El cerro La Colonia se cansó de Endesa, exigen indemnización por daños

El cerro La Colonia se cansó de Endesa, exigen indemnización por daños

alt

“tus millones son nuestra desgracia” esto se podía leer en una de las entradas de la termoeléctrica Bocamina dos de Endesa, rayado realizado por los pobladores del Cerro La Colonia que desde el miércoles se encuentran movilizados exigiendo una indemnización por los años que han debido soportar la contaminación primero de la Bocamina uno y ahora de dos centrales termoeléctricas de la transnacional española Endesa.

Los vecinos de este histórico cerro antes de manifestarse con acciones públicas entregaron a Endesa una carta en la cual presentaban su problemática y exigiendo el pago de una indemnización que asciende a 60 millones de pesos por familia, sin conseguir respuestas los pobladores comenzaron su movilización impidiendo la entrada de los trabajadores a las faenas de la termoeléctrica, carabineros fiel en la defensa del empresariado, se presentó en el lugar reprimiendo a los manifestantes. En esta primera jornada resultaron 10 personas detenidas y numerosos pobladores heridos  producto de golpes propinados por carabineros.   El día jueves las manifestaciones continuaron, ya que Endesa aun no conversaba con los pobladores. Antes de las cinco de la mañana, los vecinos se instalaron en las entradas de la empresa, carabineros nuevamente reprimió.  Un hombre fue detenido y hasta la tarde del jueves aun no era dejado en libertad. Las manifestaciones continúan hasta que reciban una respuesta satisfactoria por parte de Endesa, por su parte fuerzas especiales de carabineros resguarda todas las entradas de la empresa para así apartar a los vecinos y resguardar la entrada a los trabajadores de la faena.

Los pobladores del cerro la Colonia han denunciado reiteradas veces cómo los trabajos de esta empresa han destruido sus viviendas con los constantes movimientos. Recordemos la serie de socavones que se presentaron en este cerro producto de la extracción de agua de las napas subterráneas que realizaba Endesa, poniendo en constante riesgo a los habitantes. Asimismo la invasión no solo ha sido con la infraestructura de la empresa, sino que también con canchas de acopio de carbón emplazadas a espaladas  y a metros de las casas en terrenos que antes eran de Enacar y que servían de paseo para los pobladores.

La contaminación que produce la termoeléctrica ha afectado la calidad de vida de las personas, el material particulado que expulsa produce daños físicos como enfermedades respiratorias, e igualmente han contaminado el mar, principal recurso de los coronelinos del cual se alimentaban y era también su fuente de trabajo.

Bety Gómez, vocera de los manifestantes, nos cuenta  “Endesa llegó en 1969 a instalarse en este sector, se demoraron 30 años en poner un filtro que amortiguara la contaminación que producían, en la actualidad llegó este monstruo la Bocamina dos sin contemplar a los vecinos. A menos de 300 metros de nuestras casas la empresa bota camiones y camiones de cenizas, debemos soportar también los ruidos que produce y que a muchos de nuestros vecinos que trabajaban en el mar les hayan quitado su fuente laboral. Nos cansamos”.

Los pobladores se resisten a dejar el cerro La Colonia, indican que ellos se asentaron primero y que Endesa se instaló sin considerarlos, pero la contaminación emitida por las termoeléctricas, las pesqueras, chipiadoras y cementeras ubicadas en el sector no les dejan más remedio que irse. Esta política de erradicación representa los intereses del empresariado portuario, energético y forestal  que  han invadido esta comuna, al amparo del municipio y el Estado.

Pobladores logran acuerdo con Endesa, pescadores, algueras y chinchorreros permanecen en la incertidumbre

La Colonia, patrimonio de Coronel

Endesa continúa perturbando la vida de los vecinos del cerro La Colonia

Aparece nuevo socavón en el Cerro La Colonia

Caleta Maule rechaza una nueva termoeléctrica

Estas leyendo

El cerro La Colonia se cansó de Endesa, exigen indemnización por daños