Siguen las Tomas de Liceos: Ahora el Industrial de Collao

alt

El Lucro: No + CPC

Este miércoles 10 de agosto desde las 11:00 se encuentra en Toma el Liceo Industrial de Concepción, ubicado en la Avenida Collao de Concepción.  Luego que sus estudiantes decidieran sumarse al movimiento pasando por encima del centro de alumnos que hasta ese momento impedía que el establecimiento se sumara al movimiento nacional.

El Liceo Industrial de Avenida Collao, fue entregado en forma gratuita por la dictadura militar a la Cámara de la Producción y el Comercio (CPC), junto con el Insuco, Incofe, los Liceos Industriales de Tomé y Schwager.  Todos ellos con una serie de privilegios, entre ellos la subvención escolar por matricula y no por asistencia, ventaja otorgada solo a los establecimientos administrados por corporaciones empresariales, vigente hasta nuestros días. 

A pesar de estas regalías, cobran mensualidad (de 5 mil pesos) a sus más de mil alumnos, los cuales reclaman, ya que dichos fondos no son invertidos en su educación, acusando a la CPC de lucrar no solo con los fondos del Estado sino además con los dineros de sus propias familias, la gran mayoría muy humildes.

alt

Educación Sin Reconstrucción

La situación del Liceo Industrial de Collao es muy calamitosa, funcionan desde el terremoto de 1960 en salas de “emergencia”, construidas con dicho fin, que se perpetuaron en el tiempo, al igual que muchas poblaciones que llevan ese nombre, en lo que constituye un ejemplo del desastroso y corrupto proceso de reconstrucción que vivió Chile durante el primer gobierno de los gerentes (Jorge Alessandri).  Hoy un nuevo terremoto, el del 27 de febrero de 2010, inutilizo muchas de estas salas, por lo cual el segundo gobierno de los gerentes (Sebastian Piñera) montó, ya no salas de emergencia, sino contenedores, en teoría, acondicionados como salas.  

Hoy en este liceo conviven contendores de emergencia, sobre salas de emergencia, en medio del barro por culpa de los anegamientos habituales en el sitio donde se ubica el Liceo y agravados por los continuos deslizamientos del cerro que se encuentra emplazo junto a él.

Este liceo ha debido sufrir además de los terremotos las contínuas inundaciones y desbordes del río Andalién y Estero Nonguen, siendo la más grave de estas la ocurrida el año 2006 que dejó a todo el establecimiento bajo el agua.
alt
Los estudiantes señalan “nosotros no necesitamos arreglos o parches, nosotros necesitamos un establecimiento nuevo, bien construido acorde a la realidad del terreno y el clima donde estamos instalados” no señalan agregando: “No tenemos un hall techado, perdimos el gimnasio en el ultimo terremoto, también los patios, por que instalaron los contenedores, el casino y las salas se llueven, los camarines y los baños son impresentables”. 

Al preguntarle por los talleres y su formación técnica, responden que “hay solo 2 o 3 tornos operativos, las máquinas de soldar están malas u obsoletas, no hay herramientas, en mecánica automotriz los motores que hay son muy antiguos y ni siquiera se pueden usar” y nos agrega como anécdota que un automóvil nuevo donado por el ministerio de educación “lo tienen de bonito, adornando el taller, no se puede tocar”.

Alberto Castro único miembro del centro de alumnos que apoyó la Toma nos señala: “las nuevas construcciones que instalaron tras el terremoto se llueven y humedecen, el techo esta todo soplado, la cuestión es tan grave que un niño de primer año medio se electrocutó el pasado 18 de junio, cuando ingresaba a una de estas salas contenedores”.

Alberto nos cuenta que a ellos les causaba risa cuando compañeros de otro liceo de la misma corporación se quejaban que se mojaban para ir al baño, ya que ellos mucha veces no pueden ni hacerlo, no por que se vallan a mojar con la lluvia, sino por que tendrían que hacerlo en bote.  Por décadas los estudiantes del liceo Industrial de Concepción, ubicado en la Avenida Collao han arrastrado el apodo peyorativo de “Camarones”, precisamente por que siempre andan con su zapatos y pantalones, mojados y embarrados, es ha esto a los que quieren decir basta, por eso sueñan con que el movimiento estudiantil triunfe y el Estado vuelva a asumir su responsabilidad social, garantizando educación digna y gratuita para todos.

Fotos: 1 y 2: Entrada por Avenida Collao

Foto 3:Talleres en salas de emergencia, se puede obsevar techo de pizarreño en muy mal estado y sin mantención ademas de vidrios rotos

Foto 4: Contenedores adaptados para salas, humedos y con agua

Foto 5 antigua sala pizo partido y mojado

Foto 6 : Entre las salas de emergencia de 1960 y las salas de emergencia de 2010

Foto 7: Tablones para acceder a las salas, sobre una baranda como la roja en la que se apoya el joven  a la derecha se electrocuto un alumno en junio pasado.

alt

alt

alt

alt

Estas leyendo

Siguen las Tomas de Liceos: Ahora el Industrial de Collao