Trizanos del Lleu Lleu: Grupo corrupto que se apoderó de la ex hacienda Lleu Lleu desata acciones contra sus hermanos

Durante la mañana del sábado 24 de marzo ha ocurrido un grave y lamentable hecho que involucra a comuneros mapuche de la zona del Lleu lleu.

Mientras navegaba por el lago, en las cercanías de la parcela 25 del sector Lleu Lleu, el lonko de la comunidad Juana Millahual, sector Rukañanco, Iván Llanquileo, fue víctima de un ataque a tiros desde la orilla, por parte de un grupo de personas de la familia Meñaco Santi y del círculo de el otrora líder mapuche, José Huenchunao.

¿Por qué le disparan a Iván Llanquileo?

El Lonko Llanquileo, figura destacada del movimiento mapuche en la zona, ha sido crítico de la forma fraudulenta y corrupta en que se traspasó la Hacienda Lleu Lleu a un sector de la comunidad Pascual Coña, en desmedro del resto de las familias que la conforman.

Recordemos que dicho territorio, entonces usurpado por un empresario, fue traspasado a la comunidad Pascual Coña, pero en la práctica quedó en manos de la familia Meñaco Santi y su parentela, los que, apoyados por las instituciones estatales chilenas, lograron hacerse de la directiva de la comunidad, falsificando las firmas de la mayoría de los miembros de ésta y negando el derecho a tierra de varios comuneros, según ellos, por ser parte de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), lo que no es así.

En la actualidad, Iván Llanquileo ha apoyado con fuerza la decisión de los comuneros sin tierra de la Pascual Coña, de ocupar un predio aledaño a la ex Hacienda, lo que molestó a sus actuales ocupantes. Este puede ser el motivo que tuvieron los atacantes para disparar contra el lonko Llanquileo.

La Parcela 25

Los comuneros sin tierra de Pascual Coña son quienes fueron perjudicados por la adjudicación arbitraria de la ex Hacienda, por tanto, son comuneros que continúan hacinados en espacios reducidos de tierra, dentro del título de merced de Pascual Coña.

Por eso, es que hace algunas semanas y con el apoyo de la mayoría de las comunidades ribereñas, han optado por ocupar la Parcela 25, la que estaba desocupada y no forma parte de la compra que Conadi hizo al Banco Security, y por tanto, no es parte de las tierras adjudicadas. La acción responde a la necesidad urgente de contar con espacios para sembrar y sobrevivir.

José Huenchunao contra su propia gente

El traspaso fraudulento de la Hacienda, ocurrido hace ya siete años, era de conocimiento de Huenchunao y en gran parte también fue de su responsabilidad. El no hacer nada para solucionar el problema, en este extenso tiempo, le pone sobre sus hombros una responsabilidad mayor.

En la ocupación de la Parcela 25 por parte de los sin tierra y el enojo injustificado de los Meñaco Santi, se esperaba una acción mediadora o de mayor altura de miras, por parte de Huenchunao; sin embargo, éste concurrió al lugar en una oportunidad a increpar y a amenazar a sus hermanos, con la justificación de que aquellos terrenos les habían sido asignados por Avelino Meñaco a él y su grupo, como parte de una promesa de 50 hectáreas. Las amenazas se cumplieron el sábado 24 contra Iván Llanquileo.

Al día domingo 11 de marzo, Huenchunao junto a Meñaco concurren a la Parcela 25, fuera del predio comprado por Conadi, a asignar chacras a los comuneros de la Pascual Coña beneficiarios de derechos dentro de la compra. Varios de ellos se opusieron a tal acto y prefirieron no recibir chacras.

José Huenchunao, el otrora emblemático líder mapuche, ha optado por validar las injusticias cometidas y ha apoyado a los Meñaco, a tal punto de acompañarlos en su búsqueda infructuosa de aliados. Lo más grave sin embargo, es que quien se creía defensor de su pueblo, esté hoy disparando contra su propia gente.

En estos últimos días, estas personas han iniciado la construcción de una pequeña casa o garita de vigilancia en un sector limítrofe, entre la parcela y la ex Hacienda Lleu Lleu. La acción cuenta con el apoyo del grupo de José Huenchunao, aquellos que dispararon contra Iván llanquileo el día anterior, y (lea bien esto) Carabineros de Chile.

Injusticias en nombre de la lucha mapuche

El predio comprado, de 241 hectáreas, está prácticamente en su totalidad ocupado y cercado por las cuatro familias que tienen casas allí, que son Avelino Meñaco, dos de sus hijos y su cuñado. Al resto de los beneficiarios se les asigna anualmente una hectárea para chacra, la que este año sería asignada fuera del predio, y precisamente, en la Parcela 25, donde los sin tierra han iniciado trabajos de limpieza para sembrar.

Palabra no cumplida

Por otro lado, los Meñaco no sólo han perjudicado a la comunidad Pascual Coña, también mantienen serios conflictos con vecinos de otras comunidades. Es el caso de algunos comuneros de la comunidad Caupolicán, con quienes se comprometieron a devolver un retazo de terreno a la entrada de la ex Hacienda, acuerdo que ahora desconocen.

El martes 20 de marzo se generaron incidentes en ese sector, de los que se hizo eco en la prensa local (ver nota de diario La Estrella de Concepción, del 21 de marzo de 2012, pag. 7).

La ex Hacienda Lleu Lleu, el laboratorio de la inteligencia chilena

En otro aspecto que cabe señalar, desde su traspaso, o quizá desde antes, la comunidad Pascual Coña ha sido utilizada como laboratorio para probar fórmulas de desarticulación social, que posteriormente han sido aplicadas en otras zonas de conflicto en Wallmapu y que en la administración Piñera se han transformado en una política de asignación de tierras, a través de CONADI, transformándose en una especie de departamento de “contrainsurgencia mapuche”, donde todas las decisiones y acciones se toman con criterio de inteligencia y control social.

Plano de la ex Hacienda Lleu Lleu en manos de 4 familias y la Parcela 25, demandada por varias familias mapuche sin tierra.


Estas leyendo

Trizanos del Lleu Lleu: Grupo corrupto que se apoderó de la ex hacienda Lleu Lleu desata acciones contra sus hermanos