SubComandante Marcos: Ellos y Nosotros VI.- Las Miradas. Parte 3: Algunas otras miradas

De nada sirvieron los cambios de nombre y de banderas, los golpes, las cárceles, los cementerios, el dinero fluyendo por las mil arterias de la corrupción, los “reality shows“, las celebraciones religiosas, las inserciones pagadas, los exorcismos cibernéticos.

 

ELLOS Y NOSOTROS.

VI.- Las Miradas 3.

3.- Algunas otras miradas.

una: Un sueño en esa mirada.

Es una calle, una milpa, una fábrica, un socavón, un bosque, una escuela, una tienda departamental, una oficina, una plaza, un mercado, una ciudad, un campo, un país, un continente, un mundo.

El Mandón está gravemente herido, la máquina rota, la bestia exhausta, la salvaje encerrada.

De nada sirvieron los cambios de nombre y de banderas, los golpes, las cárceles, los cementerios, el dinero fluyendo por las mil arterias de la corrupción, los “reality shows“, las celebraciones religiosas, las inserciones pagadas, los exorcismos cibernéticos.

El Mandón llama a su último capataz.  Algo le murmura al oído.  El capataz sale y se enfrenta a la muchedumbre.

Dice, pregunta, demanda, exige:

Queremos hablar con el …

Duda, la mayoría de quienes se le enfrentan son mujeres.

Corrige:

Queremos hablar con la …

Vuelve a dudar, no es pequeño el número de [email protected] que se le enfrentan.

Vuelve a corregir:

Queremos hablar con quien esté al mando“.

Por entre el silencio se adelantan [email protected] [email protected] y [email protected] niñ@, se paran frente al capataz y, con una voz inocente y sabia, dicen:

Acá todas y todos mandamos“.

El capataz se estremece, y se estremece la voz del Mandón en su último grito.

La mirada despierta.  “Extraño sueño“, se dice.  Y, sin importar el calendario y la geografía, sigue la vida, la lucha, la resistencia.

Del raro sueño sólo unas palabras recuerda:

Acá todas y todos mandamos“.

dos: Otra mirada desde otro calendario y otra geografía.

(fragmento de una carta recibida en el cuart

Estas leyendo

SubComandante Marcos: Ellos y Nosotros VI.- Las Miradas. Parte 3: Algunas otras miradas