Tras desalojo en la Católica Carabineros causa destrozos en dependencias de la Federación

El pasado viernes 19 de Octubre fueron desalojados los edificios tomados por los estudiantes en el campus San Andrés de Universidad Católica de la Santísima Concepción. El mismo día fueron re-tomados las facultades de Ciencias Sociales y Educación.

Adrian Álvarez presidente de la Federación de Estudiantes de dicha universidad señaló que, cerca de las 8 de la mañana, tras ingresar a las 3 facultades en toma, carabineros de fuerzas especiales irrumpió en las oficinas de la Federación de Estudiantes, haciendo caso omiso a la autonomía Universitaria, deteniendo a 19 personas y causando destrozos en el inmueble. En un comunicado movilizados y Federación, junto con repudiar los hechos describen: “Carabineros de Chile irrumpió con exacerbada y evidente alevosía, destrozando el espacio y materiales, golpeando a compañeras y compañeros, destruyendo ventanas y puertas, su actitud enajenada destruyó todo a su paso”.

Los estudiantes a la vez hicieron el llamado a la comunidad Universitaria: académicos, trabajadores, compañeros y compañeras a pronunciarse con respecto a las demandas y acontecimientos que se han llevado a cabo durante este último tiempo.

Las demandas internas tienen dos ejes, uno es de aspecto económico y que comprende tres puntos: congelamiento de arancel, eliminación de cobros por matrícula e inscripción de ramos sin requisito pago de los anteriores. Por otra parte las demandas dicen relación con la democratización de las decisiones al interior de la Universidad Católica, expresada en una mesa triestamental que convoque trabajadores, estamento de estudiantes y a autoridades universitarias.

En algunas carreras, como Derecho los estudiantes han denunciado persecución política por parte de docentes relacionados con la dictadura. Recordemos que los sumarios realizados el año pasado contra estudiantes movilizados fueron llevados por Enrique Silva y Fernando Jiménez Loosli ambos docentes de la universidad, este último, fiscal naval, hijo del ex rector Fernando Jiménez Larraín, quien fue fiscal naval tras el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 participando por ende en el aparataje judicial de la dictadura.

Álvarez indicó que hasta el momento la rectoría he hecho caso omiso de los llamados a negociación enfocándose en las presiones para terminar con las tomas, no obstante los estudiantes esperan poder sentarse a la mesa el Lunes 22 y así avanzar en el proceso de conquistas internas.

 

Estas leyendo

Tras desalojo en la Católica Carabineros causa destrozos en dependencias de la Federación