Bill Gates, Monsanto y la eugenesia

Después de hacerse público que la fundación Bill & Melinda Gates –la creación filantrópica del fundador de Microsoft, Bill Gates– había comprado 500.000 participaciones de Monsanto en el 2010, valoradas en mas de 23 millones de dólares, quedó abundantemente claro que esta fundación, benévolamente llamada organización benéfica, tiene otra cosa en mente que erradicar la enfermedad y alimentar a los pobres del mundo[1]. Resulta que el legado de la familia Gates tiene largas raices en los asuntos referentes al control de los sistemas mundiales, incluidas las areas de tecnología, medicina y ahora agricultura.

 La Fundación Gates, también conocida como el fondo exento de impuestos de la Familia Gates, está actualmente envuelta en el proceso de invertir billones de dólares en nombre del humanitarismo, para establecer un monopolio global dominado por plantas y semillas genéticamente modificadas. Y basados en el historial de la implicación en asuntos mundiales de la familia Gates, parece ser que una de sus metas, a parte del establecimiento del control corporativo sobre las fuentes alimentarias del planeta es la de reducir de paso la población mundial en una cantidad significante.

William H. Gates Sr., antiguo responsable del grupo eugenesista Planned Parenthood (Paternidad/Maternidad Planeada)

William H. Gates Sr., padre de Bill Gates, es el antiguo responsable del grupo eugenesista Planned Parenthood (Paternidad/Maternidad Planeada), una organización a la que se le lavó la imagen y que tuvo su origen en la American Eugenics Society (Sociedad Americana de Eugenesia). En una entrevista con Bill Moyers en 2003, Bill Gates admitió que su padre era el responsable de Planned Parenthood[2], que fue fundada bajo el concepto de que todos los seres humanos son “reproductores insensatos” y “malas hierbas humanas” que necesitan ser erradicadas de forma selectiva.

 Gates también admitió durante la entrevista que la participación de su familia en temas reproductivos a través de los años ha sido muy extensa, dando como referencia su propia adhesión a las creencias del eugenista  Thomas Robert Malthus, quien opinaba que la población mundial necesita ser controlada a través de restricciones reproductivas. Aunque hoy en dia Gates mantiene que tiene otro punto de vista diferente, parece ser que las iniciativas de su Fundación son una estrategia Malthusiana modificada, que reduce mucho más discretamente las poblaciones a través de vacunas y alimentos genéticamente modificados.

 La Fundación Gates ha invertido cuantiosamente en la transformación de los sistemas agrícolas Asiáticos y Africanos a OGM

“salud reproductiva de la población” es significante porque Gates padre es co-presidente de la Fundación Bill & Melinda Gates[3]. Este veterano eugenista “guía la visión y dirección estratégica” de la Fundación Gates, que actualmente está fuertemente centrada en forzar OGM (Organismos Modificados Genéticamente) en Africa a través de su financiación de la Alianza para una Revolución Verde en Africa (Alliance for a Green Revolution in Africa AGRA).

 La Fundación Gates admite haber entregado al menos 264.5 millones de dólares en subvenciones con obligación a AGRA [4] y también contrató a Dr. Robert Horsch –un antiguo ejecutivo de Monsanto que formó parte de la empresa durante 25 años y que desarrollo el producto Roundup– para liderar AGRA en el 2006. Según un reportaje publicado en La Via Campesina en el 2010, el 70% de beneficiarios de AGRA en Kenia, trabajan directamente con Monsanto, y casi el 80% de la financiaciónde la Fundación Gates está destinada a la biotecnología[5].

 El mismo reportaje explica que la Fundación Gates garantizó 880 millones de dólares en Abril del 2010 para crear el Programa Global de Agricultura y Seguridad Alimentaria Global (siglas en inglés GAFSP), que es un fuerte promotor de OGM. El GAFSP, por supuesto, fue el responsable de facilitar 35 millones de dólares en “ayuda” al destrozado Haiti para ser utilizados en implementar sistemas agrícolas y tecnologías OGM.

En el año 2003, la Fundación Gates invirtió 25 millones de dólares en “investigación de modificación genética para desarrollar semillas enriquecidas con vitaminas y proteinas para los pobres del mundo”, una iniciativa a la que muchas organizaciones benéficas y grupos de agricultores internacionales se opusieron contundentemente[6]. Y en el año 2008, la Fundación Gates concedió 26,8 millones de dólares a la Universidad de Cornell para investigar sobre trigo genéticamente modificado, que es el próximo gran cultivo en el punto de mira de cultivos genéticamente modificados de Monsanto[7].

 

Si controlas la agricultura, controlas las poblaciones del mundo

Los vínculos entre la Fundación Gates y Monsanto y la agricultura corporativa en general, dicen mucho sobre su verdadera agenda, que se basa e crear un sistema de control monopolístico a escala mundial en cada area de la vida humana. Vacunas, farmacéuticas, OGM, control reproductivo, manipulación climática, calentamiento global. Estos y muchos otros puntos de acceso son los medios por los que la Fundación Gates está haciendo grandes progresos para controlar el mundo pretendiendo estar ayudando a mejorarlo y salvarlo.

En vez de promover una verdadera soberanía alimentaria y tratar los problemas políticos y económicos que generan pobreza, Gates y compañía han adoptado la promoción de la agricultura controlada por corporaciones y paradigmas médicos que solo lograrán esclavizar aún mas a los mas pobres. Es abundantemente evidente que los OGM han destrozado a grupos ya empobrecidos aniquilando sus sistemas agriculturales nativos, como se ha visto en la India[8].

Puede que algunos digan que los esfuerzos de Gates se centran exclusivamente en el dinero, mientras que otros dicen que la motivación es el poder y el control. Quiza sea una combinación de ambos, Gates sigue en la brecha de promover sus propias inversiones comerciales, que incluyen la compra de participaciones de Monsanto mientras, simultáneamente, invierte en programas para promocionar a Monsanto.

Cualquiera que sea el caso, no se puede negar que Gates tiene ahora un interés directo en el éxito de la diseminación de OGM de Monsanto en el mundo. Y ya que Gates está abiertamente facilitando el crecimiento de Monsanto en nuevos mercados a través de sus “esfuerzos humanitarios”, está claro que la familia Gates está confabulada con Monsanto.

“Aunque  Bill Gates intente decir que la Fundación no está conectada con su negocio, de hecho es todo lo opuesto: la mayoría de sus donaciones acaban favoreciendo las inversiones comerciales del magnate, sin realmente “donar” nada, en vez de pagar impuestos a las arcas del Estado, él invierte sus beneficios donde le favorece económicamente, incluyendo la propaganda sobre sus supuestas buenas intenciones” escribió Silvia Ribeiro en el diario La Jornada en 2010.

“Al contrario, sus “donaciones” financian proyectos tan destructivos como la geoingeniería o la sustitución de medicinas naturales comunitarias por medicinas patentadas en las zonas mas pobres del mundo… Gates tambien está involucrado en destruir la agricultura rural en el mundo, principalmente a través de la Alianza para una Revolución Verde en Africa (AGRA). Funciona como un caballo de Troya para privar a los granjeros pobres de Africa de sus semillas tradicionales, reemplazándolas primero por semillas de sus compañías y finalmente por OGM.”

Extraído: laindependientedigital.net

Estas leyendo

Bill Gates, Monsanto y la eugenesia