Comuna del Andalién: La Independencia de Barrio Norte

altDesde hace ya siete años que podemos ver en las calles de Barrio Norte, y sectores aledaños, el grito emancipador que proclama el surgir de una nueva comuna. Esto gracias a la iniciativa de la antigua agrupación de juntas de vecinos del sector, presidida por el compañero Juan Pablo Polizzi, quienes en octubre del 2005, durante su primer encuentro en el salón de honor de la décima compañía de bomberos, alrededor de trescientas personas son iluminadas por la inquietud de construir desde el territorio propio un proyecto de comunidad ajeno al abandono de la actual administración de Concepción.

Es que el lugar consta con identidad e historia propias. Comenzó a principios del siglo XX con la inmigración de obreros y campesinos a la ciudad que ocupando la periferia en los fundos, humedales y cerros que la comprendía, constituyeron las primeras poblaciones que cerca de cien años después querrían ser una ciudad. En la actualidad “hay viejos que cuando se dirigen al centro aún dicen: voy pa`l pueblo”, comenta Polizzi. Terrenos que antes se utilizaban para la agricultura, la lechería y ganadería aumentaba su densidad demográfica con barrios cada vez más pobres.

Luego, en la dictadura, las tomas de terreno crecieron cuantitativamente, se suma la conocida Colo-Colo y crecen las necesidades. Es cuando las personas se organizan y como comenta mi entrevistado: el barrio se forma a punta protesta popular y barricadas. Se obtiene le paso nivel que va a Villa Cap en el ex paso de la muerte, junto a su paso nivel; el casi inaugurado Paso Andalien, con su avenida propia, en el lugar donde año tras años se inundaban las casas y existía paso para tan solo un auto; y la pavimentación del 85% del sector.


El Proyecto de una comuna con principios libertarios

La Agrupación de Desarrollo Pro-Ciudad Andalién adquiere su personalidad jurídica el primero de febrero del 2007, para lograr lo que obtuvieron Chiguayante, Hualpén y San Pedro de la Paz. Y sus dirigentes han presionado por la dignidad de sus vecinos y vecinas y la descentralización del poder de la municipalidad desde el retorno a la “democracia”.

Polizzi es un poeta y un luchador social, discípulo del fundador de la CUT, Clotario Blest, encargado y presidente de la organización pro comuna. Nos cuenta de los lineamientos generales  que se han discutido para el proyecto: la autonomía, donde cada habitante sea considerado constructor de la sociedad y sin imposición de candidatos externos al lugar; una organización más horizontal, cuyas asambleas, cabildos vecinales y los plebiscitos configúrenla realidad comunal; y una economía basada en los impuesto y, principalmente en el ecoturismo. Para lo que tenemos contemplado el mejoramiento de los espacios hídricos: río Andalien y las lagunas Lo Custodio, Lo Méndez, Lo Custodio y Tres Pascualas, considerando el fracaso del denominado Frustrado Parque Andalién, y aprovechando los espacios con algunos proyectos como: juegos infantiles electrónicos, un anfiteatro, etc. Todo siempre haciendo hincapié en la educación y la cultura.

altLas piedras en el camino

Desde que la concertación estuvo en el poder siempre hubo impedimentos para las reivindicaciones del grupo de pobladores del barrio. En el afán de concentrar el poder que significa atraer a los sectores populares del país y corresponder a la fidelidad con la clase empresarial, coartaba la posibilidad de que las luchas que se emprendían en este territorio llegaran al Olimpo de la política nacional. Es por eso que, por ejemplo, en el año en que Ricardo Lagos se postulaba  a presidente la Unión Comunal de JJVV de Concepción, manejada por partidos políticos, intentara evitar la participación de distintas instancias a la JVV Nº 21, donde Juan Polizzi era presidente, simplemente porque él es anarquista.

Cuando Jacqueline van Rysselberghe es elegida como cabeza municipal se implementa una política en contra de la agrupación de Juntas de Vecinos de Barrio Norte, en el tiempo donde aun se divisaban zapatillas en el tendido público. Se empecina en denostar a su presidente aduciendo de que quiere llegar al poder, aunque nuestro entrevistado lo negara constantemente y emprende en comprar la confianza de los pobladores regalando media aguas y canastas familiares, logrando la directiva de varias sedes. Ya en 2007, para las elecciones de la directiva de la agrupación, la UDI obtiene la mayoría de los votos. Esta es la última vez que existe una reunión, es anulada la organización. Así genera una red de gente servil y dependiente del municipio.

Y éste año al enviar una carta de ayuda  al presidente Sebastián Piñera con los argumentos de por qué se el sector añora convertirse en comuna, responde desviando la responsabilidad a la subsecretaria de desarrollo regional y administrativo, que a la vez argumenta no poder ayudar pues el jefe de estado es quien debe dar solución a este problema.

Se habían cumplido cuatro años en que las JJVV, en especial las manejadas por el gremialismo, no actuaban y cuando hace tres meses se convoca a asamblea y renace la agrupación, el municipio no la reconoce, a sabiendas de que la ley de agrupaciones no deja estipulado como validar una coordinación de ese tipo. Es así como la lucha por la autodeterminación continúa y la posibilidad de concretarla es aplastada por los poderosos de la región y el país.

Foto: Gabriel Azocar

Estas leyendo

Comuna del Andalién: La Independencia de Barrio Norte