Muerte de buzo en salmonera noruega demuestra precariedad laboral

Luego del periodo de descanso sanitario de varios centros de cultivo en las Islas de Chiloe central, producto de la crisis del virus ISA que infectó extensas zonas marinas, las empresas comenzaron a preparar sus balsas jaulas para una nueva fase de expansión productiva. Pero la muerte de un buzo que trabajaba subcontratado para la compañía Mainstream/Cermaq hacen temer que la tragedia social y laboral en esta industria se podria repetir tal como hace unos años cuando moría un trabajador mensual en faenas. En la fotografía aparece una protesta de los sindicatos por las constantes muertes de trabajadores.

La muerte de un buzo en un centro de cultivo de salmón de la multinacional noruega Cermaq/Mainstream, ocurrida durante el fin de semana en el archipiélago de Chiloé, vuelve a dejar al descubierto que la producción de salmónidos en Chile, se basa en la subcontratación y precariedad laboral. El trabajador fallecido es Plácido Fredy Jiménez Pérez, quien el sábado 23 de marzo murió mientras era trasladado a un centro asistencial, luego de accidentarse mientras limpiaba las balsas jaulas que la empresa nórdica mantiene en Isla Lin Lin, comuna de Quinchao.

La Gobernación Marítima de Castro, informó que el sábado 23 de marzo a las 17:30 hrs. “la Capitanía de Puerto de Achao recibió la información por parte de personal a cargo de la faena de buceo, efectuada en la Empresa Mainstream, en sector Curaco de isla Lin Lin, donde se procedió a la evacuación del buzo mariscador básico Sr. Placido Jiménez Pérez”.

La victima de 53 años, era un trabajador subcontratado que realizaba faenas en las jaulas salmoneras de Mainstream/Cermaq. Según varios dirigentes sindicales la compañía habría comenzado a realizar toda una estrategia para ocultar información y desligarse de las responsabilidades de esta muerte.

El centro de cultivo en que ocurrieron los hechos es parte de la zona que fue infectada por el virus ISA en Chiloé , por lo se encontraba en periodo de reposo sanitario y sin salmones. El buzo fallecido realizaba labores de acondicionamiento y limpieza de las balsas jaulas, para que sean utilizadas en una nueva fase de engorda de salmones, informaron trabajadores.

LOS HECHOS

La tragedia se desató cuando el buzo, que contaba sólo con licencia de pescador artesanal mariscador, “presentó síntomas de principio de asfixia, siendo atendido por el paramédico de la posta rural de la isla Lin Lin, quien recomendó la evacuación inmediata hacia el Centro Asistencial Dalcahue, al presentar signos vitales débiles”.

“Una vez que el buzo, ingresó al Centro Asistencial Dalcahue, se le aplicaron las técnicas de reanimación por personal médico sin resultados positivos, constatándose su fallecimiento en el lugar a las 19.30 Hrs., por paro cardiorrespiratorio” informó la Autoridad Marítima, la que de inmediato inició una “Investigación Sumaria Administrativa Marítima para determinar las causas que ocasionaron el lamentable accidente”.

El cuerpo de la víctima fue inspeccionado en el Servicio Médico Legal de Ancud, que en definitiva va a elaborar un informe de las causas del deceso. 

No hay que olvidar que la industria salmonera en el período previo al 2007, momento en que ocurrió la gran crisis provocada por la introducción del virus ISA desde Noruega, llegó a tener una mortalidad peak de 1 trabajador muerto por mes.

Alarmante aumento de uso de antibióticos en salmoneras

Estas leyendo

Muerte de buzo en salmonera noruega demuestra precariedad laboral