En Salud

Probióticos naturales: Alimentos Fermentados

Hace algún tiempo comencé a escuchar a cerca de los alimentos fermentados, así que decidí probarlos. La fermentación de alimentos surge hace millones de años como método para conservar ciertos alimentos para tiempos de escasez. Hoy, además se sabe que en el proceso de fermentación se produce un aumentoconsiderable de los nutrientes que hay en los alimentos. Otro beneficio, es que al fermentar los alimentos, se genera un crecimiento de bacterias beneficiosas para la salud intestinal. Hoy están de moda los probióticos, y los alimentos fermentados son una excelente fuente de estos, ya que se encuentran activos y son naturales. Además, los alimentos fermentados están llenos de enzimasvitaminas,minerales y promueven la alcalinidad de la sangre.

En Chile conocemos el chucrut y los pickles, pero hay muchos otros alimentos fermentados como el Kimchinattomisokefirkombucha, que otras culturas han consumido por muucho tiempo. Sin embargo, las recetas originales de estos alimentos dejaron de ser utilizadas, y si los compramos en el supermercado estos vienen con exceso de sal, vinagre y otros conservantes. Además, los vegetales se cocinan antes de la preparación, lo que mata todas las “buenas” bacterias y enzimas que ayudan a la salud intestinal. Por lo tanto, para consumir estos alimentos y obtener todos los beneficios es recomendable prepararlos uno mismo.Donna Gates, quien escribió “The body ecology diet”, y es experta en este tipo de alimentos, recomienda consumirlos a diario, acompañando a cualquier comida.

Para la preparación de los alimentos fermentados se necesita sal de mar, agua, algún tipo de vegetal y un frasco de vidrio con tapa (como los que se usan para conservas y mermeladas). Una vez picados los vegetales se guardan en el envase de vidrio y se agrega la mezcla de agua con sal. Luego se dejan fermentar a temperatura ambiente (alrededor de 18 a 20 grados celcius) por algunos días. Así la bacteria “buena” ya presente en los vegetales se empieza a reproducir y se encargan de pre-digerir los vegetales hasta que se vuelven más blandos, y toman un sabor como a pickle. Una vez que estén listos, se pueden guardar en el refrigerador por hasta 6 meses.

Creo que es una receta bastante simple, económica y natural para los tan diversos trastornos digestivos que hay hoy en día. Los alimentos fermentados ayudan a mejorar la digestión, el colon irritable y la constipación. Y al mejorar la salud intestinal se absorven de mejor manera los nutrientes, el cuerpo está más nutrido y con mayor cantidad de materia prima para sanarse y regenerarse. Por lo mismo, el uso de vegetales fermentados ha mostrado ser útil también para alergias a alimentos, infecciones vaginales, cólicos, ayuda a controlar el peso porque son buenos para ir eliminando los antojos por alimentos con alto contenido de sal o azúcar, son excelente para las mujeres embarazadas para prevenir los malestares iniciales, ayudan en los procesos de desintoxicación a eliminar toxinas, ayudan a restablecer la flora intestinal después de haber tomado antibióticos, etc.

Previamente había mencionado también el Kéfir y el Kombucha, que entregan muchos de los beneficios recién mencionados, pero que se preparan de manera diferente. El kombucha, que es originario de China, se prepara fermentando té en conjunto con un grupo de bacterias y levaduras que viven de manera simbiótica y que suele llamarse “hongo kombucha”. El Kéfir es de origen turco y en Chile se lo conoce como “yogur de pajaritos”. El Kéfir puede prepararse con leche o también con té. Quizás más adelante en otro artículo escriba con mayor profundidad sobre estos, porque me gustaría investigar más sobre las bebidas fermentadas tradicionales de Chile y nuestros países vecinos como la chicha, el pipeño, muday, etc.

Si quieres saber cómo preparar los vegetales fermentados y otros datos interesantes sobre los alimentos fermentados, puedes ver el  video que hemos preparado!!!

{youtube width=”700″}HJdMgzx1wQc{/youtube}

Estas leyendo

Probióticos naturales: Alimentos Fermentados