La nueva educación de la ACES

La nueva educación de la ACES

La Aces (Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios), es una organización que nace el año 2002. Es la organización que se ha mantenido a lo largo de estos, años por representar para muchos secundarios, la forma de actuar y organizarse que los identifica; Asambleas, democracia directa y un continuo rechazo a los partidos políticos.

En Agosto, el ministro Bulnes rechazó  la participación de la Aces en la mesa de diálogo, por no considerarla representativa (son 560 liceos a nivel nacional). El vocero Andrés Chadwick indicó a la prensa que la Aces “anda a la libre” y “no tiene un liderazgo claro”. “Ésta es una organización que no tiene estructura, con dirigentes, jerarquías. De repente van unos, de repente van otros, y por lo tanto era difícil (convocarlos)”.

Tras estas declaraciones se ve más que una razón elocuente, un argumento de una ideología trasnochada. Parece molestarle al gobierno en demasía, el cambio de vocerías y sobretodo, la democracia directa.

La Aces Local

En nuestra región, la Aces se está  rearticulando nuevamente, con bastantes liceos interesados en su forma de trabajo. Para muchos la Cones (Coordinadora nacional de estudiantes secundarios), como nos señala Manuel Palma, vocero de la Aces Talcahuano, es la organización que construyen todos los años paralela a la Aces, para intentar cooptar el movimiento secundario, a través de partidos políticos y que cada año cambia de nombre.

“Desde la Aces -continúa explicándonos Manuel- pensamos que hay que dejar a los partidos políticos de lado y centrarnos en la unidad del movimiento, más que separarnos por disputas inútiles. Como Aces siempre hemos intentado incluir a la Cones (Coordinadora nacional de estudiantes secundarios), pero por lo general no participan. Muchas veces terminan respondiendo a intereses particulares y no se concentran en unir al movimiento.”

Con respecto a las palabras que el gobierno declaró sobre la Aces, el vocero de Talcahuano lo describe así:  “En lo que se basaba el gobierno para decir que no éramos representativos, era en que no constituíamos una organización jerárquica. Eso se nos critica incluso desde sectores movilizados, pero nosotros pensamos que trabajar en una orgánica horizontal, nos ha llevado a unirnos más con trabajadores y pobladores, y con los mismos estudiantes. En la región partimos en tres comunas, Tomé, Los Ángeles y Talcahuano. Ahora se ha unido Cabrero, Yumbel, Carampangue, y se está formando la de Concepción. Es más democrático”

Para Manuel, el problema es el siguiente “Lo que tanto molesta al gobierno es que nosotros trabajemos con vocerías. Sobre todo con vocerías rotatorias, porque pensamos que cualquier compañero que se movilice debe estar preparado para ser vocero y transmitir lo que las bases les señalan.”

El sello identitario de esta organización juvenil, es su voluntad de “cambiar radical y definitivamente el sistema en que vivimos.” Consultado por la posible salida al conflicto, Manuel avizora “un triunfo para nosotros sería lograr la educación gratuita en todos los niveles”

El proyecto.

Desde la Región Metropolitana, el vocero de la Aces Alfredo Vielma, comenta a Resumen que sus demandas “no son un petitorio, es la propuesta de los secundarios para cambiar el modelo de educación en Chile”

El material elaborado por la Aces se centra en “tres puntos: Sistema nacional de educación estatal, gratuita, de excelencia y con control comunitario, Tarjeta Nacional Estudiantil gratuita los 365 días del año y la Reconstrucción de colegios, liceos y escuelas estatales sin privatización.”

El aspecto central de la propuesta es el control comunitario de la educación estatal, que consiste en “Que haya control social sobre lo que el Estado entrega y no seamos meros consumidores. Esto se fundamenta en que las comunidades tienen realidades diversas, o sea los componentes culturales en Arica son diferentes a los de la Araucanía o Magallanes. (…)  la distribución de ingresos para la educación deben guiarse por un control triestamental, en el que sea determinante la visión de los  académicos, de los estudiantes y de los apoderados, además de un ente participativo y fiscalizador que represente la opinión del Estado, cuya función debe ser la de garantizar los recursos para la educación.

Estamos proponiendo incentivar y recuperar el rol público de la escuela y la responsabilidad ciudadana con la educación.” Finaliza Vielma.

El proyecto de este modo, “Implica crear y recuperar la soberanía de las personas, ¿por qué no comenzar por la educación?

El concepto es generar Poder Dual, es decir, que la gente tenga un control real sobre cómo quiere vivir y no como ha sido hasta ahora que sólo tiene que optar a qué puede o quiere comprar. Se trata de una verdadera libertad y no la que está limitada por las leyes de mercado.”

Consultado por la concreción de la propuesta, Vielma nos señala que “Es complejo y representa una de las mayores problemáticas del movimiento estudiantil. La clase política empresarial demostró ser incompetente ante las demandas sociales, porque sus intereses no representan a los de las mayorías. Esto habla de un conflicto no sólo a nivel educacional, sino que con el sistema político privatizador en su conjunto. En este sentido la solución es que la sociedad completa tenga real incidencia en las decisiones que les afectan.

Como ya no es posible confiar en la clase política, la autogestión es la soberanía concreta de la gente y a lo largo de todo Chile se han levantado experiencias autogestionadas. Este proceso va en avance y es porque como no podemos quedarnos esperando que el Estado ejecute los cambios, estamos construyendo la alternativa.”

ACES Talcahuano marcha por la unidad estudiantil

Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) Propuesta para cambiar el sistema

Aces zonal sur se reunirá en Talcahuano

Estas leyendo

La nueva educación de la ACES