Estudiantes de Liceo de Niñas denuncian incumplimiento de acuerdos por parte de Dirección

Estudiantes de Liceo de Niñas denuncian incumplimiento de acuerdos por parte de Dirección

Hace tres semanas que las estudiantes del Liceo de Niñas volvieron a clases, luego de cuatro meses en toma. Las demandas que iniciaron la toma fueron, algunas conseguidas y otras han sido negadas, no importando el hecho de que fueron comprometidas en una reunión y en un documento firmado que ahora la dirección desconoce.

Las estudiantes del Liceo de Niñas, plantearon que unas de las cosas que han logrado es el comienzo de los trabajos de reconstrucción del liceo. “Después de un mes y medio de toma, comenzaron a trabajar en el liceo, ahí nos dimos cuenta que la toma estaba sirviendo”, esto porque, después de un año y medio del terremoto, no se habían sacado ni los escombros del interior de establecimiento y las cartas e intentos de dialogo de las estudiantes no habían servido nada.

Sin embargo, no todo se ha cumplido, ya que gran parte de los acuerdos firmados por la dirección del establecimiento y por el propio alcalde Patricio Kuhn, están siendo desconocidos por la dirección del Liceo de Niñas.

Las estudiantes que prefieren mantener su anonimato para prevevenir represalias, afirmaron a Resumen que la dirección no accede a la democratización del Centro de Alumnas. Cuando comenzó la toma, ellas denunciaron que dirección aplicaba “filtros” en las postulaciones a los cargo de representatividad estudiantil, dejando sólo a las estudiantes a fines a sus propósitos. Por ello, uno de lo acuerdos era llamar a elecciones de CEAL en este mes de noviembre, además de modificar los estatutos para tener constancia escrita de los nuevos métodos que velarían por la democracia al interior del liceo.

altOtro acuerdo sin respetar ha sido el de llamar a elecciones de Centro de Padres y Apoderados. Los que hasta el momento, figuran como tales, son personas que están al margen de lo estipulado por los propios estatutos, pues su cargo expiró el año 2003, no obstante siguen cumpliendo con funciones propias de esta instancia, aunque sin consultar ni menos rendir cuentas ante el resto de apoderados. A los apoderados organizados, les causa una inmensa impotencia ver cómo este grupo, cotinúe recaudando dineros que no tienen destino conocido y hablando en nombre de ellos, cuando ya ni siquiera tienen hijas que estudien en el Liceo de Niñas, y que todo esto sea amparado por la plana directiva del Liceo.

Al volver a clases, las estudiantes lograron el acuerdo de que no serían reprimidas por haber participado en la toma y que no les castigasen por ir a clases sin el uniforme como forma de manifestar su adhesión a las causas de la movilización estudiantil. Pero esto no ha sido así, pues los directivos les han impedido el ingreso al Liceo por no vestir el uniforme, pero además en un documento, enviado por el Consejo de Profesores al Jefe del DAEM, plantea que estos acuerdos son ilegítimos, pues se firmaron con “personas que no representan a los estamentos democráticamente elegidos: Centro General de Padres y Centro de Estudiantes”. Agregando que éstos fueron firmados “bajo presión”. También afirman que “es indudable que quienes participaron activamente en las tomas y quienes fueron las ideológas merecen una sanción”. Los apoderados y estudiantes se preguntan qué entienden por democracia, quienes levantan estas excusas y aseveraciones con un lenguaje propio de la dictadura pinochetista.

Junto a todo ello, las estudiantes denuncian la aparición del oportunismo político, direccionado por las Juventudes Comunistas. Según las estudiantes, han sido blanco de acusaciones infundadas, como que robaron en la toma y que se emborracharon en ella. Las intenciones de las representantes de la JJCC son de alcanzar una validez en medio de las estudiantes del liceo, a través de calumnias y ataques, afirman las estudiantes que estuvieron en toma y lograron los acuerdos.

Las estudiantes que participaron en la toma creen que las mejoras en la situación de la educación no se alcanzan delegando la responsabilidad y la acción en los partidos políticos pues, a estos sólo les interesa obtener lugares en las instituciones públicas sin que tome prioridad la necesaria transformación económica y cultural de la sociedad. Una expresión de este rechazo fue la salida de las estudiantes del Liceo de Niñas de la FESEC, dirigida por la JJCC, dependientes del Partido Comunista, ante lo cual han recibido una ola de ataques coordinados con la plana directiva, tales como invalidar su organización, a pesar de que han estado presentes en todo el ciclo de movilizaciones de este año, denuncian.

Actualmente, las estudiantes y los apoderados organizados están solicitando una reunión con el alcalde para ponerlo en conocimiento de la violación que han sufrido los acuerdos y esperan un compromiso con su palabra.

Relacionados

Liceo de Niñas: Estudiantes y apoderados exigen participar de las decisiones del establecimiento

Estas leyendo

Estudiantes de Liceo de Niñas denuncian incumplimiento de acuerdos por parte de Dirección