Nuevo intento de ingresar a Chile realizó Hugo Marchant: El Ejecutivo lo echó

El segundo intento de volver pisar suelo chileno en menos de 48 horas realizó hoy Hugo Marchant Moya, ex militante del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria). El avión, procedente de Buenos Aires, llegó pasadas las 11 de la mañana y la Policía de Investigaciones lo mantuvo retenido todo el día para finalmente devolverlo a la Argentina.

Ayer ya había sido devuelto, después de todo un día a la espera de una resolución  judicial, en el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago. Esta mañana hizo un nuevo intento por ingresar al país luego de que la abogada Alejandra Arriaza, junto a su colega Alberto Espinoza, lograran que el Ministro de Fuero de la Corte de Apelaciones, Joaquín Billard Acuña, dictara una autorización por razones humanitarias para que el luchador social del MIR pudiese ingresar por quince días.

Su abogado, Alberto Espinoza, dijo que es el Ministerio del Interior el que está generando la traba para que se autorice la entrada de Marchant.

Alrededor de una treintena de personas se reunieron en el Aeropuerto para esperar que Hugo Marchant pueda encontrarse con sus familiares y amigos que no ve desde hace 19 años, cuando fue expulsado por el gobierno de Patricio Aylwin, amparado por las leyes Cumplido, que le cambiaron su condena de cadena perpetua por 25 años de exilio (destierro).

El diputado demócrata cristiano Sergio Ojeda, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados declaró que ya había hecho la llamada pertinente para que el Gobierno autorice el ingreso, pero hasta el momento todavía no hay un pronunciamiento del Ministerio del Interior.

Javiera Marchant Aedo, hija del ex mirista, dice que “es el colmo que después de 19 años mi padre todavía tenga prohibición de entrar al país. Se ha probado que él fue víctima de prisión política y tortura, lo cual consta en el informe de la Comisión Valech. Cuando lo tomaron detenido, todos sufrimos la tortura; mi hermano Pablo tenía cuatro años y yo nueve meses, y aprendí a caminar en la cárcel. Ya es hora de que luego de más de 20 años de retorno a esta supuesta ‘democracia’, yo pueda caminar libremente con mi padre por las calles de Santiago”.

A pesar de contar con un oficio de un juez, en el que se le autoriza -por razones humanitarias- el ingreso al país por 15 días, la Policía de Investigaciones (PDI) aún lo mantiene retenido, pues asegura que Marchant tiene otras causas por lo que son varios los tribunales que deben pronunciarse. Los familiares y amistades señalan que es una medida burocrática que sólo busca hacer tiempo, pues de no poder entrar a Chile a las 17 horas Marchant sería nuevamente enviado a Buenos Aires.

Noticia relacionada:

Fin al destierro (+ video)

Estas leyendo

Nuevo intento de ingresar a Chile realizó Hugo Marchant: El Ejecutivo lo echó