Inversiones destruyen el Golfo de Arauco: La “ampliación” de Celulosa Arauco Horcones

Inversiones destruyen el Golfo de Arauco: La “ampliación” de Celulosa Arauco Horcones

altComo si fuera poco con la aprobación de la termoeléctrica Pirquenes en Laraquete, la empresa Celulosa  Arauco, lanzó su proyecto estrella que mejorará lo que han venido realizando hace más de 50 años: aumentar la producción contaminante  de celulosa con la creación de una nueva línea.

La  “línea III”, tendrá una capacidad máxima de producción de 1 millón 560 mil toneladas de celulosa al año, transformándose en la más grande del Grupo Arauco en Chile. La actual planta produce 300 mil toneladas al año, lo que implica adicionarle un millón 260 mil  toneladas más.

El proyecto de celulosa considera una gran caldera que ampliará su capacidad de generación de energía para asegurar el mayor consumo que demandarán las nuevas instalaciones, y vender el excedente, entre 140 y 160 MW al sistema Interconectado Central (SIC).

Estos datos pueden interpretarse simplemente como si “el proyecto de ampliación” fuera la construcción de 5 celulosas más,  o de otra forma, 5 veces más descargas de riles al mar, de vapores clorados, de lluvia ácida, de olores nauseabundos y toda la contaminación que viene  soportando la población del golfo de Arauco desde hace décadas.

Solo esta nueva “línea III” de la Planta Horcones, consumirá más de 4.500.000 toneladas de madera por año. Para esto se necesitan 300.000 hectáreas más de plantaciones forestales anualmente, que saldrán como siempre del retroceso del bosque nativo y los suelos destinados a la agricultura o ganadería, y amenaza con el etnocidio del pueblo mapuche.

El adorno para este megaproyecto es la construcción de un parque eólico, tecnología avanzada (avanzada a lo que existe, que es del año 1970) y obras sociales de mitigación que nadie sabe cuáles serán.

En esta fase inicial, la publicidad engañosa profesada intensamente por la empresa tiene expectante a la población, que viene de dar una dura lucha en contra de la instalación de la termoeléctrica Pirquenes, que a pesar del rechazo ciudadano logró su aprobación “sin un estudio de impacto ambiental”, en otra muestra más de la supeditación del poder político a los intereses de los grandes grupos económicos.

La propia planificación territorial de la región, obedece a los intereses de la familia Angelini propietaria del grupo Arauco, la construcción de la nueva ruta 160, la planificación de un nuevo puerto entre Lebu y Arauco, son, en definitiva, dineros con que el Estado subsidia a estos mega empresarios, mientras los habitantes de ésta, la provincia más pobre de Chile, continúan en el olvido y la miseria.

Las autoridades comunales también han demostrado su complicidad con este proyecto manteniéndose al margen y de paso descuidando su labor pública de defender a la ciudadanía, incluso borrando con el codo un acuerdo firmado en el 2011 de no permitir ninguna empresa contaminante en la comuna de Arauco.

La memoria de quienes deben proteger a la población y por lo cual se les paga, parece no recordar las explosiones de clorato de la celulosa que han tenido que evacuar los poblados o los derrames de trementina que han intoxicado a habitantes hasta Lota y Coronel. Parece increíble que no recuerden las energías radioactivas que se emplean en la fábrica y el temor que produjo en la población el comentado riesgo de explosión con el reciente terremoto de febrero del 2010.

La puerta abierta del gobierno para proyectos generadores de riquezas a costa de la muerte de personas, fue aprovechada groseramente por Celulosa Arauco, quienes quieren dar el golpe de gracia a la zona con el engaño de siempre: desarrollo y empleo para los pobladores.  Lo paradójico y que no es un engaño, es el retraso, deterioro ambiental y alta tasa de cesantía desde que existen aquí estas empresas.

El golfo de Arauco antiguo santuario ballenero, de una riqueza marina impresionante, desde Schwager a Punta Lavapies, paraíso para pescadores y mariscadores, hoy se encuentra agonizante, espera su golpe mortal con el inició de funciones de las dos nuevas termoeléctricas, Endesa y Colbún este año en Coronel y la concreción de esta Mega planta de celulosa en los próximos años en el sector de Horcones en Arauco.

Estas leyendo

Inversiones destruyen el Golfo de Arauco: La “ampliación” de Celulosa Arauco Horcones