Discusión del presupuesto: Consecuencias y proyecciones para el movimiento estudiantil

altEsta semana debe definirse el futuro del presupuesto 2012 para la nación, el ítem Educación es uno de los más importantes dentro de este proyecto, debido a las demandas planteadas por el movimiento estudiantil. Los diputados de oposición ha decidido rechazar la actual propuesta presupuestaria, -actualmente se discute en el Senado- debido a los pocos recursos que el ejecutivo destinaría para la educación pública, argumentando que no satisface las necesidades expresadas por los estudiantes durante siete meses de conflicto.

El Presidente Sebastián Piñera junto al Ministro Bulnes presentaron una propuesta que inyectaría más recursos al presupuesto para Educación, por lo que no se descarta un acuerdo entre la concertación y el oficialismo, como ya ha ocurrido en años anteriores, lo que se traduce en un duro golpe al movimiento estudiantil de este año, quienes no esperaban una salida parlamentaria al conflicto.

Resumen conversó con representantes de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Bío Bío (FEUBB), Gabriel Ramos, Secretario General y con Camila Araneda, Vocal de Género del plantel universitario, los que se refirieron a la visión de la Confech sobre un posible acuerdo entre los parlamentarios, para aprobar el presupuesto, el actual escenario del conflicto y sus proyecciones, además del panorama de la UBB en relación al movimiento.

El descontento generalizado

Actualmente los dirigentes estudiantiles dicen tener desconfianza de la clase política, debido a como se han llevado procesos anteriores, “es por esta razón que como Confech se decidió emplazar al parlamento, para que la cámara alta de una salida económica al conflicto, entregando una mayor cantidad de recursos”, comenta Camila.

Gabriel Ramos pone énfasis en la desconfianza sobre la élite política, “esta ya perdió validez frente a la ciudadanía, lo demuestran las encuestas y como estudiantes sabemos que un acuerdo parlamentario será una solución económica, pero no soluciona los problemas de fondo, ni estructurales, como lo hemos planteado”, añade.

Un proceso que no culmina

La aprobación del presupuesto sin modificación alguna, sería una derrota para estos jóvenes, aunque lo ven como una parte del conflicto y entiendo que este movimiento debe pasar por muchos procesos e ir quemando etapas, para lograr su fin, por mientras ellos avanzan de manera interna en las demandas estudiantiles, “la democracia dentro de los espacios de participación está muy avanzado dentro de la Universidad, aunque nuestros avances dependen únicamente de los cambios en las leyes”, agrega Camila.

Existen diversas informaciones sobre las proyecciones del movimiento para el próximo año, Gabriel y Camila no lo descartan, pero no se pueden aventurar en indicar de qué manera se llevará a cabo el proceso, ni el apoyo que tendrán en la calles, pero citan las palabras Giorgio Jackson, quien afirma que para el 2012, las movilizaciones tendrá una carácter más radical que este año, debido a la frustración de estar seis meses sin ser escuchados.

Los trabajadores del cobre y portuarios han manifestado públicamente su adhesión a las demandas estudiantiles, deteniendo sus actividades durante algunas jornadas, lo que lleva a la paralización de los sectores productivos como medida de presión para el gobierno.

Errores que no deben repetir

Gabriel reconoce ciertos errores dentro del conflicto, como las peleas que se dan dentro de los grupos de izquierda universitaria, que no los lleva a unirse en un solo norte buscando un cambio social, “también debimos preocuparnos por la educación que reciben los militares y carabineros, porque no me explico, como la policía actúa con tal brutalidad contra los estudiantes y pobladores, siendo que podrían agredir hasta su familia.

Esperando no cometer los errores de este año y buscando nuevas formas de movilización, los dirigentes universitarios proyectan el movimiento para el próximo año, comenzando una nueva etapa en lucha por la educación gratuita, de calidad y sin fines de lucro.

Estas leyendo

Discusión del presupuesto: Consecuencias y proyecciones para el movimiento estudiantil