Un 75 por ciento de los jóvenes en Chile gana menos de 230 mil pesos

Hasta el 50 por ciento de los jóvenes están empleados bajo contratos temporales,  frente al 20 por ciento entre los adultos, según cifras entregadas recientemente por la Organización Internacional del Trabajo OIT.

El director de la Unidad de Tendencias del Empleo de la OIT, Ekkehard Ernst, asoció este fenómeno con la crisis económica internacional y recalcó que “en la situación actual muchos jóvenes perciben el empleo temporal como la única manera de entrar al mercado laboral”, pero con ello se arriesgan a estar empleados con contratos temporales de manera permanente, con menores perspectivas profesionales y una menor evolución salarial.

Gonzalo Durán, economista de la Fundación Sol, planteó que la situación en Chile es bastante similar a la señalada por el organismo internacional, e incluso, más preocupante.

“En algunas dimensiones es peor. Cuando uno calcula lo que se llama el Índice de Empleo Protegido, que calcula Fundación Sol, se da cuenta de que sólo el 37, 4 por ciento de los asalariados jóvenes tendría un empleo protegido. Estamos pensando que eso es con contrato indefinido, con las cotizaciones previsionales, de salud, seguro de cesantía y una liquidación de sueldo. Es decir, un concepto que tampoco es tan exigente para medir empleo protegido. Sólo cuatro de cada diez jóvenes tiene esa situación”, dijo.

Durán añadió que un 75 por ciento de los jóvenes –entre 15 y 24 años- tiene ingresos menores a 230 mil pesos y que el subempleo –empleos endebles que son los primeros en “evaporarse” en caso de crisis- representa a un 50 por ciento de los trabajadores jóvenes “part time”.

El economista recalcó además que muchos de estas personas trabajan estando en edad de estudiar, por lo que también sería un alivio contar con una educación gratuita.

Carmen Espinoza, directora del Programa de Economía del Trabajo, afirmó que la situación de los jóvenes en el mercado laboral es precaria y recordó que el desempleo en este sector se triplica respecto de la cifra oficial y que casi un 60 por ciento de ellos ejerce funciones que poco o nada tienen que ver con lo que estudiaron.

La abogada subrayó que los subsidios al empleo juvenil por parte del Estado son insuficientes ya que se requiere una normativa eficiente que proteja los derechos de los trabajadores jóvenes, una institucionalidad que promueva la incorporación de ellos y políticas públicas que los incentiven y potencien.

Para María Angélica Zulic, gerente general de Laborum.com,  la participación laboral de los jóvenes en Chile alcanza un 37 por ciento, lo que está por debajo del 47 por ciento de países más desarrollados, y añadió que la poca durabilidad de sus empleos se debe, en gran parte, a los propios jóvenes que buscan siempre rapidez y comodidad, lo que “malacostumbra” a las empresas.

“Es una forma en que los jóvenes tratan de empezar a desarrollar los intereses que tienen, ya sea de estudio,  hay muchos de ellos que quieren viajar por el mundo, estudiar fuera de Chile, por lo tanto ven en el trabajo temporal una alternativa. De hecho, si pensamos en el trabajo de recién egresados de carreras tanto técnicas como profesionales, la permanencia hoy día en un trabajo no va más allá de un año. Es un período demasiado corto para generar cierta estabilidad y cierto conocimiento del ámbito laboral”, advirtió.

En tanto Jorge Murúa, uno de los integrantes más jóvenes del Consejo de la CUT y presidente del Sindicato Nacional de Metalúrgicos, SIME, recalcó que la precariedad del empleo reside en el Código del Trabajo, a través de figuras como el contrato por obra, faena, a plazo fijo, etc.

Una situación que empeora, según el dirigente,  al transformarse las empresas productivas en firmas de servicio, sobre todo en el comercio minorista, donde pueden formar sindicatos pero sin negociación colectiva para mejorar sus condiciones.

Foto de Archivo: Trabajadores de Cpech en Concepción, 2011.

Estas leyendo

Un 75 por ciento de los jóvenes en Chile gana menos de 230 mil pesos