Cero respuestas por parte de la autoridad Regional a marginados del proceso de Reconstrucción de Tomé.
En Tomé

Cero respuestas por parte de la autoridad Regional a marginados del proceso de Reconstrucción de Tomé.

altEn la tarde de ayer miércoles 07 de marzo se realizó una reunión entre autoridades del Serviu de la Región del Bio-Bío y dirigentes de la agrupación Pro-vivienda de Tomé que agrupa a comités de allegados y damnificados que quedaron al margen del proceso de reconstrucción, estos últimos producto de la inoperancia de las autoridades comunales y regionales.

 

Tras las conversaciones el ánimo no fue el mejor ya que prácticamente ninguno de los puntos del petitorio realizado tuvo una respuesta concreta. Sin embargo los más afectados fueron  los damnificados rezagados quienes según palabras del Secretario de Vivienda y Urbanismo ya no podrían ser incluidos como damnificados del terremoto a pesar de que cuentan con su certificado de inhabitabilidad y su condición real es igual o peor que al de cualquier otro damnificado.

 En la misma reunión dieron a conocer las inoperancias de las autoridades comunales ligada a la EGIS Municipal, pues son ellos los responsables de la situación que afecta a los pobladores por no realizar los trámites en su debido tiempo o incumpliendo con la entrega de los informes técnicos, los cuales son claves al momento de postular aun subsidio.

 Tras el cierre de esta nota los dirigentes veían los próximos pasos a seguir entre los que se ven el presionar a las autoridades comunales para subsanar ciertos procesos que aun están dentro de los plazos estipulados.

 A continuación reproducimos una nota que realizó Resumen, en la cual los vecinos organizados cuentan la situación en la que se encuentran.

 

Tras movilización Damnificados de Tomé se reúnen con intendente

 Tras la movilización efectuada el pasado 4 de febrero, cuando pobladores de diversos sectores de la comuna de Tomé se tomaron la carretera a la altura del sector Madesal, el intendente regional, Víctor Lobos, recibió este martes 7 de febrero a un grupo de dirigentes de un nuevo ente coordinador comunal pro vivienda, este agrupa a familias afectadas por las inundaciones del año 2005 y el terremoto del 2010 de los sectores de Cocholgüe, Madesal, Dichato, Frutillares, Las Araucarias, población Carlos Mahns y Loma Larga; por diversos motivos asociados a la ineptitud de instituciones municipales y del gobierno central, hoy carecen de solución al drama social que hoy viven producto de la falta de una vivienda digna.

La situación de los pobladores es angustiante, debido a que los plazos para ser incorporados a las políticas de reconstrucción están vencidos o a punto de vencer. Los pobladores denuncian al municipio por no certificar su condición de damnificados en los plazos establecidos, producto de lo cual perderían sus subsidios. Denuncian además al Serviu y al Minvu, por entregar información errónea que ha perjudicado a las familias damnificadas y acusan a las autoridades municipales y del gobierno de imponer dirigentes entre los damnificados, que han sacado provecho de los dineros fiscales destinados a la reconstrucción, mientras cientos de familias damnificadas de la misma comuna permanecen abandonadas y sin solución a sus problemáticas.

El intendente fijó una próxima reunión con los pobladores para fines de febrero, sin embargo los plazos para ser incorporados a soluciones especiales de vivienda vencerían antes de ese plazo, por lo que deberían “ganarse a la fila como cualquier chileno” y postular a los subsidios tradionales que establece el Estado.

altPoblación Carlos Mahns

Los pobladores denuncian a la seremi de vivienda que los indujo erróneamente a postular un tipo de subsidio que no les servía, debido a que su sector tiene carácter patrimonial, por lo cual los montos resultaban insuficientes, además, el subsidio no se condice con la condición social de las familias. Janette Vergara, quien padece una enfermedad catastrófica, señaló a Resumen: “Estoy viviendo en una mediagua desde el terremoto, con una baño que nosotros habilitamos, soy parte de las muchas familias de diversos sectores de la comuna que, a pesar de estar damnificados, estamos quedando fuera de todos los beneficios”.

altCampamento Madesal

A pesar de estar reconocidos como campamento por las autoridades, los pobladores de Madesal no pueden obtener subsidios de reconstrucción, debido a que sus viviendas no cuentan con agua ni alcantarillado, resulta paradójico que el gobierno haya entregado estos mismos servicios al campamento El Molino de Dichato, sin embargo no fue capaz de dejar un arranque de agua para estas familias, que deben obtener el vital recurso desde una vertiente muy contaminada, que los obliga a colar el agua antes de hervirla y que aún así, les ha traído numerosos casos de hepatitis entre los niños del sector

altVilla Las Araucarias

Esta sector construido originalmente para 60 familias el año 2005 (proyecto PET) y que hoy alberga a 211, tiene una serie de problemas acarreados con anterioridad al terremoto y agudizados con este. El colapso de la red de alcantarillado y las lluvias provocó un desprendimiento del cerro que deslizó casas hasta la misma línea el año 2005, durante el terremoto del 2010 se provocaron grietas en el terreno, que amenazan a los vecinos con nuevos desprendimientos, aun mayores en caso de nuevas lluvias. Sandra Vergara, dirigente del sector, señaló a Resumen que: “solicitamos un muro de contención, que asegure a nuestra Población de futuras tragedias, para ello demandamos de la autoridad 80 millones de pesos, para construir un muro de contención en base a gaviones, proyecto que ingenieros para Chile entregó a las familias del sector como alternativa. Las familias viven en la incertidumbre de afrontar una tragedia en el próximo invierno, además de denunciar la condiciones sanitarias “las redes de agua y alcantarillado, fueron construidas para 60 familias, hoy viven 211 y a ellas hay que agregar otros sectores que se conectaron a la misma red. Son las aguas negras las que provocaron el colapso del cerro”.

Cocholgüe

Siete familias de allegados, hijos de pescadores que perdieron sus viviendas, esperan ser incorprados a algún plan de viviendas. Traycy Cifuentes, representante de este grupo, señaló a Resumen: “Muchos se han beneficiado de subsidios injustamente, por ser amigos de aquellos que hoy deciden quien es o no damnificado, nosotros somos de Colcholgüe y vivimos en las casas de nuestros padres, en un sector que no solo afecto el mar, sino que además los desprendimeitos del cerro que presenta enromes grietas, una de ellas llega a hasta mi propia casa”.

altLoma Larga

María Vergara del sector Loma Larga, en representación de 62 familias, denuncia haber sido damnificada por las inundaciones del 2005 y haber perdido los subsidios otorgados entonces, por la lentitud de las autoridades en la entrega de soluciones de viviendas.

Villa Frutillares

América Corvalán, del Comité Frutillares, señaló a Resumen: “Llevamos años esperando y siendo postergados en nuestra solución de vivienda, nosotros tenemos los terrenos y la empresa constructora para terminar con nuestro drama de la vivienda; sin embargo, no podemos seguir siendo postergados a causa del terremoto, muchos de nosotros, de hecho. como allegados también somos damnificados y lo que esperamos del gobierno es una solución justa, nosotros sabemos que hoy el gobierno carece de terrenos, nosotros ofrecemos los nuestro para construir soluciones a los damnificados, pero también para nosotros, que por años esperamos la solución a nuestro problema”.

Relacionados

Dichatinos se toman el camino exigiendo solución a sus problemas

Tsunami paso a paso: los escandalosos errores y omisiones del SHOA y la ONEMI

Video: Expropiados de Bellavista afirman que no se irán

Dichato: Las mentiras y amenazas hechas a María Garrido

En Dichato: Visita y funa a Comisión de Vivienda del Senado

MCAD Informa: ¿Que ocurre en Dichato?

Damnificados: “El Ministerio de Vivienda habla de otro país”

Estas leyendo

Cero respuestas por parte de la autoridad Regional a marginados del proceso de Reconstrucción de Tomé.