Daniel Belmar: Rescate y memoria. Pacián Martínez Elissetche

Daniel Belmar: Rescate y memoria. Pacián Martínez Elissetche

alt

Si este libro contribuye a esa tarea, aunque sea en una pequeñísima medida, habrá cumplido su propósito.

La primera reseña literaria publicada en Resumen actualizó “Los túneles morados” (1961) de Daniel Belmar, por lo que la lectura del texto que en esta oportunidad se reseña es de vital importancia para comprender al hombre detrás de la historia.

El año 2009 el destacado periodista Pacián Martínez publicó “Daniel Belmar: Rescate y memoria” libro que recoge la vida y obra del escritor nacido en Neuquén y radicado en Concepción hasta su fallecimiento en 1991. La importancia de este trabajo, que el mismo Martínez denomina como “crónica periodística” y no como estudio académico, nos acerca a la persona de Belmar de maneras fascinantes.

Pacían Martínez fue amigo cercano del escritor y con este libro enaltece la memoria en contra del olvido que muchos destacados artistas padecen. La belleza en el gesto de Martínez es precisamente “rescatar” para hacer permanecer en la memoria penquista la figura de un escritor, que como mucho otros (Alfonso Alcalde, por poner sólo un ejemplo) dedican parte importante de su vida a retratar el espacio que habitan por el único mérito que un día sorprendan con su arte a otro ser humano.

Este texto contiene una introducción escrita por Martínez, un cálido prólogo del poeta Gonzalo Rojas (1917- 2011), 16 reseñas que nos contextualizan no sólo la vida y obra de Belmar, sino además el Concepción que habitó y que hoy se nos presenta tan diverso, por otro lado se incluyen también en “Dijeron después de su muerte” la opinión de destacados nombres asociados a la cultura chilena sobre Belmar y su legado, otro importante elemento del libro, son la serie de fotografías que el mismo Martínez y familiares conservan del escritor, en las que se aprecia retratos, primeras ediciones de “Roble Huacho”, manuscritos de “Coirón”, “Los túneles morados” u otras en las que aparece junto al poeta Pablo de Rokha (Martínez devela una anécdota de aquellas sobre el poeta y el escritor) incluso reproduce un carta enviada por Manuel Rojas, también nacido en Neuquén, dirigida a la primera esposa de Belmar María Emilia Borleone, entre otras como la inauguración en 1992  de la avenida  “Daniel Belmar”  en la comuna de San Pedro de la Paz.

Con tan tremendo testimonio es posible descubrir y reconocer hermosos detalles que Belmar introdujo en sus libros, tales como que el notable personaje “El abuelo” de “Los túneles morados” está inspirado en Rodolfo Gálvez, estudiante de ingeniería en química en la Universidad de Concepción, que  Violeta Parra vivió en Concepción mientras funcionó la Escuela de Bellas Artes ubicada en Caupolicán y que en el Liceo de hombres de Concepción, actualmente Enrique Molina Garmendia hubo una academia literaria compuesta por jóvenes, entre ellos Pacían Martínez, con la que Belmar compartió y dio su total apoyo hasta su desaparición en octubre de 1973…

Hoy mientras pareciera que con mayor rapidez nos abandonan tan buenos y nobles hombres y mujeres que contribuyeron día a día a esta ciudad gris, tal como la nombró Belmar, es necesario detenernos un momento y apreciar con grande amor, el lugar que habitamos.

Daniel Belmar: Rescate y memoria

Pacián Martínez Elissetche

2009.

RELACIONADOS

“Sueño de pez o neblina”

Darwin Rodríguez Saavedra, recibe Premio Municipal de Arte y Cultura Tomé 2011

Un animal mudo levanta la vista de Germán Marín

Paxaricu

Los túneles morados de Daniel Belmar

Tengo miedo torero de Pedro Lemebel

Santa María de las Flores Negras de Hernán Rivera Letelier

Faumelisa Manquepillán

Estas leyendo

Daniel Belmar: Rescate y memoria. Pacián Martínez Elissetche