Estudiantes de la Udec consiguen avanzar en democratización, acceso y financiamiento.

En concordancia con las demandas planteadas a nivel nacional, los estudiantes de la Universidad de Concepción se movilizaron estos últimos dos meses ocupando 15 edificios y 55 carreras estuvieron en paro. La semana recién pasada finiquitaron la negociación con la casa de estudio, y hoy lunes al medio día realizaron una asamblea general en la cual decidieron acoger los avances, mientras solo los estudiantes de química y farmacia, ciencias políticas y administrativas y las pedagogías continúan movilizados, pues tienen demandas al interior de sus facultades.

El 2009, fue un año de movilización interna que marcó un hito en la historia de los conflictos estudiantiles en la universidad de Concepción. Fue la antesala a una movilización nacional el 2011, y también ha significado un aprendizaje para este año, al interior del movimiento estudiantil. Este año, los estudiantes vuelven a levantar un petitorio interno el cual busca resolver los problemas económicos de estos, como por ejemplo, el congelamiento y la rebaja de los aranceles al igual que la eliminación de la matrícula. Sin embargo, observamos un avance, pues no solo se busca satisfacer demandas económicas, las cuales ya intentaron resolver las autoridades universitarias a través de una propuesta económica, levantada desde la corporación, también existe la necesidad de proyectar el conflicto estudiantil en el tiempo, planteando para ello un proyecto político para el interior de la universidad, el que está siendo representado por una propuesta alternativa de acceso universitario y otra de democratización. Ambas propuestas no solo han sido levantadas a través de críticas, sino que se han logrado concretar en apuestas políticas, creándose comisiones estudiantiles encargadas de confeccionar dichos informes.

El proceso de negociación

La mesa de negociación resulta después de una semana que estuvo estancada. Rectoría se negaba a dialogar con los estudiantes, implementando medidas tan autoritarias como el cierre total de la Universidad, luego de una conversación que tuvo el presidente de la FEC con el rector de la casa de estudio mediada por el CRUCH, se logra establecer una negociación que se extendió por cuatro días. Para Javier Miranda, vicepresidente de la FEC esto fue un avance y lo que más valora es el establecimiento de espacios democráticos, ya que asevera que esto les permitirá incidir en las políticas universitarias, además agrega que fue una instancia en la cual igualmente se devela la condición de empresa de esta universidad, ya que en varias oportunidades mientras negociaban recibieron amenazas por parte del vice rector Larraín de dejar el diálogo si insistían en algunos temas, que a juicio de los estudiantes vendrían a afectar los intereses de la corporación.

Los avances en democratización, acceso y financiamiento

En relación a la democratización de los espacios de decisión, Javier indica que en esto se logró establecer un claustro triestamental en el cual se tocará el plan estratégico de la universidad, en esto se trabajará durante lo que queda del año y también durante el 2013; asimismo se concretó que en instancias intermedias, como son los consejos de carrera, se aumentara en cuatro representantes estudiantiles con voz y voto dentro de esta instancia, lo que permitiría incidir sobre por ejemplo: mallas curriculares, solución de problemáticas internas, entre otras cosas; finalmente se llevará una moción para el consejo académico de modificación del reglamento de facultades para que se integren estudiantes dentro del consejo directivo.

En términos de acceso, se logra un plan piloto de acceso en el cual se favorecerá a los jóvenes provinientes de liceos municipales, lograron 50 cupos para que estos ingresen a la universidad de Concepción garantizando becas de alimentación, entre otras. También la universidad se comprometió a buscar los mecanismos para garantizar el pago de los aranceles de los estudiantes que no pueden acceder a becas y créditos. Durante el 2013, los estudiantes trabajarán en conjunto con la casa de estudio un programa de propedeutico que apuesta a un plan piloto para el 2014 con 300 cupos. Igualmente se estableció que se mejorará la infraestructura de las tres sedes de la Universidad de Concepción a favor de los estudiantes con discapacidad.

Por último en relación a financiamiento, se obtuvo el congelamiento durante tres años de los aranceles en términos reales, un 30% de rebaja de la cuota básica de matrícula que se aumentará a un 35% el 2014, y la reducción permanente de un 80% en los costos de egreso.

Para los estudiantes si bien no consiguieron la totalidad de lo demandado lo ven como un avance que se proyecta a nivel nacional, en la actualidad se preocuparán por efectivamente copar los espacios de decisión dentro de la universidad para así ir incidiendo en las políticas implementadas, solo así se logrará construir una universidad que esté al servicio del pueblo, que sea gratuita, de calidad y democrática.

Estas leyendo

Estudiantes de la Udec consiguen avanzar en democratización, acceso y financiamiento.