Los que han pasado piola en la bochornosa licitación del litio

Además del renunciado subsecretario Wagner, la comisión que entregó los contratos del litio a Soquimich sin revisar si la empresa tenía litigios pendientes con el Estado, está integrada por conspicuos ‘técnicos’ en procesos de entrega de recursos naturales a privados. Destaca como secretaria del grupo Jimena Bronfman Crenovich, quien hizo su carrera representando a trasnacionales en concesiones de hidrocarburos dadas en la época concertacionista. Los trabajadores del cobre llaman a una jornada de protesta en defensa de los recursos naturales.

Otro escándalo se suma a las desprolijidades del gobierno de Piñera. Sólo 8 días pasaron para que el gobierno se viera obligado a reconocer que Soquimich (SQM) en vez de ganarse la licitación del litio no cumplía con los requisitos mínimos del proceso, al mantener 10 litigios pendientes con el Estado, entre las que destacan demandas en contra del Fisco y la Dirección General de Aguas por permisos de explotación minera y derechos de agua.

Así, la cancelada adjudicación por 19.301 millones de pesos de 100 mil toneladas de litio por un período máximo de 20 años a SQM, de propiedad del ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou, dio cuenta no sólo de oscuros intereses del gobierno de Sebastián Piñera, sino que también de la falta de diligencia en la gestión del Estado.

Los integrantes del Contrato Especial de Explotación del Litio (CEOL) pareciera que ni siquiera revisaron las bases administrativas y técnicas del proceso que encabezaron y (en  teoría) pusieron las condiciones. Tuvo que venir el abogado de la minera china Li Energy, Cristian Quinzio, a impugnar el proceso. En declaraciones a radio ADN dijo que “cuando la autoridad tiene que revisar el cumplimiento de los requisitos administrativos y otorgar una opinión si se cumple o no, me parece que la diligencia obliga a ser bastante prolijo. Yo creo que faltó prolijidad (…) No era ningún secreto, me imagino, para el Estado la existencia de los litigios”.

Así, en menos de una semana, el autoproclamado “gobierno de los mejores” sumó otra chambonada a su historial.

LOS INTERESES DE JIMENA BRONFMAN

Hasta ahora el principal damnificado es el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, quien se vio obligado a renunciar. Pero los otros 4 integrantes que dirimieron el CEOL han pasado piola, como se dice en buen chileno. Supuestamente contratados bajo el sistema de Alta dirección pública su experiencia demostrada en sus currículum no les sirvió ni siquiera para copiar y pegar el rol de SQM en la página del Poder Judicial y enterarse de su conflictos con el Estado.

Como secretaria del consejo del CEOL figura Jimena Bronfman Crenovich, quien es Jefe de la División Jurídica del Ministerio de Minería. Abogada de la Universidad de Chile y con postgrado en el International Law Institute de Washington D.C., antes se desempeñó como subsecretaria de Energía.

Su carrera la hizo negociado contratos de suministro y transporte de gas natural y petróleo. Participó durante 20 años en negocios de Contratos Especiales para la Exploración y Explotación de Hidrocarburos representando a empresas ante el Estado por bloques petroleros en la XIIº Región. Además fue Jefe de Comercio Exterior y Cambios Internacionales en la Fiscalía del Banco Central y Fiscal del Comité de Inversiones Extranjeras.

Como socia del estudio jurídico Guerrero, Olivos, Novoa y Errázuriz, al que se incorporó en 1987, tiene vasta experiencia en asesorías a mineras trasnacionales, como  Methanex, el consorcio Pacific LNG, March Resources y Apache Corporation. Quizás por ello es miembro de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio y la Rocky Mountain Mineral Law Foundation, instituto norteamericano que se dedica a monitorear leyes y reglamentos referidos a minería y energía.

EN 2007 Bronfman representó a la canadiense March Resources en 2 contratos especiales de Contrato Especial de Operación Petrolera (CEOP) con el Estado para la exploración de hidrocarburos.

Poco antes de participar del “gobierno de los mejores” representó al consorcio suizo-estadounidense IPR-Manas en una oscura operación de CEOP, que debía ser zanjado por el Ministerio de Energía, dos meses antes de asumir como subsecretaria de dicha cartera, según revela una investigación de El Mostrador.

Bronfman aprobó en junio de 2010 una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto ‘Desarrollo del Pozo Guanaco A-3’, presentado por Geopark, empresa involucrada en el CEOP

Junto con Wagner dirimieron la entrega del litio a SQM, Andrés Mac-Lean Vergara, quien figura como vicepresidente ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco). Mac-Lean es ingeniero Civil de Industrias de la Universidad Católica de Chile y estudió un MBA en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos. Su carrera la pasó administrando empresas de energía y de gestión de proyectos.

Por el cargo en Cochilco recibe una remuneración mensual de 5.449.641 pesos. En la Declaración de Intereses, Mac Lean acusa su participación en Inversiones Taova Ltda., en la que participa desde octubre de 1993. Según el Registro de Solicitudes de Derechos de Aprovechamiento de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, Inversiones Taova tiene derechos de agua en el río Loa desde el año 2004. En la zona hay varias explotaciones mineras, la mayoría del grupo Luksic.

El grupo también lo integró Julio Poblete Costa, director del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). En una entrevista dada a la revista Portal Minero perfila sus ambiciones en el cargo: Junto con reducir las tasas de accidentabilidad en la minería se esfuerza en gestionar para los privados que lo requieran de la manera más rápido posible las mensuras.

También Poblete se esforzó en la gestión del 2011 por aprobar 740 proyectos de explotación, cifra que triplica el número de proyectos aprobados el año anterior. En noviembre de 2011 se vanagloriaba de no tener ninguna mensura rezagada. Si ese año las compañías mineras pedían unas 7.736 mensuras de explotación, para este año proyectaba unas 13.062 carpetas de mensuras resueltas. La mayor parte de ellas estaban en zonas cordilleranas.

También firmó la abortada licitación Alicia Undurraga Pellegrini, Jefa del Área Internacional del Ministerio de Minería. Undurraga luego de estudiar Derecho en Chile realizó un master en Derecho Internacional en la Universidad de Heidelberg. En una nota de promoción de dicho programa de estudios, Undurraga dijo que “el tema Inversiones, es lo que más me gusta a mi”.

UN NEOLIBERAL DURO

El renunciado Pablo Wagner se hizo famoso cuando en la cena anual de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) de este año dijo que la nacionalización del cobre fue “un error histórico”.

Con fama de arrogante es un ferviente admirador de Jaime Guzmán desde que estudiaba Ingeniería Comercial en la UC y un partidario del libre mercado de tomo y lomo. Su visión de mundo fue forjada entre las redes de la aristocracia neoliberal chilena que le dio trabajo durante 12 años en el grupo Penta, cuyo principal accionista es Carlos Alberto Délano, famoso por ser financista de la UDI y uno de los samuráis de la aventura para la presidencia de  Joaquín Lavín.

Ya antes se le abrió las puertas en el grupo del fallecido magnate conservador Ricardo Claro, en las que trabajó como Jefe de Marketing Corporativo de Cristalerías de Chile. No es extraño que Wagner sea uno de los ungidos de la UDI. Sus apoyos van desde el senador Jovino Novoa hasta el ministro Pablo Longueira, quien acusó la semana pasada que las críticas a la licitación que había ganado SQM eran “provincianas”.

Como en los CEOL el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, se inhabilitó al ser hermano del sub gerente general de SQM, Patricio de Solminihac, Wagner se hizo dueño del proceso. Ya el año pasado sondeó en el Congreso el apoyo para abrir la licitación del litio. Como no halló piso para un proyecto de ese tipo recurrió a los CEOL, aplicando el modelo de concesiones de hidrocarburos a través de un Decreto Supremo, usado por las administraciones concertacionistas.

Dicha tarea lo llevó de paseo por Australia, Japón y Corea del Sur buscando inversionistas. Más de 60 empresas compraron bases, pero finalmente sólo 6 participaron del proceso.

A DEFENDER EL LITIO

Pese a que el ministro Longueira sostuvo que “Chile ha perdido un gran negocio”, la  licitación del litio sigue siendo un afán del gobierno. El secretario general de gobierno, Cristián Larroulet, un día después del bochorno dijo que el tema “lo vamos a estudiar, se acaba de tomar la decisión ayer y lo que corresponde es estudiar exactamente cuales son las acciones para seguir adelante”.

Con los dientes afilados están las otras 5 compañías mineras que participaron de la licitación. Las ofertas de Posco Consortion Ltda. con 8 mil 256 millones de pesos y la Sociedad Legal Minera NX1 de Peine, con 2 mil 275 millones, están por debajo de la oferta de SQM. Li Energy, la que presentó el reclamo ante el CEOL,  participó en la licitación a través de Posco Consortium, integrado junto a Posco, Mitsui y Daewoo. En tanto una alianza entre el Grupo Errázuriz y Samsung está tras NX1 de Peine.

Por su parte, el senador Ricardo Lagos Weber reafirmó la postura del establishment concertacionista de no criticar la licitación de recursos naturales, sino que las formas como lo hace el gobierno de Piñera, diciendo que el hecho “nos hace un pésimo favor y una mala imagen internacional. Aquí participaron empresas extranjeras y por un elemento tan básico como que no se cumpla una de las bases de la licitaciones como es: No tener litigios pendientes con el Estado o con el fisco chileno terminemos en esto, para mi es un bochorno”.

En cambio, la Federación de Trabajadores del Cobre, presidida por Cristian Cuevas, salió al paso y apostó a que la decisión del gobierno de echar marcha atrás se convierta en una oportunidad para el movimiento social y se evite lo que denominó como “el saqueo del siglo”. “La anulación del proceso confirma que, tal como lo denunciamos en su momento, la licitación es un tongo, que viola abiertamente la Constitución y cruzado además por conflictos de interés e inconsistencias inexcusables, y esperamos que esta vergüenza internacional para nuestro país no quede impune. Pero lo más importante es que le entrega a Chile la oportunidad de impedir un nuevo intento de saqueo de este recurso que se muestra decisivo para el desarrollo del país y a eso los trabajadores mineros iremos con toda nuestra fuerza”- sostuvo Cuevas.

El dirigente llamó a una movilización nacional para que se ponga fin al uso de resquicios como los Contratos Especiales, CEOL, para concesionar recursos naturales.

Mauricio Becerra R.

@kalidoscop

Los que ganan con la concesión del litio a SQM

Chile vende litio a precio de chocman

Estas leyendo

Los que han pasado piola en la bochornosa licitación del litio