El Resumen de la Doris: Dolor de huesos.
En Salud

El Resumen de la Doris: Dolor de huesos.

¿Ha escuchado alguna vez hablar del “síndrome de la pierna de barómetro”? Si no lo ha escuchado antes es porque lo acabo de inventar. Si le suena familiar es porque quizá sea usted algún infeliz padecedor de dicho síndrome. Pero no se alarme, no es nada que tenga relación con dejar de comer ni fornicar, no así de grave.

Cuando a la abuelita Clementina le duele el tobillo, a la nona Irma le duele la rodilla o a la lela Margarita le duele el hombro, es porque va a llover. Es la regla de oro en cualquier región lluviosa como nuestra región de Concepción.  La abuela es la que le achunta al mal tiempo como si fuera bruja. ¿Carta sinóptica casera? Según los caperuzos en la materia, efectivamente nuestro cuerpo manifiesta dolencias o molestias al percibir los cambios climáticos. A esto se le llama “barrunto”, palabra que significa prever o conjeturar por alguna señal o indicio.

Todo tiene relación con la química. Y para que voy a andar con cosas, para entender bien la química es necesario tener una imaginación como la de Bob Esponja. Con lo siguiente se puede comprender un poco. Imagine que en el cielo hay nubes que cuando se frotan sueltan unas cosas que flotan en el aire que usted respira. Estas cosas están presentes en la atmósfera de la tierra siempre. Ahora piense que estas cosas son tan chiquititas que no las vemos. ¿Imaginó? Bueno, imagine ahora que estas tienen nombre, se llaman iones. Ahora imagine que estos iones tienen cargas eléctricas, positivas o negativas… ¿Ya está muy paranoico? ¿Puede respirar aun pasándose todos esos rollos? A continuación piense que estos iones entran a nuestro cuerpo a través de la piel, de la respiración. ¿Qué pasará si entran a nuestro cuerpo? Lo que pasa es que comienzan a provocar malestar o bienestar según su carga eléctrica. Sí fíjese, muchos de los problemas de salud que experimentan las viejas quejumbrosas no son producto de su imaginación, sino que se producen por culpa de los iones que anteceden los cambios climáticos.

¿Cuáles son los iones buenos o malos?

Como en la química algunas cosas andan al “veres”, los iones positivos son  malos y los negativos son buenos. De manera que cuando el ambiente se carga de iones positivos producto de los rayos ultravioleta que emite el sol, la contaminación, los calefactores, las estufas, provocan un ambiente sofocante en donde pareciera que no podemos ni respirar. En cambio cuando el ambiente esta cargado de iones negativos las personas experimentan bienestar tanto anímico como físico. Esto se debe a corrientes marinas, vientos, lluvias y descargas eléctricas. Es por eso que la ciudad pareciese que nos ahogamos, a diferencia de las sensaciones que produce el campo.

Previo a los temporales y las lluvias, la atmósfera se carga más de iones positivos y por eso que las moscas andan cargantes, el perro o el gato se ponen raros o inquietos y a la abuelita pita le duelen los huesos. Estos famosos iones positivos se pueden sentir hasta 3 días antes que se eche a perder el tiempo. Luego de que la lluvia y el temporal pasan, el ambiente se carga de iones negativos generando así una sensación de energía revitalizante, los dolores de huesos se van y el ánimo anda mejor. De ahí aquel dicho “después de la tormenta llega la calma”.

¿Como cargar un ambiente con iones negativos?

Los beneficios positivos que tienen los iones negativos para la salud son muchos. Por eso es importante saber cómo cargar un ambiente con iones negativos. Una de las formas caras es visitar grandes saltos de agua, ríos, cascadas, cosa difícil de encontrar a en nuestro país con la cosa de las forestales, mineras, hidroeléctricas. Ya casi no tenemos esas maravillas. Una forma económica es la hidroionización que consiste en rociar agua con un vaporizador dentro la habitación o ambiente que queramos cargar negativamente con iones. También podemos poner plantas. Estas aportan iones negativos a los ambientes.

Algunos de los beneficios que podemos obtener son:

  • Relajarnos con mayor facilidad.
  • Eliminar el estrés y la ansiedad.
  • Sufrir menos alergias.
  • Tener mejor memoria.
  • Que nuestra mente este más despejada.
  • Mejor funcionamiento del aparato digestivo.
  • Mejor funcionamiento del aparato respiratorio.
  • Mayor rendimiento físico y mental.

*fuente: http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=6

+ de la Doris

El Resumen de la Doris: El colesterol.

El Resumen de la Doris: A falta de jurel, buenas son las jibias.

El Resumen de la Doris: Nuestro cobre y sus propiedades.

El Resumen de la Doris: Por la próstata muere el pez

El Resumen de la Doris: Rojo fogoso pa’l invierno frío

El Resumen de la Doris: ¿Qué significa salud?

El Resumen de la Doris: El ají merken, pica la boca y la raja también.

El Resumen de la Doris: Pancito de Pascua y Colaemono

El Resumen de la Doris: alergia primaveral

El Resumen de la Doris: Pasó Agosto!!!

El Resumen de la Doris: A reciciclar el papel!

El Resumen de la Doris: Los vacunas de la AH1N1

El resumen de la Doris …La Primavera

El Resumen de la Doris: Los Ronquidos

El Resumen de la Doris: Los porotos con riendas

Estas leyendo

El Resumen de la Doris: Dolor de huesos.