La luz después del túnel: La nueva Jornada de rescate patrimonial en Tomé

La luz después del túnel: La nueva Jornada de rescate patrimonial en Tomé

Para este sábado 9 de febrero está convocada la Jornada “La luz despuès del tùnel” en el Tùnel ferroviario de Frutillares, en Tomé. El evento busca contribuir a una revaloración y recuperación del patriomonio cultural de la comuna. 

Resumen conversó con Américo Caamaño, organizador de la actividad. Relata que “después de una serie de exposiciones de grabados, realizadas entre el 2002 y el 2007, como “Entomecinadas visiones”, “Alguna vez los trenes” y “A toda costa… por Tomé”, mostradas en diversas ciudades como Concepciòn, Tomé, Quilpué, Valparaiso y Santiago, surgió la necesidad de pensar la ciudad y su historia desde una òptica patrimonial, y de salir del circuito normal de muestras y actividades artísticas y llegar a ricones o lugares más periféricos, integrando artes visuales, poesía, música y testimonios. Así surgieron las Jornadas: 

“Caleta de imàgenes” en la caleta de pescadores artesanales de Cocholgue (2008);

“Mucho paño que cortar” en las ruinas de la ex-fàbrica textil FIAP (2009);

“A Tomé los boletos” en los andenes de la ex-estaciòn ferroviaria (2010);

“Patrimonios” en el barrio Bellavista (2011),

“De California a California” en el barrio California (2012).

“Actualmente estamos enfrascados en la realización de la jornada “La luz después del túnel” en el Túnel ferroviario de Frutillares. Con ello hemos abordado diferentes situaciones patrimoniales como lo pesquero artesanal, lo textil, lo ferroviario, lo molinero, entre otros, comprendiendo aspectos humanos, artísticos, arquitectónicos, económicos y geográficos o de patrimonio natural, con fines de rescate, de valorización, de toma de conciencia y de memoria”, afirma Américo. 

¿Cuáles son los elementos que podrías destacar del patrimonio cultural tomecino y cómo justificarías la necesidad de recuperarlo y salvarlo? 

Sin duda lo textil resalta con notoriedad; sin embargo, se deben activar todas las memorias, incorporando, entre otros, la cultura indìgena y campesina, la pesca artesanal y sus oficios, la industria molinera, la cultura sindical textil, la industria vitivinìcola, el deporte, la educaciòn y el arte. 

La justificación tiene que ver con el tema de la identidad, ¿cómo nos reconocemos?, ¿quienes somos y quiénes queremos ser como comuna?. Y en este sentido, el ejercicio de memoria es fundamental; pero, no el de una memoria nostálgica, si no más bien una memoria crìtica con vistas hacia el desarrollo. Una memoria que intente captar el espíritu con que nuestros antepasados construyeron antes que nosotros. 

Ante la Región de Concepción, cómo explicarías la importancia del patrimonio cultural tomecino. 

Primero, no se hace región desde Concepciòn solamente, si no desde todas sus provincias, ciudades y localidades. Luego, Tomé tiene un peso cultural que no es reciente, y que tiene que ver con confluencias multirraciales, su pasado portuario, molinero y textil. Por otra parte, existe un potencial cultural, natural y turístico que continua dándole singularidad en el contexto regional, y que debe tener un desarrollo mayor. 

¿Cuales son las amenzas y los daños que ha sufrido el patrimonio cultural tomecinos en los últimos años? 

Pese a que la variable sísmica siempre ha sido una amenaza en el conjunto del país, yo pienso que la peor amenaza que tenemos tiene que ver con la ignorancia y con el afán de negocios lucrativos. Debido a ello, en los últimos años han desaparecido y/o se estan deteriorando y degradando diferentes hitos arquitectónicos como: La casa Molina, la casa Hinrrinsen, el Ex-Sindicato Paños Oveja, la casa “El Palomar”. 

Por otra parte. la carencia de un lugar físico con equipamiento adecuado, tipo museo histórico o museo de las herramientas o museos temáticos, hace que una gran cantidad de elementos patrimoniales estén perdiéndose, o estén dispersos o se encuentren celosamente guardados, sin prestar utilidad para la memoria colectiva. 

¿Qué esperas de la actividad a corto y mediano plazo? 

Respecto a la jornada “La luz después del túnel”, en el corto plazo se espera continuar llamando la atención sobre aspectos de la memoria tomecina y de cómo ésta se puede incrementar. Se espera asimismo generar mayor audiencia por medio de las actividades artísticas. 

En el mediano plazo, se espera una mayor articulaciòn con la redes sociales locales y regionales, integraciòn de otros gestores en la organización y la consecusión de mayores recursos para el financiamiento de futuras jornadas.

Exposición cultural “De California a California”

{youtube width=”700″}0ggYr_kgqbM{/youtube}

Estas leyendo

La luz después del túnel: La nueva Jornada de rescate patrimonial en Tomé