La Defensoría Popular Concepción a la comunidad

Compañeros y Compañeras:

 Como integrantes de la Defensoría Popular Octava, tomamos la determinación de pasar a ser Defensoría Popular Concepción.  La cual tiene una motivación y sentido que explicamos en los siguientes párrafos y aprovechamos de agradecer a todos y todas, quienes contribuyeron a gestar la instancia para organizar la DEPOC .-

 La dictadura de Pinochet constituyó un proyecto ideológico que provocó traumas de grandes proporciones para el movimiento social, en franco ascenso desde fines del siglo XIX y que tenía al pueblo chileno en un momento crucial con el advenimiento del gobierno popular de Salvador Allende. En ese contexto de contrarrevolución, donde empresarios de inspiración neoliberal, militares formados en la doctrina de seguridad nacional y políticos gremialistas coinciden y plasman la constitución de 1980, para darle legalidad a las trasformaciones del Estado es que el país se ve primero impactado y luego excluido de las decisiones que lo afectaría: nuevo plan laboral, reformas de pensiones, transformaciones en los servicios sociales, un estado subsidiario y un largo etcétera.

 El territorio se ve también intervenido, implantada la doctrina de seguridad nacional se produce una reconceptualización del país, generando regiones más amplias que las antiguas provincias, establecidas en la idea del núcleo urbano y su hinterlnad (entorno), así las cosas, las regiones son conglomerados que organizan las diversas ciudades y localidades en un poder central que lo monitorea. Esto se estableció definitivamente con la CONARA (Corporación nacional de reforma administrativa) que establece el nuevo orden en 1974.

 Las regiones son organizadas en base al modelo de divisiones militares que poseen las distintas ramas de las fuerzas armadas, asignándoseles un número romano, de norte a sur, en una lógica vertical y homogeneizando el país, tal cual el estado requiere para naturalizar un poder omnímodo y centralizado, cuya cabeza es la región metropolitana, a la sazón, tampoco Santiago, sino que una especia de cerebro planificador.

La lógica y definición del territorio se con dice, por lo tanto, con una forma de entender el espacio, el territorio, el lugar donde los sujetos desarrollan su vida, el que asumamos esa lógica denota el triunfo de esa ideología hasta en nuestra calle, en nuestro lugar donde hacemos comunidad.

 Es por todo ello, que no somos un número no como personas ni como colectivo, no somos un rut, somos personas; pues bien, nuestra tierra tampoco es un número en lógica de cuartel, es una historia con nombres, con identidades, es Aysén, es Concepción y Valparaíso, es también Santiago, es el Wallmapu y Rapa Nui, son pueblos y naciones, no referencias organizacionales para estructurar mejor las formas de monitorear, de vigilar, de reprimir u ordenar.

Es por ello y en resumen, que no existe la VIII (octava) región, por lo demás históricamente nunca existió hasta 1974, existe Concepción y su hinterland, sus pueblos, campos y ciudades.

 Saludos a los y las que luchan.

 Defensoría Popular Concepción.-

Estas leyendo

La Defensoría Popular Concepción a la comunidad