Video-Testimonio de la violencia nocturna de Carabineros contra la Señal 3 de La Victoria y represión ocultada contra jóvenes de las “escuelas Matte”

altLos grandes medios no informan de muchas acciones selectivas de represión contra los jóvenes protagonistas de la movilización estudiantil de tres meses y moradores de barriadas pobres de la capital. En la madrugada del jueves 25 de agosto, la policía militarizada de Carabineros invadió sorpresiva y violentamente las modestas viviendas de calle Estrella Blanca de la Población La Victoria, en el sur de Santiago, comuna Pedro Aguirre Cerda, mientras sus habitantes dormían o se disponían a descansar. Su objetivo principal fue la sede del canal popular Señal 3 de La Victoria, la primera estación chilena de TV comunitaria, cuyos promotores y animadores son vecinos de esa población.

Los grandes medios no se molestaron en informar de esta atroz violación de los derechos humanos bajo el gobierno de Sebastián Piñera que proclama una impronta democrática respetuosa de los derechos ciudadanos. Al parecer, tampoco el gobierno tiene un control efectivo sobre esa fuerza militarizada atareada hoy en labores de represión, mientras recrudece el delito común y corriente, cuya erradicación fue una de las banderas del candidato Piñera. La autonomía que exhibe Carabineros preocupa a muchos sectores democráticos que ven con alarma el uso de ametralladoras UZI de 9 mm en crueles tareas de represión que el gobierno llama “control del orden público”.

Esa madrugada, y a la misma hora, a unos 10 km de distancia hacia el sur-oriente de la ciudad, Carabineros asesinó al menor Manuel Gutiérrez Reinoso, de 16 años, en el límite de las comunas Macul y Peñalolén, con proyectiles 9 mm de una subametralladora UZI. Este asesinato desató un terremoto político-policíaco que culminó con la renuncia del jefe de esa fuerza, general Eduardo Gordon, tras la denuncia de que Carabineros borró el nombre de un hijo suyo en el informe oficial de rutina sobre un choque a otro vehículo que terminó con la fuga de Eduardo Gordon junior. Carabineros registró el incidente del tránsito, pero borró el nombre de

En la incursión a La Victoria, Carabineros destruyó una cámara de video que fue utilizada para registrar la agresión en la oscuridad de la noche, pero la férrea resistencia de los trabajadores voluntarios de la Señal 3 –quienes todavía laboraban al interior- impidió que ingresaran a los estudios, donde hubieran destruido todas las instalaciones. Las acciones de Carabineros, en la práctica una cuarta rama de las fuerzas armadas, responden teóricamente al ministro del Interior de Piñera, Rodrigo Hinzpeter y resultan idénticas al accionar de fuerzas de ocupación en territorios y naciones ocupadas en diferentes puntos del planeta, particularmente en territorio mapuche y poblaciones pobres, pero a los moradores de los barriadas populares más bien les evocan las atrocidades selectivas policíaco-militares contra los sectores más pobres de Santiago durante los 17 años de dictadura militar (1973-1990).

La Señal 3, que difundió inmediatamente las imágenes de la agresión, preparó ahora un reportaje de 17 minutos sobre el ataque de la semana pasada, con testimonios de la inusual represión ofrecidos por las propias víctimas del vecindario y colaboradores de la misma estación popular. Este video reportaje puede verse en

{youtubejw}M4sVOFRQqIM{/youtubejw}

Continúa la lucha popular mediática

La Señal 3 Televisión La Victoria surgió en el seno de la población del mismo nombre. Su señal cubre un área del sur de la capital habitada por unos 500.000 moradores de varios municipios, o comunas según el léxico chileno. En este país denominan “poblaciones” a los conglomerados urbanos donde viven los pobres, mientras los ricos habitan “barrios”, así como en Caracas los más pobres habitan “cerros”, mientras los acomodados viven en “cumbres” o “colinas”, etc.

La Señal 3 La Victoria lanzó su primera emisión como Canal de Televisión Popular Alternativo el 30 de Octubre de 1997. “La idea de poseer sus propios medios de información y comunicación se encontraba internalizada en la población desde el tiempo de la dictadura, pero fue en 1997 cuando se obtuvieron los recursos indispensables para adquirir el primer equipo de transmisión”, explicó Polo Lillo, uno de sus fundadores. En el año 2000 se constituyó el actual colectivo que maneja la estación desde su primera etapa.

“Señal 3 surge por la necesidad de crear espacios para los pobladores y las organizaciones que desean expresar sus necesidades e intereses; espacios que en los canales tradicionales no se les otorgan al pueblo: mujeres, niños, jóvenes y trabajadores que constituyen un gran segmento en nuestra sociedad”, explicó Polo. “Ahora –explicó- “seguimos en nuestro trabajo después de sufrir la represión por parte de la policía como ustedes bien lo saben”.

La represión de Carabineros se extiende incluso a erstudiantes y jóvenes de comunas de clase media relativamente acomodadas, como el municipio de Ñuñoa, donde el alcalde de derecha Pedro Sabat utiliza matones de Paz Ciudadana, una fuerza para-policial ilegal que adoptaron casi todos los municipios ricos de Santiago siguiendo los lineamientos de la Fundación Paz Ciudadana (FPC), creada por Agustín Edwards, el dueño de El Mercurio y su cadena de 23 diarios y una treintena de radioemisoras FM de noticias. Paz Ciudadana se convirtió en asesora y dictadora de políticas de orden público del ministerio del Interior bajo los gobiernos de la Concertación. Presidida por Edwards, el vicepresidente y Secretario de su directorio es Sergio Bitar (PPD), quien fue ministro de varias carteras, incluida Educación, en los 20 años de gobiernos de la Concertación.

Bernardo Matte, del grupo homónimo, oficia también de Vicepresidente y Tesorero

Sus tres directores son M. Soledad Alvear Valenzuela, senadora del PDC y cónyuge del dueño de la universidad privada Miguel de Cervantes, Gutenberg Martínez, también ex presidente de la Organización Demócrata Cristiana Americana (ODCA). Los otros dos directores son Paola Luksic Fontbona, del poderoso grupo Luksic, el más fuerte del país gracias a sus negocios de minería del cobre, pero también posee bancos y opera otros rubros. Y todavía aparece como director Alfredo Moreno Charme, ex ejecutivo de grandes grupos económicos que ahora se desempeña como ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Piñera.

Pero El Mercurio jamás difunde noticias sobre la campaña de agresiones violentas en curso hoy de matones de Paz Ciudadana del municipio de Ñuñoa, denunciadas sólo por el concejal Manuel Guerrero, contra los estudiantes que mantienen tomados sus establecimientos educaciones municipalizados.

En las comunas más pobres y populosas de Santiago, los esbirros para-policiales de la Paz Ciudadana local agreden, e incluso atrapan, a cualquier joven que vean caminando por las calles, como acaban de hacerlo contra estudiantes del Colegio José Agustín Alfonso, de la Población Dávila, en el norte de la ciudad. Después de esta agresión de Carabineros, la Señal 3 preparó un video-reportaje sobre la represión contra los alumnos de esta escuela subvencionada por el Estado que pertenece al grupo Matte, la segunda familia más rica del país, fabricante del papel que utiliza El Mercurio y su cadena de diarios, entre otros rubros de negocios varidos. El video-reportaje puede verse en


{youtubejw}hJAAlUGBthE{/youtubejw}

El Colegio José Agustín Alfonso pertenece a las “escuelas Matte”, de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), que conforma una red de establecimientos educacionales manejada por la socióloga Patricia Matte Larraín, hermana de Eliodoro y Bernardo, los herederos actuales del poderoso grupo Matte, propietario de industrias de papel, bancos y negocios de energía, entre otros ítems.

Por lo menos tres de los 17 establecimientos de SIP Red de Colegios -conocidos genéricamente como “escuelas Matte”- participan en el movimiento estudiantil en curso por una educación pública gratuita y de calidad, garantizada por el Estado. El 24 de junio, Patricia Matte mostró su disconformidad con el movimiento estudiantil en la página web de las “escuelas Matte”. Señaló que “rechazamos con mucha fuerza que algunos de nuestros estudiantes hayan resuelto tomarse sus establecimientos y sobre todo, impedir la entrada al colegio de los estudiantes que desean hacerlo”. Advirtió que se castigaría a aquellos que se dediquen a “incitar, promover o facilitar el ingreso al interior del establecimiento de personas ajenas a la institución que perturbe el normal desarrollo de las actividades académicas y la seguridad e integridad de las persona, sin conocimiento de las autoridades del colegio”.

En uno de sus primeros empleos como socióloga, Patricia Matte fue asesora en “pobreología” de la dictadura entre1975 y 1984, desde el Departamento de Estudios de la Oficina de Planificación Nacional ODEPLAN, basamento del actual ministerio de Planificación del Desarrollo, la cartera de populismo de Piñera que ahora está a cargo del anterior ministro de Educación Joaquín Lavín. Antes, en 1974-1975, la socióloga se desempeñó en la Secretaría General de Gobierno del régimen dictatorial, trabajando en el Departamento de Evaluación.

*) Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Estas leyendo

Video-Testimonio de la violencia nocturna de Carabineros contra la Señal 3 de La Victoria y represión ocultada contra jóvenes de las “escuelas Matte”