Los juicios que vienen contra mapuche de Lautaro y Vilcún

El pasado lunes 22 de octubre, en horas de la mañana se realizó en el Tribunal de Garantía de Temuco, una nueva audiencia de preparación de juicio oral, esta vez por la causa denominada “Fundo Brasil”, en donde se le imputan “delitos terroristas” a comuneros mapuche de los Lof Muko Bajo de Lautaro, y Yeupeko de Vilcún.

Cabe señalar que los hechos se remontan al 11 de septiembre del 2009, cuando según la Fiscalía, en horas de la noche supuestamente “(…) un grupo de encapuchados se trasladaron hasta el Fundo Brasil de propiedad de Elsa Fernández Diez, ubicado en la comuna de Vilcún, ingresando al predio y dirigiéndose hasta la casa patronal en donde procedieron a incendiar el inmueble. Resultando siniestrados la casa, un motor generador eléctrico, y dos tractores”. Siendo los delitos perseguidos “Incendio Terrorista, Incendio de cosa mueble reiterado, Incendio de cosa mueble y robo con intimidación”.

Por aquellos hechos fueron formalizados durante el año 2009 Eliseo Ñirripil Cayupan, Elvis Millán, Jorge Cayupán, Cristian Cayupán, Daniel Canio, Job Morales y J. A. Ñ. P. menor de edad, quien según la reforma legislativa de junio del 2011 no le es legalmente aplicable la Ley que sanciona Conductas Terroristas, ya que esta señala expresamente: La presente ley no se aplicará a las conductas ejecutadas por personas menores de 18 años.

Cabe recordar que los imputados de esta causa son comuneros mapuche que durante el año 2010 sostuvieron una extensa huelga de hambre por más de 80 días, como protesta por la aplicación de la Ley Antiterrorista, la que vulnera derechos para de esta manera mantenerlos en prisión preventiva siendo todos ellos inocentes.

Estos permanecieron en promedio más de 18 meses en prisión preventiva y hasta el día de hoy se mantienen sujetos a la medida cautelar de arresto domiciliario parcial, arraigo nacional y firma mensual.

A consecuencia de la huelga de hambre que sostuvieron el 2010, el Gobierno de Chile, que actúa como querellante particular por intermedio de abogados del Ministerio del Interior, reformularon su acusación, quitándole el carácter terrorista a los delitos. Sin embargo, el Ministerio Publico mantuvo su acusación y persecución por “terrorismo” en contra de los mapuche.

Las penas solicitadas por el persecutor, encabezada en este caso por el fiscal Miguel Ángel Velásquez son las siguientes: 15 años 1 día de presidio mayor en su grado máximo, 5 años 1 día de presidio menor en su grado máximo y multa de 11 UTM, 5 años 1 día de presidio mayor en su grado mínimo, multa de 11 UTM, 10 años 1 día de presidio mayor en su grado medio. Lo que da un total de pena solicitada de 35 años de cárcel para los mapuche acusados, más el pago de 22 UTM, y las costas del juicio.

En tanto para el menor de edad procesado, la fiscalía solicita 8 años y 1 día de internación en régimen cerrado con programa de reinserción social.

Las curiosidades del proceso penal

Múltiples son los hechos que llaman la atención de este particular proceso penal por delitos terroristas llevado a cabo por el Ministerio Público en contra de mapuche, algunos de ellos se reseñan brevemente a continuación.

El defensor público que ahora es querellante del Ministerio del Interior; en esta causa el otrora defensor público Alexander Schneider, pasa luego a formar parte del banquillo del lado acusador, luego que fuera contratado por la Intendencia.

Las suspensiones de la audiencia de preparación de juicio oral. En total han existido más de 8 suspensiones, el motivo: la negativa reiterada del Ministerio Público a poner a disposición de la defensa de los mapuche los antecedentes completos de investigación, tales como informes policiales sin tachaduras, en el cual se borran nombres y declaraciones de los testigos, el nombre de los testigos protegidos, entre otros.

La colombiana de las FARC y la Operación fénix

Por cierto, uno de los medios de prueba que el Ministerio Público ponderará en la próxima audiencia de preparación de juicio oral será la declaración de una testigo protegida colombiana caratulada con las iniciales G.S.R, quien declarará sobre “el conocimiento de los hechos materia de la acusación, en especial sobre su ingreso a las FARC, integrantes de la organización, lugares en los que participó, conocimiento sobre la Comisión Internacional de las FARC y en qué consisten, personas que la integraban, conocimiento sobre Raúl Reyes y actividades que realizaba, medios de comunicación utilizados en los campamentos, número de campamentos, actividades realizadas en dichos lugares, personas y nacionalidades de los integrantes de los campamentos, chilenos que participaban, reconocimientos de los mismos, personas que participaban de los entrenamientos y charlas realizados en los campamentos, requisitos necesarios para llegar a los campamentos, y todo otro antecedente útil a la investigación”.

Así también expondrán expertos en inteligencia de la policía colombiana y de Carabineros de Chile, quienes declararán en el mismo tenor que la anterior.

La prueba de contexto. Otro dato curioso, y que justifica en cierta forma la persecución por delitos terroristas llevada a cabo por el Ministerio Público es la abundante prueba de contexto, en el cual se incluyen victimas de otros delitos contra la propiedad acaecidos entre diciembre del 2007 a enero del 2010. La fiscalía intentará demostrar con sus testimonios, el clima de terror que existe en la zona de la Araucanía a raíz de las reivindicaciones mapuche. Sin embargo, llama la atención que muchos de estos hechos que se presentan como prueba han sido juzgados por otros tribunales, incluso absolviendo a la mayoría de los acusados.

A ello se le suma una gran cantidad de recortes de prensa, preferentemente de la cadena EMOL y COPESA, así como imágenes de Televisión que demostrarían el clima de terror que se vive al sur del Bio Bio.

Lo que se viene

Desde el 2011 a la fecha se han realizado sólo dos juicios orales por delitos terroristas en el cual existen imputados mapuche. En ambas oportunidades (caso Luschinger, caso Peaje Quino) los imputados mapuche han sido absueltos de todo cargo y el Ministerio Público condenado en constas.

La importancia de las presentes causas es que en ninguna de ellas se logró acreditar el delito terrorista.

Sin embargo, aun persisten las persecuciones penales por terrorismo en contra de mapuche. El caso reseñado corresponde a uno de ellos. Los otros casos que quedan pendientes (San Leandro y Tur Bus) aún no se realizan las audiencias de preparación de juicio oral.

Las próximas fechas son:
Caso Fundo Brasil: 16,17 y 18 de Diciembre.
Caso Tur Bus. 5 de Diciembre
Caso San Leandro 19 de Noviembre.

Estas leyendo

Los juicios que vienen contra mapuche de Lautaro y Vilcún