Werken de Wente Winkul Mapu: “No pedimos mayor participación política, queremos un Estado aparte”

Daniel Levinao es werken de la comunidad Wente Winkul Mapu, tiene 25 años y describe en esta entrevista los hostigamientos de que han sido objeto, la raíz de las demandas de su comunidad y las proyecciones de una juventud con hambre de justicia.

¿Por qué se opta por una medida como la huelga de hambre?

Creemos que fue una condena (contra los prisioneros mapuche) racista y manipulada por el gobierno, derivada desde la cumbre de seguridad que se hizo en Santiago. Vimos el juicio desde muy cerca y vimos cómo carabineros se contradijo en sus declaraciones. Entonces, creemos que es una condena discriminatoria, racista y amparada por el gobierno.

¿A diferencia del carabinero que quedó libre de cargos por la muerte del comunero Jaime Mendoza Collío?

Fue público y notorio que el carabinero que mató a Jaime puso su chaleco antibala para intentar demostrar que fueron disparados sin que hubiese una persona dentro de él. Inventaron un montaje, para salir impune y libre. Ni siquiera los peritajes de la PDI lo consideraron. Si hubiesen considerado los peritajes de la PDI habría una condena. Y ahora la Corte Marcial lo deja libre, bajo ningún cargo. Pero, por ser mapuche recibes una condena de 11 años.

¿Cuál es la raíz de las reivindicaciones de tu comunidad?

La comunidad mapuche Wente Winkul Mapu demanda 2.500 hectáreas al Estado chileno. Tenemos antecedentes que estas tierras nos pertenecen, porque tenemos títulos de Merced y por sobre todo, hay Kimche (sabios) de la comunidad que dicen que vivieron en esas tierras que hoy están en manos de empresas forestales y de algunos latifundistas.

Lo que nosotros estamos haciendo es levantar nuestra bandera para decirle al Estado que acá estamos los mapuche defendiendo nuestras tierras y ellos ¿qué hacen? …nos reprimen ¿de qué forma? …nos encarcelan, allanamientos continuos, donde salen niños heridos y donde las mujeres son mal tratadas, esa es la respuesta que está dando el Estado y el gobierno frente a nuestras demandas territoriales.

El actual proceso de lucha lleva 5 años ininterrumpidos, protagonizado por las 40 familias que componen la comunidad.

¿Pero, agotaron todos los conductos regulares institucionales establecidos?

Efectivamente. Nosotros desde un principio tuvimos conversaciones con el entonces Ministro Viera-Gallo, pero no quedó en nada. Nos pidieron que fuéramos a la Conadi, agotamos todo el conducto regular en el cual como se deben obtener las tierras y no fuimos escuchados.

Lo único que nos queda es movilizarnos y ocupar esos predios y tomar el control territorial de esos predios. Y ahora lo que dice el gobierno frente a estos hechos, es que hay mapuche armados, acá no son los mapuche que están armados, somos los dueños por ciento de años de nuestras tierras que si hay que utilizar cualquier método para defender nuestra tierra, lo vamos hacer.

¿La autodefensa es válida como método político?

Acá lo único que hay es el terrorismo de Estado, que llega a las comunidades reprimiendo a los niños, ancianos y a las mujeres.

¿El caso particular de la Wente Winkul Mapu, cuales son los hechos más graves que han pasado en la comunidad?

En el último allanamiento, se violaron todo tipo de derechos, que la misma Corte de Apelaciones les dice a carabineros que actuaron de manera ilegal y arbitraria.

Al gobierno le preocupa que nosotros tengamos los antecedentes de estas tierras. Y en nuestro caso los predios están resguardados por carabineros. Pero, se nos está negando a nosotros que somos dueños de esas tierras.

No responde nadie por los heridos y las casas destruidas. En el hospital no nos atienden correctamente.

¿Cómo se soluciona este tema?

La devolución total de las tierras demandadas que son 2.500 hectáreas.

¿Y la Nación Mapuche?

Cuando hablamos de Nación Mapuche, la idea nuestra es autogobernarnos, tener nuestras propias decisiones, tomadas desde las mismas comunidades en las cuales sea el pueblo Nación Mapuche que tome sus propias decisiones. No estamos pidiendo mayor participación política, lo que queremos es un Estado aparte.

¿Sufren amenazas?

Yo estoy siendo seguido diariamente, al entrar a las ciudades, tanto por carabineros como por policía de civil. Es más, es de público conocimiento que cuando los parceleros llamaron a armarse, sus declaraciones fueron amparadas por un ministro. Esto no viene de ahora, viene desde hace mucho tiempo.

¿Cuál es la historia de tu comunidad?

La comunidad Wente Winkul Mapu nace desde una necesidad por tierra hace cinco años. Pero al mismo tiempo somos parte del Lof Chequenco, que viene peleando hace bastante tiempo, incluso desde la dictadura, cuando fue recuperado el fundo que era de los señores Silva. Esto viene desde hace mucho tiempo y aún así estamos prácticamente sin espacios para desarrollar nuestras actividades culturales, nuestro palín, que es fundamental en nuestra lucha y en la cotidianidad de la vida mapuche.

¿Cuántos juicios les esperan ahora?

Hay tres juicios, de la cárcel de Angol. Hay dos condenados a 11 años y 3 que están en prisión preventiva, para hacerle preparación de juicios el 22 de septiembre.

¿Están siendo sujetos a montaje o son calumnias?

Si hemos dicho es que la Corte de Apelaciones declara ilegal y arbitraria la actuación de carabineros dentro de las comunidades. Llegan a tu casa, sin mostrar ninguna orden, pateando y botando puertas. Qué es lo que tengo que hacer. Defenderme. Cómo me defiendo, eso lo veo yo, veré como me defiendo en mi casa.

¿En qué punto está la lucha?

En la autodefensa. Hemos venido resistiendo desde hace mucho tiempo y es hora de aplicar la autodefensa.

¿El término de “conflicto” mapuche está bien buen puesto?

Para nosotros no es un conflicto. Nosotros estamos reclamando una tierra que nos pertenece. Es el Estado con sus gobiernos que tienen el conflicto con nosotros.

¿En qué situación están los jóvenes dirigentes mapuche?

En el último tiempo en las comunidades, el levantamiento de jóvenes líderes mapuche se debe también al conocimiento que tenemos. El hecho de tener más estudios que los más antiguos, pero siempre a base de lo que nos están diciendo nuestros antepasados. El hecho que no hayamos tenido educación, por el analfabetismo, mucha gente fueron engañados y les robaron sus tierras. Nosotros nos creemos capaces de levantar un movimiento en el cual vamos por la recuperación de nuestro territorio.

¿Cuál es el rol de los jóvenes?

Nosotros sufrimos un despojo y somos los jóvenes que hemos de concientizar que hay un territorio mapuche y hay que defenderlo. Por su parte, la preocupación del gobierno es encarcelar a la mayoría de los jóvenes que no superan los 25 años.

Por fin la juventud se está dando cuenta del despojo que hemos vivido como Nación. Y hoy estamos orgullosos de ser mapuche y de querer recuperar nuestro territorio usurpado por las empresas forestales de manera ilegal.

Estas leyendo

Werken de Wente Winkul Mapu: “No pedimos mayor participación política, queremos un Estado aparte”