Estudiantes indignados por el desinterés y desvinculación de la Universidad de Concepción

Estudiantes indignados por el desinterés y desvinculación de la Universidad de Concepción

alt

Indignación y preocupación manifiestan los/as estudiantes de Pedagogía en Español de la Universidad de Concepción por el descuido que la casa de estudio ejerce sobre las carreras educacionales que conforman la Facultad de Educación y Humanidades, demostrado en tres ejes principales: Prestación de servicios, Gestión e inversión, es decir, por el incumplimiento de contrato de ambas facultades.  Exigencias explicitadas en un petitorio que construyeron estudiantes organizados, comprometidos y conscientes de su rol transformador en la sociedad, las cuales responden a demandas que son históricas en la facultad de educación y humanidades.

 El primero expresa que cada facultad debe disponer y otorgar servicios de docencia e infraestructura, esto consiste en prestar personal docente para la formación de los estudiantes y adjuntamente otorgar espacios físicos para el estudio y la investigación, como, salas aptas que ofrezcan comodidad a cada uno de sus estudiantes.

 Ellos/as afirman que al comenzar el año académico, no disponían de salas que albergaran a todos los estudiantes, lo cual dificulta el proceso de enseñanza y aprendizaje. Situación que sucede año tras año, sin otorgar soluciones a la problemática de espacios. Por el contrario, la universidad excede los cupos para el ingreso a la carrera, sin proveer las condiciones mínimas para estudiar.

 Dentro de las demandas de los estudiantes de Pedagogía en Español se encuentra un segundo punto relacionado a la gestión. Han pasado tres años y aún los estudiantes no han sido insertados en el sistema educacional durante su formación. Una estudiante de la carrera comenta “Han pasado tres generaciones de estudiantes de pedagogía en español que no tuvieron pasantía en ninguna institución del sistema, debido a la no gestión y despreocupación del coordinador de prácticas y pasantías”.

 Otro estudiante agrega “Debido a la limitación de centros de pasantía ha pasado que en una institución educativa hay 25 estudiantes pasantes. Por lo demás aquellos que no son insertos en un centro, deben autogestionar su pasantía, lo cual es una complicación cuando se es oriundo de otras ciudades y cuando no se tiene el respaldo de la universidad”.

 Ante esto, surge el último eje, la inversión de la universidad para la formación y la parte investigativa de las carreras de pedagogía. La coordinadora de Pedagogía en Español afirma “De esta forma se actualizaría la malla curricular. Introduciendo nuevas materias, contextualizadas. Teorías en donde se reconozca nuestra identidad, donde se incluya teoría latinoamericana y el reconocimiento de lenguas. Para ello, nosotros debemos ser parte de la construcción de nuestra malla”.

 Sin embargo, como no existen rastros de inversión, se imposibilita la realización de un cambio curricular, causando que los centros de pasantía nieguen la inserción de los estudiantes de pedagogía en español en sus aulas. Situación que explicita la despreocupación por la formación de los estudiantes de pre grado.

 Por otro lado, los estudiantes exigen la eliminación de la teoría eurocéntrica basada en fundamentos y conocimientos europeos en la carrera. Suprimiendo de esta forma cualquier orientación ideológica que puede desplegarse a través de su nombre.

 El compromiso por la formación inicial y por la profesión docente que los estudiantes declaran, se basa en la crítica que realizan al actual sistema educacional y a las malas prácticas que la Universidad de Concepción niega mejorar. Propias de su rol lucrativo, en desmedro de las carreras de pedagogía y de la profesión docente en la sociedad.

Foto archivo, movilizaciones 2011

Estas leyendo

Estudiantes indignados por el desinterés y desvinculación de la Universidad de Concepción