El canje que hizo la Concertación para evitar que se dañara a Bachelet

El canje que hizo la Concertación para evitar que se dañara a Bachelet

Durante dos días las bancadas de diputados de la Alianza y la Concertación  dieron muestras de su mejor capacidad de negociación y muñequeo para evitar que se conformara una comisión especial para citar e interpelar al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, por la violencia innecesaria aplicada por fuerzas policiales de Carabineros en Aysén.

Pero la moneda o  mejor dicho la cabeza de cambio, fue tan o más valiosa que la de Hinzpeter, porque la Concertación logró mantener intacta la de la ex Presidenta Bachelet, a quien estaba dirigida esta nueva comisión que contaba con la venia de La Moneda y cuyo fin era poder hacer un juicio político a las autoridades del pasado gobierno por su actuación en el 27F, que de paso arrastraría a las FF.AA. y en especial al Ejército, a la Armada –duramente cuestionada por la actuación del SHOA-, pero también saldrían dañados el que fuera jefe del Estado Mayor Conjunto, general (r) Cristián Le Dantec y el comandante en Jefe de la Armada, almirante Edmundo González.

El mentor de la reapertura de la comisión 27F fue el jefe de la bancada UDI, Felipe Ward, que contó con el apoyo de su par RN, Cristián Monckeberg, lo que le significaría tener nuevo protagonismo y de alguna manera poder volver a la carga contra Carlos Larraín.  La idea de reabrir la comisión fue afinada el lunes en el Comité Político de La Moneda, pero les advirtieron que si su objetivo era “cazar” a Bachelet, era mejor desistir, porque ella es “incombustible”.

Tal como se había previsto, el martes, a la hora del almuerzo en el Congreso de Valparaíso, en ambas bancadas se trató el tema. Así, entre plato y plato se pudo saber con cuantos votos contaban en el oficialismo para levantar la comisión. Se negaron a su reapertura, por el costo que significaría para las Fuerzas Armadas, los diputados Ulloa, Moreira y Cardemil, que en definitiva eran minoría, pero astutamente plantearon que si se conformaba nuevamente la comisión, la Concertación no daría su apoyo y además atacaría con la creación de una comisión especial para ver el tema Aysén y de paso interpelar al ministro Hinzpeter y a la intendenta de la Región de Aysén, la RN Pilar Cuevas.  Esta posibilidad llevó a los jefes de bancada de la UDI y RN a negociar con sus pares de la Concertación que tenían claro que el objetivo no era otro que culpar de todo a Bachelet.

Desde la tarde del martes y hasta el anochecer del miércoles se negoció y se discutió con acaloradas intervenciones, pero se llegó al concordato y al canje: no habrá comisión alguna… por ahora, dice unos de los diputados que participó en la discusión en sala.

Estas leyendo

El canje que hizo la Concertación para evitar que se dañara a Bachelet