Fundación Sol dice que pobreza no indigente aumentó y Melero defiende el sistema

La Fundación Sol criticó la metodología usada por la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen), asegurando que la pobreza no indigente aumentó levemente, de un 11,4 a un 11,6 por ciento, lo cual tiene directa relación con la mala calidad del empleo. Por su parte, el presidente dela UDI, Patricio Melero, defendió el modelo de desarrollo que se aplica, afirmando que “hemos avanzado y hay que duplicar los esfuerzos para que ningún chileno siga sufriendo de carencias básicas”.

El economista e investigador de la Fundación Sol, Marco Kremerman, dijo que efectivamente la pobreza en el país disminuye, aclarando que ésta se refiere a “todas aquellas personas que en Chile están viviendo con menos de 36 mil pesos al mes en zonas urbanas”. Sin embargo, recordó que en el país “el límite para ser pobre o no estadísticamente es de 72 mil pesos al mes”.

Kremerman dijo a radio Cooperativa que la crítica hacia el modelo apunta a que este genera mucha riqueza, pero no llega a toda la población.

A renglón seguido sostiene que “el gran problema tiene que ver con la pobreza no indigente, porque en el nivel de ingresos que tiene Chile —donde nos acercamos a un PIB por persona ajustado por poder de compra superior a los 17 mil dólares— uno esperaría que estuviéramos discutiendo de otras cosas: de que las personas consiguen buenos trabajos y a través de esos trabajos pueden salir de la pobreza, pero aquí nos encontramos que la situación de las personas que están en pobreza no indigente se mantiene o aumenta levemente, de un11,4 aun 11,6 por ciento”, lo cual tiene que ver con la mala calidad del empleo.

“Efectivamente tenemos un número importante de empleos creados en esta administración —688 mil—, sin embargo, cerca del 85 por ciento son empleos de servicio doméstico, familiar no remunerado, por cuenta propia o asalariado con contrato, pero tercerizado, que es bastante inestable y con condiciones mucho más precarias que las de los trabajadores contratados directamente”, mencionó.

Además, precisó que más llama la atención cuando se menciona que las mujeres son el principal objeto del aumento de fuentes laborales, 373 mil nuevo trabajos, porque la situación es “más grave, porque el 98,6 por ciento de esos empleos están bajo las características que mencioné anteriormente”.

Para el economista, los resultados de la Casen 2011 muestran que hay una discusión a nivel país que está pendiente y que no se puede seguir evadiendo y es que “la línea de la pobreza en Chile está construida en base a patrones de consumo del año 1987, por la Encuestade Presupuestos Familiares de ese año”.

“La realidad ha cambiado profundamente, la economía chilena ha crecido bastante en este tiempo y para poder llegar a fin de mes no hay los mismos estándares que hace 20 ó 25 años”, explicó.

Asimismo, argumentó que “en Chile la educación y la salud no son gratuitas y no existen ciertos derechos básicos garantizados, lo que hace que el costo de la vida sea aún más caro”.

Kremerman también recordó el estudio de 2008 publicado por el actual ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en el que recomendó utilizar dichos patrones de consumo y “con ello la línea de la pobreza aumentaba en torno al 30 por ciento”.

Para el economista, la línea de la pobreza “debería ubicarse actualmente por lo menos en 92, 93 mil pesos. Nosotros estamos trabajando en actualizar esa línea de la pobreza, y el valor debería ser incluso un poco más alto”.

Añadió que unas de las conclusiones que se pueden sacar de la encuesta es que la pobreza está disminuyendo a tasas lentas, explicando que “mientras la economía, el PIB entre 2009 y 2011, cuando se toma esta encuesta, creció 11,3 por ciento, y la pobreza sólo se redujo un 4,3 por ciento”.

“Si uno compara la Casen del 2006, un año de no crisis, contra el 2011, el PIB en Chile crece un 21 por ciento y la pobreza aumenta un 3,6 por ciento, pasando de 13,9 (2006) a 14,4″, señaló.

“Aquí también hay una crítica al modelo, al sistema que Chile ha llevado a cabo: un sistema que genera mucha riqueza, pero que no está llegando a toda la población, no se está distribuyendo bien y está dejando en situación de vulnerabilidad a muchas familias”, agregó.

Melero defiende el sistema

Para el presidente dela UDI, Patricio Melero, los resultados que arrojó la encuesta Casen demuestran que “hemos avanzado y hay que duplicar los esfuerzos para que ningún chileno siga sufriendo de carencias básicas”.

“Las mejores cifras de disminución de la pobreza son una expresión incontrarrestable de que el actual modelo de desarrollo funciona y es exitoso en generar más equidad y mejor calidad de vida”, sostuvo.

Respecto a los detractores del modelo, el dirigente gremialista dijo que estos han sufrido una derrota en “sus teorías revisionistas y deberían asumir el fracaso de sus ideas”.

A su vez, el senador UDI, Víctor Pérez, expresó que “nuestro gobierno no sólo ha sido capaz de detener el aumento de la pobreza que el país experimentó entre los años 2006 y 2009, sino que además comenzamos nuevamente a ganar esta batalla”.

Pérez explicó que la disminución de las cifras se debe a una acertada combinación de políticas sociales y crecimiento económico y “que el cambió por el cual Chile optó en 2010 fue el correcto”.

¿Qué es Grosería en Chile…?

Estas leyendo

Fundación Sol dice que pobreza no indigente aumentó y Melero defiende el sistema