CEPECH: vuelven a la lucha los “temporeros de la educación”

altEn la nueva marcha de este jueves se hizo presente el sindicato de trabajadores de CEPECH, la empresa que además de tener bajo su propiedad los preuniversitarios, controla la Universidad Uncif, el instituto IPChile y colegios Terraustral.

Resumen conversó con Ana Gonzalez, profesora y vocera del sindicato que explicó que apoyan absolutamente las demandas por gratuidad y calidad en la educación, “…por nosotros, aunque parezca contradictorio, los preuniversitarios no deberían existir, porque hablan de lo mal que está la educación, que después de años de enseñanza se requieran de éstos para ingresar a la universidad”.

También ellos están en plena negociación colectiva, Ana relata que presentaron sus exigencias a nivel nacional, que fueron rechazadas en su totalidad por la empresa, por lo que están etapa de negociación. Las demandas giran en torno a un necesario alza salarial y estabilidad laboral.

Hasta el momento, los profesores son contratados desde abril hasta noviembre, por ello se autodenominan “temporeros de la educación”, dice Ana. De hecho hay profesores que llevan, hasta 19 años trabajando en este sistema. Aquí en la provncia de Concepción hay 54 profesores, de los cuales están sindicalizados 34 y se organizan a nivel nacional. Este año, la organización se ha robustecido, cuenta Ana, pues han ingresado al sindicato el personal administrativo, por lo que este proceso de lucha sindical se plantea desde mejores condiciones organizativas que la del año 2009, cuando CEPECH se negó a acceder a las demandas y no les renovó el contrato a una gran cantidad de profesores que se movilizaron.

Los trabajadores de CEPECH son un ejemplo más de la precariedad a la que están sometidos los trabajadores de la educación. Sueldos insuficientes, condiciones laborales inestables y una carga laboral extenuante, son los aspectos más comunes de los profesores en la actualidad y que plantean la urgencia de la organización.

Estas leyendo

CEPECH: vuelven a la lucha los “temporeros de la educación”