CIADI condenó al Estado Chile a pagar a Víctor Pey por la usurpación del diario Clarín tras el golpe militar

El fallo del CIADI ordena pagos de indemnización y de costas de un litigio de más de una década y la apertura de un nuevo arbitraje para fijar el monto de una indemnización que debe superior a simbólicos 10 millones de dólares pagados en 2005 por el gobierno de Ricardo Lagos a unos “falsos propietarios”.

 

Una decisión del CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, con sede en Washington) confirmó un laudo arbitral del 8 de mayo de 2008 y ratificó que el ciudadano español-chileno Víctor Pey Casado y la Fundación Presidente Allende (FPA), de España, son los únicos propietarios del patrimonio de la empresa editora del diario chileno Clarín, “que está bajo ocupación militar ininterrumpida desde el 11 de septiembre de 1973”, según informaron los demandantes.

 

Pero los grandes medios que difundieron esta noticia en Chile la presentaron absolutamente al revés, como una “nueva victoria del gobierno de Chile”. Por ejemplo, la cadena La Tercera, de Álvaro Saieh, publica hoy: “Ciadi falla a favor de Chile en caso Clarín tras 15 años y anula millonaria indemnización: Decisión pone término a uno de los juicios más caros que ha enfrentado el Estado, por María José Pavez. Probablemente, no entendieron el fallo o ni siquiera leyeron el documento de 177 páginas que contiene la decisión del CIADI (Ver http://diario.latercera.com/2012/12/20/01/contenido/pais/31-125865-9-ciadi-falla-a-favor-de-chile-en-caso-clarin-tras-15-anos-y-anula-millonaria.shtml).

 

“La prensa ha tergiversado el sentido de la decisión para transformarla en una victoria de Chile que no tiene el menor sentido. O sea, falsean la realidad”, precisó Pey.

Consultado por Mapocho Press, Víctor Pey dijo: “Simplemente, ésta es una decisión ampliamente satisfactoria para la Fundación Presidente Allende y para mí, puesto que en esencia reconoce que somos los únicos propietarios, reconoce que el Estado de Chile me denegó justicia y lo condena a pagar las costas del juicio y tiene el efecto definitivo de ‘cosa juzgada’”.

 

¿Quién es Víctor Pey?

El español-chileno Víctor Pey es una leyenda viva de la historia política chilena del siglo 20. Arribó a Chile a los 26 años, en 1939, como pasajero del Winnipeg, el famoso barco contratado por Neruda para traer miles de refugiados de la guerra civil española acogidos en este país por el gobierno de Pedro Aguirre Cerda. Traía el título de ingeniero, otorgado por la Universidad de Catalunya, fundó una empresa constructora y, entre otros grandes trabajos, erigió el puerto de Arica. Se hizo muy amigo de Salvador Allende y de Pablo Neruda, y de muchas muchas otras personalidades de la política chilena, y durante el gobierno de la Unidad Popular (1970-1973) le compró el diario a su propietario Darío Saint Marie en una transacción realizada en España. Actualmente reside en las cercanías de la Plaza Ñuñoa de Santiago.

 

La “ocupación militar ininterrumpida de Clarín desde el 11 de septiembre de 1973” se expresa en el hecho de que uno de los edificios sede del diario chileno más popular y de mayor circulación en la historia del periodismo chileno, incautado en 1973 funcionan hasta hoy los tribunales castrenses, justo al frente del Palacio de La Moneda. La tirada diaria de Clarín bajo el gobierno de Salvador Allende alcanzó hasta los 300.000 ejemplares en un país de 8 millones de habitantes.

 

La Decisión del CIADI

La Decisión del Comité Ad-Hoc del CIADI, tribunal creado por acuerdos internacionales orientados a resguardar la inversión extranjera, confirmó también el 18 de diciembre de 2012 la condena que impuso un Laudo a la República de Chile de indemnizar a los demandantes Pey y FPA por denegación de justicia y discriminación, y la condena en costas. Estas resoluciones son definitivas y tienen efecto de cosa juzgada.

 

La Fundación Presidente Allende de España, que preside el abogado Joan Garcés y donde Pey se desempeña como vicepresidente, suele distribuir los fondos que recauda en laboriosos juicios entre las víctimas que acreditaron haber sufrido violaciones de derechos humanos bajo la dictadura de Pinochet. Garcés desempeñó un rol clave en la decisión del juez hispano Baltasar Garzón de ordenar la detención de Pinochet, aprehendido por Scotland Yard en Londres, en 1998.

 

La Decisión de 2012 aumentó la indemnización a los propietarios españoles. El Laudo CIADI de 2008 aceptó unos diez millones de dólares que en 2005 fueron pagados por la administración de Ricardo Lagos “a unos falsos propietarios inventados por ese gobierno que incurrieron en fraude al Estado”, señaló un comunicado de los demandantes difundido ayer 19 de diciembre. La FPA y Víctor Pey denunciaron ese fraude ante al tribunal de arbitraje del CIADI y al Comité ad-hoc, y hoy “celebran que la Decisión de 2012 haya encontrado la manera de anular su reflejo pecuniario”, según el comunicado.

 

La Decisión abrió así, de par en par, las puertas para que se constituya un nuevo Tribunal de Arbitraje con el propósito específico de conocer las razones en derecho que justificaron la indemnización simbólica por los daños causados” … pero pagada a otros, a “falsos propietarios” del diario que recibieron sin asco ese dinero. La nueva Decisión establece que esa indemnización a la FPA y Pey debe ser superior a la “suma simbólica” de 10 millones de dólares pagada por el gobierno de Lagos.

 

La Decisión CIADI concluyó que “las disposiciones sustantivas del APPI (Acuerdo de Inversión entre el Reino de España y la República de Chile, vigente desde el 29 de marzo de 1994) son aplicables ratione temporis a la violación resultante de la Decisión N° 43 y a la denegación de justicia alegada por los Demandantes, ya que dichos actos son posteriores a la entrada en vigor del tratado”.

 

La versión electrónica de Clarín publicó íntegramente el documento del CIADI y también el Laudo de 2008 (Ver http://www.elclarin.cl/fpa/arbitraje.html).

 

*) Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

 

Estas leyendo

CIADI condenó al Estado Chile a pagar a Víctor Pey por la usurpación del diario Clarín tras el golpe militar