El oro de Cajamarca: La maldición de Atahuallpa

Mi anterior artículo fue sobre Espinar (3492 msnm), Cuzco, la capital del Imperio Inca en la sierra sur del Perú, al sur del Perú, con una altitud de y con una población mayoritariamente quechua. Ahora voy a hablar de Cajamarca, en verdad de Celendín (2662 msnm) al norte del Perú, limitando con Ecuador y con una población monolingüe en castellano. El problema es el mismo: campesinos que necesitan agua. Pero mientras unos ya no la tienen los otros quieren y pueden conservarla.

Si el Cuzco fue la capital Inca en Cajamarca es donde se produce el encuentro entre Atahualpa y Pizarro. En prisión, Atahualpa ofreció a cambio de su liberación llenar dos habitaciones de plata y una de oro “hasta donde alcanzara su mano”, los españoles aceptaron y de inmediato se mandó la orden a todo el imperio Inca de que enviasen la mayor cantidad posible de oro y plata hacia Cajamarca. Después de cumplir su parte los españoles lo sentenciaron a muerte por idolatría, fratricidio, poligamia, incesto, pacto con el diablo y alguna otra cosa más que para eso eran imaginativos los españoles.

Por cierto no todo el oro llego. Cuando los indios que lo traían supieron de la muerte de su Emperador lo enterraron o lo echaron a algún río o laguna, según donde estuvieran. Ahí está cuidado por los muquis. Si ves algún brillo mientras paseas por los Andes peruanos no te acerques que los muquis pueden perderte o volverte loco.

La empresa Yanacocha se acercó un día a la Laguna El Perol admirada por su brillo. En efecto, es una laguna que tiene oro en el fondo, es un perol cuidado por los muquis. Y quedaron locos. Y creyeron que se podía secar no sólo una sino que cuatro lagunas sin afectar seriamente la agricultura. No sólo la de Celendín sino que, como ahí nace el agua, la de toda la cuenca. La costa peruana es como Arica, no llueve, el agua que tiene el departamento de La Libertad es la que viene desde Cajamarca.

Luego vino Ollanta, se acerco a la laguna y quedo loco. Cree que como el hombre es imagen y semejanza de Dios puede crear lagunas a su antojo. En efecto, declaró: “exigimos a la empresa a que no vengan a hacer reservorios de cemento, queremos la construcción de lagunas modernas para ese trasvase con tecnología de punta, y en ese sentido exigimos a la empresa que haga un mayor número de lagunas”. Que me perdonen mis amigos chilenos pero está frase le gana a cualquiera de las de Piñera. Del pisco y la papa discutimos otro día en estupidez presidencial punto para Perú. Lamentablemente, el ser humano aún no ha aprendido a hacer lagunas. El proyecto Conga se basa en enfoques del siglo XIX y XX (“el ser humano es capaz de reemplazar a la naturaleza” y “los elementos de la naturaleza no tienen relación entre sí y los podemos modificar a nuestro antojo”) que no son capaces de enfrentar el principal desafío del siglo XXI: la disponibilidad de agua en un contexto de cambio climático.

Luego vino Valdés, el Primer Ministro, se acercó a la laguna y quedo loco. Resulta que no puede distinguir un conflicto social de una guerra. Dice: “voy a llevar la paz a como dé lugar”. La diferencia entre un conflicto y una guerra es obvia: uno se resuelve, el otro se combate. Y lo que está haciendo Valdés es combatir. Lleva más muertos en su haber que meses en su ministerio. Ya llegan a casi una docena de victimas de su incapacidad de dialogo. Juan Scheput comentando esto dice que escucho a los comuneros decir “Presidente ¿por qué me mandas matar?”

Luego vino el jefe policial de Cajamarca, se acercó a la laguna y quedó loco. “Encontró” una molotov en el aeropuerto y declaró alerta máxima como si una molotov sin prender fuera algo más que una botella de combustible. Se cerró el aeropuerto todo el día para “desactivar” la molotov Al propósito ¿Cómo se desactivan? ¿Es necesario romper la botella o solo vaciarla? La coincidencia es que ese día llegaba a la zona el padre del presidente, don Isaac Humala, ex militante del PC peruano y abogado laboralista que está a favor de los campesinos en contra de su propio hijo. Pero eso no ha sido impedimento para que la familia Humala se manifieste. La hermana, Ima Sumac, estuvo entre los manifestantes en Francia.

Los que no están locos son los pobladores de Celendín y Cajamarca. No van a caer en la provocación. Su protesta es evidentemente pacifica. Si el primer día hubo un mitin masivo ahora prefieren otro tipo de actividades. Igual se puede cerrar una calle con piedras y palos que con partidos de fútbol, bicicletadas, obras de teatro o saliendo a pasear con las mascotas. La directiva del Comando Unitario de Lucha Regional bien lo podría haber redactado el Ministro de Cultura: “Llamar a los comités de fiestas de carnaval, bandas de músicos, artistas, clarineros, grupos de danzas y teatro a participar de actos culturales, de celebración y animación en calles y plazuelas de nuestra ciudad” “Invitar a la ciudadanía cajamarquina en general a embanderar sus viviendas con el pabellón nacional y banderas verdes y carteles de CONGA NO VA!, CONGA ES INVIABLE!; AGUA SI, ORO NO!” “Convocar a los jóvenes a realizar actividades deportivas y culturales (como bicicleteadas, maratones, desfile de motos, proyecciones de videos, campeonatos de fulbito y fiestas en las calles) con símbolos que expresen la defensa ambiental de Cajamarca”. El gobierno quiere causar una derrota policial y militar. Los cajamarquinos no la van a permitir. Por eso sus protestas son más inteligentes y moralmente superiores a los de la represión. Es tan evidente que la marcha es pacifica que las mamas marchan con sus hijos.

Jornada de Lucha en Francia: Alfredo Pita con Ima Súmac Humala y Kyra Grieco, una amiga italiana que acaba de llegar de Celendín.

Fuentes

Declaraciones de Ollanta Humala:

http://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/peru-necesita-plan-minero-de-newmont-pero-con-cambios

Scheput comenta declaraciones de Váldes:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=etDT5GkRVtk

Comunicado del Frente Unitario de Lucha

http://www.caballeroredverde.blogspot.com/

Nota. Agradezco a las personas que hicieron de mi nota de Espinar una de las más compartidas de Resumen. La solidaridad de Concepción fue mayor de lo que yo esperaba. Eso es algo que crea obligaciones morales. Aceptando la invitación de los editores me comprometo a hacer una historia de las últimas luchas campesinas en el Perú para la edición en papel.

Foto: viajesreales.com

4 muertos en Espinar: Las minas en el Perú tiene color sangre

Estas leyendo

El oro de Cajamarca: La maldición de Atahuallpa