Izquierda Autónoma conquista la FECH: Debacle de los partidos políticos en elecciones universitarias

altHistóricamente en nuestro país, las federaciones de estudiantes universitarias, han constituido antesalas de la irrupción de nuevas fuerzas políticas y transformaciones sociales.  Lo fueron así cuando se crea la Federación de Estudiantes de Chile (FECH), bajo el influjo de jóvenes anarquistas y las ideas latinoamericanistas de la primera reforma universitaria, lo fue así también en los 60 con la irrupción del MIR en la Federación de Estudiantes de Concepción (FEC) y la segunda reforma universitaria.

La reconstitución de las principales federaciones de estudiantes, tras la prohibición impuesta en dictadura, el año 1982-83, fue el inicio del gran levantamiento popular registrado en la Chile a partir de mayo de ese ultimo año.

Lo fue así también pero en sentido contrario cuando las juventudes políticas de la concertación dominaron las federaciones de estudiantes durante la post dictadura, mientras los gobiernos de la concertación perfeccionaban el modelo pinochetista, de privatización, lucro y exclusión en la educación.

Así una de las cosas que develó al país el conflicto estudiantil de este año 2011, fue que un importante número de federaciones universitarias eran dirigidas por jóvenes a quien los medios del poder denominaron “La Ultra”.   Pudimos constatar que los partidos administradores de este modelo, tanto de la concertación como la derecha, prácticamente no existían en el ámbito universitario y estudiantil, tal vez su mayor conquista a nivel nacional era la Federación de estudiantes de la universidad católica penquista.  Producto de ello se produjo un hecho que resultaba más que paradójico: el gobierno de los herederos políticos de Pinochet, tuviera como única forma de llegar e intentar interceder al interior del movimiento estudiantil al Partido Comunista (PC), el cual controlaba dos importantes federaciones en Santiago: la USACH (ex UTE) y la FECH.

El papel político jugado por PC y su juventud (la Jota), llevo a que la mayoría de los estudiantes vieran en Ballesteros (Usach) y Camila Vallejos (FECH) como operadores políticos del sistema, que lejos de representar los intereses del movimiento, intentaban posicionar sus figuras y su partido al interior de la institucionalidad (además de organizaciones gremiales en crisis terminal como la CUT o el Colegio de Profesores).

Sin duda es producto de ello que en las recién concluidas elecciones de la FECH la mediática Camila Vallejo fuera derrotada por una lista autodefinida como “Creando Izquierda”.  Sin embargo la derrota de la Jota en la Universidad de Chile, dejo otros datos bastante duros y concretos, como el hecho que después de muchos años la derecha queda sin representación en la mesa directiva de la federación, ya que las tres listas más votadas se autodefinen de izquierda.  El panorama para la concertación es aun más sombrío ya que su lista resulto octava entre nueve que competían y solo logro superar, por poco, a una pequeña facción trotskista.

Así la nueva mesa directiva de la FECH queda constituida por 2 miembros de “Creando Izquierda” (4.053 votos) sectores autodefinidos como autonomistas, herederos de La Surda, 2 miembros de las juventudes comunistas (3864 votos), y un miembro del Frente de Estudiantes Libertarios (FEL) quienes levantaron la lista “Luchar, creando universidad popular” junto a otros colectivos estudiantiles de izquierda radical (1816 votos).

Las otras listas quedaron muy por debajo: Gremialistas-UDI, 962 votos; Nueva Izquierda, 757 votos; Centro Derecha Universitaria, 753 votos; República Independiente, Autárquica y Anárquica de La Cochina Toma Casa Central UChile, 703 votos; Concertación 509 votos y Clase Contra Clase 359 votos.

Derecha y Concertación mueven sus piezas en nuestra zona

La elección de la FECH es un fuerte golpe para la derecha, que acaba de perder nuevamente en la cuna del gremialismo: La Universidad Católica.  Por este motivo las elecciones en la FEC se han constituido en el último objetivo para el gremialismo, el gobierno de Piñera quemará todas sus naves y recurrirá a todos los métodos a su alcance, para derrotar a la izquierda revolucionaria en el principal bastión de lo que ellos denominan “La Ultra”.  Para ello esperan contar con la dispersión del voto de izquierda anticapitalista, con el surgimiento de diversas listas.  

La concertación por otra parte apuesta a aliarse con la juventud comunista, para mantener bajo su control la Universidad Católica y a la espera de posibles divisiones al interior de quienes hoy dirigen la FEUBB.

Estas leyendo

Izquierda Autónoma conquista la FECH: Debacle de los partidos políticos en elecciones universitarias