Salvemos la Patagonia

Salvemos la Patagonia

Nuevamente estamos asistiendo a una arremetida de los afanes empresariales y gubernamentales por imponer, contra viento y marea, el monstruo hidroeléctrico de HidroAysén. Esta vez fue la Corte de Apelaciones de Puerto Montt la que rechazó los siete recursos de protección interpuestos previamente por diversas organizaciones sociales de Coyhaique y diversas organizaciones medioambientales nacionales.

La Corte puertomontina sucumbió al lobby y las presiones de la empresa y del gobierno para no acoger los recursos que intentaban impedir la construcción de este proyecto monstruoso. Por lo visto, los jueces sureños fueron presa fácil para los agentes del gobierno y lobbistas privados, que lograron imponer una decisión en fallo dividido de dos votos contra uno, suficiente para dar un paso más en esta escalada por imponer sus negocios. Nuevamente la justicia, esta vez por el actuar de la Corte de Puerto Montt, se pone de rodillas ante los poderosos y prefiere hacer vista gorda ante la serie de irregularidades y vicios que rodean la presentación y aprobación del proyecto empresarial.

Como siempre, estas cosas pasan solo aquí. Ni la legislación ni las políticas ambientales y productivas de ningún país, con pretensiones de moderno y en desarrollo, aceptarían la aprobación de este proyecto en Aysén. No solo porque constituye un atentado contra la naturaleza, el medioambiente, el ecosistema, la calidad de vida de los ayseninos, sino porque ha estado plagado de vicios administrativos, alteraciones de informes, adulteraciones de documentos, trampas a la legislación ambiental (ridícula, pero legislación al fin). Pero, en nuestro país, a los depredadores se les hace el camino fácil y llano. Los poderosos muestran un total desprecio por la opinión y posición de la ciudadanía, de los ayseninos, de las organizaciones medio ambientalistas, de los defensores del ecosistema. Muestran una total indolencia por los destinos de nuestros recursos naturales, del clima, del planeta.

Crisis de avaricia

La supuesta carencia o necesidades apremiantes de energía que tendría el país son una falacia, una mentira, un engaño más de los tantos que nos han contado y nos tratan de contar los depredadores de Chile y del planeta. Nuestro país tuvo alguna vez una matriz energética, pero fue hecha pedazos por la avaricia empresarial y el arbitrio de la dictadura; hoy, los gobernantes ni siquiera hablan de una matriz energética, solo hablan del negocio de la energía que para ellos está en crisis. El primer componente de una matriz energética eficiente, limpia y responsable debiera ser el ahorro y la eficiencia energética; pero este componente apunta en sentido contrario a las ganancias rápidas y fáciles, de modo que no les interesa a los poderosos.

Lo único que les interesa a empresarios y gobernantes es el desmesurado afán de hacer dinero fácil, rápido y barato; los únicos urgidos son los empresarios de Endesa y Colbún que pretenden producir el monstruo, y los empresarios mineros privados del norte, para quienes produciría el monstruo. Los unos se apoderaron de las aguas chilenas por obra y gracia de la dictadura que le cedió los derechos de agua gratis y perpetuos; los otros se han apoderado de las riquezas cupríferas y mineras chilenas por obra y gracia de la dictadura y de una clase política corrupta y descompuesta. Así es fácil hacer negocios, con todo gratis y a destajo. Así es fácil reírse en la cara de todos los chilenos y tratar de imponer su arrogante voluntad mercantil.

Ni ahí

La clase política no se hace problema. Ellos sembraron esta infamia, ellos crearon esta ignominia, a cambio de finanzas para sus campañas electorales, de conservar sus gloriosos puestos políticos, parlamentarios, ministeriales, administrativos, garantizados por su bienaventurado sistema binominal. Otra infamia heredada de la dictadura y que estos sátrapas de la política no han querido cambiar por nada del mundo para no arruinarse sus vacaciones, sus doctorados, sus negocios y sus prebendas. Siguen no queriendo escuchar. Esta gente está ciega por el centelleo del poder. Viven en una burbuja. No solo porque viven más arriba de la cota mil, sino porque piensan que el mundo son ellos, que el mundo es para ellos. Importa un rábano la ciudadanía porque creen que con una buena campaña electoral o publicitaria a la ciudadanía la pueden convencer de lo que quieran; y para muestra un botón de presidente. Por lo demás, tampoco es que les interese convencer a toda la ciudadanía; solo se trata de engatusar a una pequeña parte de la pequeña parte de ciudadanos que participa de los procesos electorales, lo suficiente y conveniente para obtener “representatividad” y listo; luego, dentro de 4 u 8 años más repetir la receta. Así funciona esta gente.

Esto sigue

En declaraciones públicas efectuadas por el secretario ejecutivo de Patagonia sin Represas, Patricio Rodrigo, señaló que llegarán a la Corte Suprema para apelar la decisión puertomontina.

“Esperamos que ocurra una especie de Supremazo ambiental, que se recupere el estado de derecho que ha sido transgredido, que ha sido violado por distintos fallos y resoluciones que ha tomado la administración. En la actualidad, más del 74 por ciento de la ciudadanía ha salido a las calles diciéndole no a HidroAysén. Ese es un mensaje potente para el Gobierno, pero también para las autoridades judiciales del país a quienes se les exige que hagan cumplir el estado de derecho y que eviten que se transgreda la  normativa vigente”, señaló Rodrigo.

Pero también continuarán las movilizaciones para reafirmar la opinión y posición ciudadana. El mismo día que se conocieron las resoluciones de la Corte puertomontina hubo manifestaciones de rechazo en Puerto Montt, Coyhaique y Santiago. Los meses recientes plagados de movilizaciones sociales vienen a demostrar que ese es el único recurso que puede disponer la ciudadanía para hacer oír su voz, para levantar sus demandas, plantear sus reclamos, exigir sus derechos. En el conflicto sobre la cuestión de la energía y el medioambiente, como en tantos otros conflictos, no queda otro camino que seguir esa senda.

Foto: Protestas contra la instalación de Hidroaysén en Concepción. Mayo 2011.

Relacionados

HidroAysén: Chile herido

Se aprueba HidroAysén pese al rechazo general (+ fotos de la protesta en Concepción)

Entrevista: Bolivar Ruíz habla sobre planificación energética

Laraquetinos: ¡no a la termoeléctrica!

Exigen estudio de impacto ambiental para termoelectrica en Laraquete

Nuevamente se suspende la votación de la Termoeléctrica Pirquenes de Laraquete (+VIDEO)

Resumen Radio de la semana: Laraquete amenazado con una Termoeléctrica

Piñera anuncia normativas, preparando la construcción de 23 termoeléctricas más

Termoeléctrica en Laraquete: De la que no se habla

Ante rechazo vecinal, Río Grande no expone su proyecto de termoeléctrica.

Laraquete segundo basurero del Golfo de Arauco, después de Coronel

Endesa aparte de contaminar, destruye las casas de los vecinos.

El lobby termoeléctrico

Los cuestionamientos que complican a quienes decidirán la suerte de HidroAysén

Estas leyendo

Salvemos la Patagonia