Tomas suman y siguen en la UdeC

Con más de cincuenta carreras en Paro y once edificios en Toma, incluido el campus Los Ángeles, la movilización de estudiantes de la Universidad de Concepción se sigue desarrollando de una forma ascendente.

Hace casi más de un mes que en la UdeC, ha comenzado a gestarse un movimiento de estudiantes a nivel interno, paralelo a las demandas nacionales y ajeno a la conducción de la Confederación de estudiantes de Chile (CONFECH), en el que se ha buscado reposicionar demandas relacionadas a necesidades económicas, como por ejemplo, el congelamiento de Aranceles, eliminación de la matrícula y los costos de egreso. Y donde se han generado también demandas revestidas de un tinte más político y que buscan dar forma a las críticas surgidas desde los estudiantes, respecto a las instancias de democracia interna y las políticas de acceso universitario.

A pesar de que la movilización ha surgido al margen de las convocatorias a nivel nacional, los estudiantes de la universidad penquista, han logrado enriquecer y ampliar la discusión entorno a la problemática educacional en el país, planteando que a pesar de que se está luchando por demandas locales, se siguen manteniendo las consignas surgidas el año pasado, como “educación gratuita” o “acceso igualitario”, además de comprender que las problemáticas internas tienen una estrecha relación con una matriz a nivel nacional y mundial, la cual está ligada a intereses económicos de carácter político y empresarial.

Importante es señalar que desde la administración universitaria, ya se ha manifestado en primera instancia una voluntad para conversar y llegar a resoluciones concretas, sin embargo las condiciones propuestas desde la autoridad, han sido rechazadas por los estudiantes, puesto que buscan, más que llegar a soluciones concretas, el desmembramiento y desgastamiento del movimiento. Una de esas condiciones, consiste en que los “negociadores estudiantiles” tengan capacidad de tomar decisiones, sin la necesidad de consultar a la asamblea, otro punto hace referencia a postergar la discusión respecto a democracia y acceso en una mesa de trabajo, dando prioridad a las demandas económicas, ante lo cual rectoría indica que ya tienen una propuesta, de la cual no se han dado mayores detalles.

Lo anterior fue rechazado por la asamblea estudiantil, la cual plantea que el petitorio debe discutirse en su conjunto en los tiempos estimados, además de someter a los representantes a la decisión de la asamblea.

Estas leyendo

Tomas suman y siguen en la UdeC