Sueldo Ético

Sueldo Ético

Sr. Director:

Doscientos cincuenta mil pesos (chilenos), un sueldo ético. Sin embargo, estimo que cuando hablamos de sueldo ético, estamos hablando de todos los niveles de sueldo: si se quiere, de un mínimo y también de un máximo… este último es causa también de la mala distribución de la riqueza de nuestro país, o de la injusticia en nuestro país.
Cuando no se tiene en cuenta la justicia como virtud que establece el justo medio que encamina a la perfección de la persona —y por consiguiente a su felicidad-, damos pie a que surja el descontento que tiene como manifestación el crimen o la delincuencia en todas sus expresiones. Éstas son manifestaciones del descontento social en el que estamos cayendo, de la desconfianza que surge cuando el ejecutivo, el legislativo y el judicial entran en acción a “resolver los problemas de la población”.
Sí, un sueldo ético máximo también es necesario para que haya verdadero progreso social, es decir, progreso en lo material y en lo moral. Pero para eso deben dejarse de lado ciertos supuestos macroeconómicos de la mentada economía neoliberal (que en el fondo fomentan el egoísmo de algunos sectores, dejando de lado lo que es verdaderamente justo para todos), para dar paso a una economía más humana, más equilibrada, más justa. Se necesitan unos gobernantes valientes (o virtuosos) para poner esto en el “tapete” de las conversaciones y de las decisiones de país, si realmente se quiere educación gratis para todos, sueldos justos o verdaderamente adecuados, tecnologías alternativas que respondan efectivamente a las necesidades de la población y del medioambiente, y si realmente se quiere acabar con la delincuencia…

Lo que señalo no es nuevo, se puede hacer. Hay países en Europa que lo han podido implementar (y no precisamente son los países más afectados por la crisis económica mundial). En estos países los índices de delincuencia son bajísimos a todo nivel, porque las personas no están enfocadas en lo que no tienen, sino en lo que han logrado. Miran con esperanza el porvenir: invierten porcentajes importantes en educación, en implementar tecnologías alternativas. Las empresas trabajan verdaderamente en la RSE, que no son solo gestos de filantropía, sino que son un efectivo medio de crecimiento material y moral para todos.

Sin embargo, para todo lo anterior, se debe considerar que los impuestos, sueldo ético y todo ingreso que tenga el estado y particulares, sean una herramienta efectiva de justicia distributiva. Evitando dejar en “manos” de la volátil economía neoliberal los proyectos de crecimiento de todos los chilenos.

Dieter Erbo Acosta
Prof. de Filosofía UCSC

Estas leyendo

Sueldo Ético