Sobre la Reconstrucción en Chillán

Sobre la Reconstrucción en Chillán

altA partir del 27 de febrero para muchos chillanejos cambió la vida. Si bien para algunos de nosotros sólo fue el susto del momento, para otros significó perder todo.

En el proceso, posterior al terremoto, son las autoridades de gobierno: nacionales regionales y locales quienes tienen la responsabilidad de dirigir los procesos de reconstrucción para todas aquellas familias que fueron afectadas y precisan de medidas que les permitan obtener solución en reparación de sus viviendas y en otros casos reconstrucción de ellas.

Inicialmente se solicitan a las directivas de juntas de vecinos catastro de daños de las diversas villas y poblaciones de Chillán, los que se hacen llegar al municipio. Así, también muchos vecinos se dirigen personalmente al municipio para solicitar la certificación de daños a través de la Dirección de Obras, departamento encargado de dicha tarea.    Muchos de los catastros ingresados por los dirigentes, fueron extraviados y, ante la necesidad, se hizo el mismo trabajo más de una vez.

A dos años del 27 de febrero, vemos que lamentablemente, el proceso de reconstrucción, del cual habla tanto el gobierno como las autoridades locales, no ha respondido a las necesidades de las personas. Vemos actores de distintas esferas políticas  repartiendo responsabilidades y evadiendo las propias. Mientras, los afectados, sólo ven lo lento del proceso, que las cifras entregadas no reflejan la realidad de ellos ni la del vecino,  que no están entre quienes tienen resuelto el problema ni entre quienes están en vías de solución. Esta incredulidad no es antojadiza, se basa en cómo ha vivido el vecino que perdió su casa y como ésta aún no se ha reparado ni reconstruido.

Nuestros vecinos damnificados de Chillán observan como las autoridades dan cifras y estimaciones de plazos, y cada uno se pregunta en qué cifra y plazo estoy yo?. También, quién o quiénes tienen la responsabilidad?.

Se producen situaciones en que el municipio no entrega la certificación de daños de forma oportuna (desde el departamento de Dirección de Obras), no se inscribe a los vecinos en Rukan (programa por el cual el gobierno otorga ficha de damnificado para los subsidios y posteriormente adjudica los recursos, responsabilidad del departamento de vivienda), lo que ha impedido que los vecinos puedan optar a un proyecto que les permita reparar o reconstruir sus viviendas.

Las Egis responsables del proceso de formulación de proyectos, no responden a las demandas de los vecinos, resultando ser ineficientes ya que no hacen su tarea dentro de los plazos que se requiere (no se formulan los proyectos que los vecinos requieren para optar a los subsidios y, más encima, desconocen esta situación, al no ser transparentes con ellos) lo que provoca que los vecinos quedan fuera de poder solucionar su problema. Se suma a ello que las constructoras, quienes son responsables junto a las egis de formular y concretar los proyectos, no han sido capaces de responder a las demandas y compromisos que asumieron con los vecinos quedando muchos con trabajos sin  terminar, mal terminados y en muchos casos sin siquiera iniciar.

En Chillán hay situaciones que se repiten en distintos sectores con demasiada frecuencia, muchos de los vecinos que confiaron en entidades, egis y constructoras, que  tomaron sus antecedentes y les ofrecieron solucionar sus problemas hoy están muy lejos de lograrlo, egis y constructoras, que debían formular los proyectos, fueron  ineficientes, y sólo han entrabado los procesos,  engañando a los vecinos, lo que queda demostrado al ver a muchos damnificados con certificado y ficha de daño, quedarse sin solución porque no se formularon los proyecto necesario para ellos. Un ejemplo puntual son los vecinos de la población Luis Cruz Martínez, quienes hoy, cumplidos los plazos que el gobierno dio para formulación de proyectos, no tienen reparadas sus viviendas y han quedado en esta situación ya que la egis Jundep y la constructora Vida Nueva no hicieron su pega, aún cuando los vecinos a través de sus dirigentes entregaron en abril de 2010, todos los documentos que se  requería para ello. No hay proyecto, no hay solución. Dos años del terremoto del 27 de febrero y aún los vecinos se preguntan cuándo es mi turno?.

Invitamos a los vecinos y vecinas a tomar cartas en el asunto, a seguir el ejemplo de Aysén y Calama, a decir Basta de abusos de las egis y constructoras, a decir Basta a la ineficiencia y falta de transparencia del municipio y sus departamentos, a decir Basta a las mentiras de las autoridades y del gobierno, a decir tu problema es mi problema, a decir nunca más solos, a decir Organización y Lucha.

Por el cambio de la política habitacional!!
Por el pago de un dividendo justo!!
Por reconstrucción Ahora!!

Andha Chile Ñuble
(Agrupación Nacional de Derechos Habitacionales)

Estas leyendo

Sobre la Reconstrucción en Chillán