre a la renta presunta, independientemente haya o no utilidades. Lo que se está haciendo es pavimentar, tras un acuerdo, el enquistamiento del sector privado en educación.
  • Por otra parte, sigue imponiéndose la visión neoliberal de la entrega de vouchers o cheques personales para que cada estudiante decida en qué Universidad quiere entrar, seducido por las ofertas que le hagan los centros de estudio. Lo mismo que propuso Milton Friedman -el padre del neoliberalismo- para la privatización de la enseñanza pública en Nueva Orleans, tras la destrucción provocada por el Huracán Katrina. La educación pública no existe en Nueva Orleans actualmente.

  • La baja de la tasa de interés del Crédito con Aval del Estado sigue siendo una propuesta deficiente, pues al Estado le sale más barato dar becas a todos los estudiantes que pagar el 50% de los créditos entre el 2006 y 2010, y luego asumir su deuda individual frente a los bancos. La deuda es un negocio millonario para las instituciones bancarias. ¿Qué sentido tiene por otra parte, fortalecer el Crédito con aval, que cobra un interés de un 6%, a un 4% de interés, si el antiguo sistema del fondo solidario cobraba  solo un  2%?

  • La lógica crediticia y usurera también se aplica al financiamiento de las Universidades, a quienes se les permitirá endeudarse a largo plazo, por lo tanto reafirmando su autofinanciamiento debido a la retirada del rol del Estado en el financiamiento de la educación superior. Esta enfermedad llamada autofinanciamiento ha llevado a las Universidades a las condiciones financieras paupérrimas en las que hoy se encuentran. El gobierno quiere profundizarlo.

Todas las propuestas del Gobierno apunta a profundizar la crisis, de un modelo que se sostiene por inercia.

Pegar donde duele

Aunque parezca reiterativo, es necesario recalcar que el problema educativo, es un problema político. El actual estado del país, con su constitución y esta educación dantesca, fue impuesto de facto. En la educación se lucra de facto, y no por ley. A nadie se le pidió opinión alguna y fue impuesta con el silencio de la metralla. Los ingenieros y tecnócratas que crearon la LOCE, son los mismos que crearon sus parches, incluida la LGE ¡¿Por qué pedir una solución a ellos?!

No se puede confiar la educación a los empresarios, porque el empresariado siempre buscará el lucro. Y es obvio: ¡Para qué invertir si habría pérdidas!

No tienen sentido las mesas de diálogo si son monólogos tecnocráticos, ni llevar la propuesta al congreso donde será transformada por los sostenedores y dueños de colegios, CFT’s y Universidades en reformas para reafirmar el modelo que los beneficia. El mismo ex Ministro de Educación tenía vínculos directos con la Universidad del Desarrollo y lucró indirectamente con la educación, junto con su socio Cristián Larroulet, Ministro Secretario General de la Presidencia. Además, uno de los dueños de la U. San Sebastián es un flamante fundador de la UDI (Luis Cordero). Eso solo por mencionar algunos casos, pues en este negocio también están incrustados personeros de la Concertación en fundaciones que manejan colegios y universidades. Una empresa escandalosa como la ACHS, que no ha sido intervenida ni por la Concertación ni por la Derecha por lucrar con las cotizaciones de los trabajadores,  tiene como presidente de su directorio a Fernán Gazmuri Plaza, miembro del directorio de la UDLA  a quien se denunció  por su participación en la detención y asesinato de trabajadores y dirigentes sindicales de ELECMETAL

Con esta clase de personajes se está lidiando.

Es por esto que las propuestas de la comunidad educativa deben ser impuestas, también, de facto. Eliminar el lucro en la educación es erradicar el enquistamiento del empresariado en la educación. No se debe fiscalizar ni transparenta; se debe clausurar.

El mismísimo presidente de la República considera la educación como un bien de consumo. A ellos no se les debe pedir reformas, ni tampoco mesas de trabajo o diálogo. Se les debe imponer un poderoso movimiento social que transforme de facto, el carácter subsidiario del Estado.

Una de las salidas al conflicto viene dada por los estudiantes de la Región de Concepción. Lejos de las negociaciones con partidos políticos, los estudiantes de la región han emplazado a la sociedad a exigir una educación para el pueblo. Apoyo y solidaridad se ha recibido de los portuarios, de los gremios asociados a la Anef, de los trabajadores forestales, del Colegio de Profesores. La demanda ha pasado de ser algo exclusivo del estudiantado, a ser parte de una demanda del movimiento social incipiente. Y ahí se encuentra el camino para transformar la educación en un derecho, terminar con el lucro en educación y eliminar de la Constitución la Libertad de enseñanza. Frente al rol subsidiario del Estado chileno que permite que alrededor del 80% de los aranceles sean soportados por las familias, los estudiantes universitarios proponen algo que sin duda sería un triunfo social y político; el aporte basal a las Universidades tradicionales. Frente a la desvinculación financiera del Estado a los colegios municipales, los estudiantes secundarios exigen que su financiamiento sea estatal.

Lograr eso hoy,  sería un gran avance.

Tras la máscara, lo nuestro.

Recursos para una educación gratuita, hay. Se podría reinvertir los dineros de las AFP’s en una educación pública, y no prestarle a los bancos y empresas de retail a intereses bajísimos, quienes después hacen rendir, nuestro propio dinero de forma usurera, prestándonos a los más pobres del país.

Se menciona también, y de forma transversal en la sociedad chilena, la renacionalización del Cobre. Según Orlando Caputo y Graciela Galarce, las utilidades  de las mineras privadas en Chile, equivalen al 75% del presupuesto total del Estado chileno, y representan 4 veces el presupuesto del Ministerio de Educación.

Cabe recordar que la renacionalización del Cobre se puede hacer con un simple decreto presidencial.

Se podría también, cobrar verdaderos impuestos a las mineras transnacionales, y no falsos impuestos como el Royalty de Lagos y Piñera, que terminaron haciendo más bajos los impuestos; se podría cambiar el régimen tributario de renta por utilidades a renta presunta, para obligarlos a pagar lo que no han pagado por cerca de 30 años.

La minera Escondida encontró yacimientos que igualan las reservas de Codelco, y en las próximas décadas se convertirá en la mina más grande del mundo, eso porque desde dictadura hasta nuestros días, los privados son dueños de nuestros recursos naturales con los que podemos financiar los derechos sociales como la educación.

Es evidente, para mencionarlo en una expresión de moda, que tras esto hay conflictos de interés. El paso que hay que dar para transformar este país, no cuenta con la voluntad política del Congreso, ni del ejecutivo, sino más bien con su desprecio.

Sus prácticas conspirativas, están en el surgimiento mismo del neoliberalismo. Hoy, enquistados en el poder, saquean el Estado para su bonanza y niegan con artilugios y subterfugios que los derechos sociales puedan ser gratuitos. La libertad de enseñanza, germen del lucro en la educación, tiene carácter constitucional.

No hay país en el mundo donde estos personajes se hayan posado democrática y abiertamente. Su actuar antisocial y antidemocrático, no constituye una peculiaridad de los políticos de turno, sino que es la esencia de su práctica socio histórica; privilegiar a los individuos y no a la sociedad.

No hay que pedirle peras al olmo. Hay que arrancárselas.

Relacionados

Siguen las Tomas de Liceos: Ahora el Industrial de Collao

Abogados dan recomendaciones a los estudiantes movilizados

Liceo de Niñas: Estudiantes y apoderados exigen participar de las decisiones del establecimiento

Otra de Piñera: Usa foto de estudiantes movilizados para su campaña “Quiero volver a clases”

Colegio particular Aurora de Chile en toma

Colegio Etchegoyen en Toma:Movimiento estudiantil sigue ampliándose

El mefítico GANE

Las propuestas del tozudo gobierno

Estas leyendo

La mefítica libertad de enseñanza