Sin pedir permiso y con nueva estrategia estudiantes vuelven a poner en la agenda sus demandas

Ante la prohibición de las autoridades de marchar, los estudiantes resolvieron dispersar la protesta y concentrarse en sumar fuerzas a nivel municipal en su reclamo por una mejor educación. Marchas en varias comunas de Santiago y del país han desconcertado a la policía en una nueva jornada de movilizaciones convocadas por los secundarios. Temprano estudiantes se tomaron la sede del Sernam en Santiago y la Seremi de Educación en Valparaíso, En Providencia más de 3 mil estudiantes marchron hasta el municipio, igual cifra que en San Miguel. Las organizaciones estudiantiles convocaron a un cacerolazo para las 21 horas en Plaza Italia.

Pese a la lluvia, al intenso frío y a la dura represión de las autoridades, secundarios realizan diversas marchas en distintos puntos de Santiago y del país. Las dos principales organizaciones de los estudiantes secundarios, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Cones), llamaron a marchas comunales y regionales.

Sólo en Santiago fueron convocadas al menos, 18 marchas comunales en Santiago centro, Providencia, Ñuñoa, La Cisterna, La Granja, La Reina, Maipú, Las Condes, Pudahuel, Quilicura, Puente Alto y San José de Maipo. En las otras regiones también se anunciaron movilizaciones.

En la víspera, en un cicletada por la educación reunió a más de un centenar de personas, pese a la lluvia. En la actividad participó la vice presidenta de la Fech, Camila Vallejo, quien sostuvo que el objetivo de “movilizarnos en pos de objetivos políticos que hoy día no tienen respuesta”.

La vocera de la ACES, Eloísa González, quien también participó de la cicletada, dijo que la jornada de movilización persigue descentralizar las movilizaciones y el énfasis es para exigir desmunicipalizar la enseñanza.

González dijo que “a nosotros no es que nos guste movilizarnos como un fin en sí mismo, sino que hemos decidido democráticamente estas formas de movilización -que son muy diversas- en pos de aunar fuerzas, de lograr nuevamente levantar el movimiento para hacer presión y que el Gobierno de una vez por todas responda y entienda que su postura en educación no es representativa de la gran mayoría de la sociedad”.

El presidente de la FEUC, Noam Titelman, anunció temprano el llamado de los universitarios de la Confech a sumarse a las marchas comunales convocadas por los estudiantes secundarios. “Vamos a tratar de que participen las comunidades en cada uno de los espacios, y el llamado es a hacerlo sin violencia; esperemos que sea una oportunidad para demostrar que somos mejores que las autoridades, que hemos visto en el último tiempo actuar con excesos y abuso en los desalojos”- dijo.

Los estudiantes luchan desde el año pasado por una educación pública, gratuita y administrada en el nivel básico y secundario por el Estado y no por los municipios, como se gestiona actualmente.

Las respuestas del gobierno han sido enfatizar el enfoque mercantil de la Educación, concentrándose en más créditos y bajas en tasas de interés, pero sin cuestionar de manera estructural el crítico sistema educativo chileno.

Tanto la Cones como la ACES entregaron sus propuestas de cambio en Educación, ideas que el gobierno no responde.

El vocero de la ACES, Pablo Toro, dijo que “supimos lo que sucedió el 2006 con la Revolución Pingüina y pretendemos no volver a caer en eso nuevamente”. Consultado respecto del interés del gobierno en situar la discusión en el Parlamento, dijo que “no representa una solución”.

EL FOCO DE ATENCIÓN DEL GOBIERNO

El gobierno mantiene la estrategia de sacar el foco del asunto del tema educativo y concentrarse en los hechos de violencia que ocurren en cualquier manifestación. El vocero, Andrés Chadwick, dijo que no van a aceptar “presiones ni imposiciones de fuerza que hagan que la opinión de un grupo prevalezca por sobre las necesidades del país y menos que se diga: ‘No me escuchan, entonces uso la violencia’; (porque) eso no es democrático”.

Vallejo respondió al ministro UDI, diciendo que “el primer semestre no tuvimos tomas ni nada por el estilo, pero ellos tampoco estuvieron dispuestos a sentarse a dialogar y a recoger las propuestas y demandas del movimiento estudiantil, como ha expresado el vocero de Gobierno”.

Titelman agregó que “fuimos todo el primer semestre al Congreso y el ministro una y otra vez ninguneó cada una de nuestras propuestas”.

El presidente, Sebastián Piñera, insistió que “el Gobierno ha escuchado a todos los sectores”.

Por su parte, el ministro de Educación, Harald Beyer, intenta apagar la revuelta estudiantil desviando el foco de conflicto, netamente educativo, y reduciendo la magnitud de la embestida estudiantil, acusando de que “los intransigentes son los dirigentes, no los estudiantes”.

Además dijo que las marchas no eran masivas y que existen grupos de estudiantes que no están siguiendo a sus dirigentes. “Son pequeños grupos que no están siguiendo a sus líderes estudiantiles (…) No están siguiendo a sus dirigentes porque se dan cuanta de que no hay voluntad de diálogo”.

La vocera de la ACES, respondió que “Beyer tiene razón, las bases no siguen a los dirigentes, los dirigentes SIGUEN a sus bases”.

MARCHAS EN TODO SANTIAGO

En la mañana estudiantes del Liceo Carmela Carvajal de Providencia inauguraron el  Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) denunciando la violencia que han recibido de parte de carabineros en desalojos y detenciones. Incluso hay denuncias de abusos sexuales.

Estudiantes de Providencia marcharon hacia el municipio de Cristián Labbé y fueron dispersados por carabineros, quienes calculan en 5 mil los secundarios que marcharon por las calles de esa comuna.

Moisés Paredes, vocero del Liceo Alessandri de Providencia, dijo que “queremos una desmunicipalización integral, una educación estatal, gratuita y de calidad ahora”.

Un grupo de estudiantes también cortó la Costanera Andrés Bello, en Providencia con Eliodoro Yáñez.

En la jornada se han producido incidentes en la intersección de Grecia con Macul, cerca del ex Pedagógico, en Ñuñoa. También hay estudiantes en la Plaza Ñuñoa que marcharon por la calle Irarrázaval.

En el centro de Santiago, la ACES calcula que unos 3.000 estudiantes que están reunidos en la Plaza de Armas. También hubo marchas por la calzada norte de la Alameda hacia Plaza Italia.

Además, poco antes del mediodía un grupo de estudiantes bloqueó la intersección de Pajaritos con 5 de Abril y unos 3 mil estudiantes marcharon por Gran Avenida hasta el municipio de San Miguel. El alcalde PS de dicha comuna,  terminó cerrando el Liceo A-90, cuyos estudiantes el año pasado decidieron en la toma autogestionar el proceso educativo con el apoyo de varios profesores.

También hubo marchas en Puente Alto y Macul. En Las Condes se convocó a un marcha a las 17:00 desde el metro Manquehue hasta Los Dominicos y en Quilicura se programó un marcha para las 20:00

Estudiantes de la Universidad Católica, la UTSM e Inacap marcharon por Vicuña Mackenna y en la Alameda los  estudiantes de la Usach se plegaron a la marcha convocada por los secundarios.

Frente a Casa Central de la Universidad de Chile, que se encuentra en toma, estudiantes se enfrentan con la policía que ocupa carros lanza aguas y gases lacrimógenos hasta la tarde.

Estas leyendo

Sin pedir permiso y con nueva estrategia estudiantes vuelven a poner en la agenda sus demandas