Pais Vasco:Huelga General y multitudes en las calles contra los recortes

Pese a no contar esta vez con el apoyo de sindicatos estatales, la quinta huelga general de la crisis volvió a dejar claro el hartazgo ciudadano. Hubo cargas policiales, y en Bilbo e Iruñea se registraron heridos por pelotazos de goma. Al menos una veintena de personas fueron detenidas

p002_f01.jpg

GARA | DONOSTIA

Pese a no contar esta vez con el apoyo de sindicatos de ámbito estatal, la convocatoria de huelga general contra los recortes sociales efectuada por los sindicatos ELA, LAB, STEE-EILAS, ESK, EHNE, Hiru, CGT y CNT junto a diferentes colectivos sociales fue seguida mayoritariamente en los centros de trabajo de Hego Euskal Herria, así como en las manifestaciones celebradas tanto al mediodía en las capitales vascas como por la tarde en multitud de localidades.

Según la información difundida por los convocantes, que efectuaron un amplio muestreo entre 530 importantes centros de trabajo, la huelga fue seguida por el 56% de las empresas del sector industrial, aunque sumando las empresas en las que el paro fue superior al 30%, el seguimiento superaría el 70%. Entre las grandes compañías que apoyaron el paro se encontraban Arcelor Mittal de Bergara, Zumarraga, Olaberria y Agurain, Indar, CAF, GKN, Grupo Bellota, Ormazabal, Sarrio Papel de Leitza y Munskjo de Elduain, Sunsundegui, Kayaba o Guardian Llodio, entre otras.

Al igual que en otras ocasiones, significativas empresas del movimiento cooperativo como Orkli, Irizar, Fagor Ederlan o Ampo se sumaron también a la huelga.

En Euskotren y Eusko Trenbide Sarea la actividad se limitó a los servicios mínimos, en el Metro de Bilbo la incidencia fue «muy significativa» y en Gasteiz, en los autobuses urbanos de Tuvisa hubo un 80% de seguimiento. También el Puerto de Bilbo paró. De los mercados de abastos, tanto Mercabilbao como Mercabugatti de Donostia vieron prácticamente parada su actividad al no acudir los compradores.

En la Construcción, la huelga afectó de manera «casi total» a las obras en Gipuzkoa, y de manera «muy importante» en los otros territorios. Los convocantes destacaron que pararon todas las empresas cementeras (Lemona Industrial, Financiera y Minera de Añorga y Arrigorriaga).

En la Enseñanza, según informaron los sindicatos, el paro afectó al 75% de los centros públicos y al 85% de las haurreskolak. Entre los centros concertados, la mayoría de las ikastolas cerró sus puertas y en la Universidad la actividad se redujo al 10% en los campus de Leioa y Gasteiz y al 5% en Ibaeta. También fue muy significativa la respuesta en el sector de gestión de comedores escolares, tanto en cocinas centrales como en comedores de colegios públicos y privados.

En los ayuntamientos y las diputaciones forales, el seguimiento fue «muy importante», especialmente en Gipuzkoa, donde casi todos los ayuntamientos se sumaron a la huelga.

En lo que respecta a la Administración autonómica, según los sindicatos, el seguimiento superó el 70%, aunque en Osakidetza la respuesta fue menor, a causa de «los enormes servicios mínimos existentes».

En el sector socio-sanitario, la huelga tuvo un seguimiento amplio y en casi todos los casos solo trabajaron los servicios mínimos. Precisamente, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anuló el artículo de la orden referente a los geriátricos por considerar abusivos los servicios mínimos.

El Gobierno de Gasteiz, entre tanto, redujo el nivel de seguimiento de la huelga general a una media del 25% en la Administración pública y a un 20% en el sector privado. Fuentes del departamento de Educación indicaron que entre el personal docente de la red pública la huelga fue secundada por el 54,3% del personal.

La patronal Confebask también cifró en el 20% el seguimiento a la huelga en el sector privado, y calificó la convocatoria de «fracaso». En Nafarroa, el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, Juan Antonio Sarría, afirmó también que la huelga «ha sido un fracaso» en esta comunidad.

Al menos cuatro heridos por pelotazos y veinte detenidos

Durante la jornada de ayer se registraron varias cargas policiales que se saldaron con dos personas heridas por pelotazos en Bilbo y otras dos, al menos, en Iruñea.

En la capital navarra, agentes de la Policía cargaron en las inmediaciones del Parlamento contra un grupo de manifestantes y una persona recibió el impacto de una pelota de goma en el ojo, mientras otra persona, menor de edad, era alcanzada en el oído. La carga la inició la Policía Foral, a la que posteriormente se unió la Policía española, y los incidentes se extendieron al Paseo Sarasate y a las calles adyacentes.

El diputado de Amaiur Sabino Cuadra recibió varios porrazos en la espalda y en la pierna en dos ocasiones pese a haberse identificado como diputado. En total, fueron 15 las personas detenidas en Nafarroa, nueve de ellas menores de edad, acusadas de «agredir a los agentes». Según la Delegación del Gobierno español, cuatro policías resultaron heridos leves.

En Gasteiz, la Ertzaintza cargó contra la manifestación a su paso por El Corte Inglés, tal y como sucedió el 29-M, donde resultó herido de gravedad el joven Xuban Nafarrete. Los agentes alegaron haber sido atacados con el lanzamiento de objetos. En total, tres personas fueron detenidas por «atentado a la autoridad» y otras doce imputadas por «desórdenes públicos».

En Bilbo, la Ertzaintza lanzó pelotas de goma contra el piquete que acudió a las puertas de El Corte Inglés, causando heridas en la ceja a un joven. Por la tarde, una seguna persona recibió un impacto de pelota de goma en el transcurso de la concentración llevada a cabo ante el centro comercial Carrefour del Casco Viejo.

Por otra parte, el conductor de un autobús de Bilbobus de la línea San Inazio-Txurdinaga resultó herido, según fuentes municipales, cuando integrantes de un piquete atacaron con rodamientos el vehículo. El chófer fue evacuado a la Mutua, donde fue atendido de heridas en el ojo que no revestían gravedad. GARA

Estas leyendo

Pais Vasco:Huelga General y multitudes en las calles contra los recortes