En Salud

Denuncian a Director de Hospital de Yungay por acoso laboral y abandono de deberes.

Este martes 28 de mayo, en las dependencias de la Fenats del Hospital Regional, se llevo a cabo una reunión en la cual dirigentes del hospital de Yungay denunciaron las pésimas condiciones en que se encuentra el recinto. Las dirigentes por haber hecho públicas las denuncias, sufren un tenaz acoso laboral. Lo preocupante es que la situación del hospital de Yungay es similar a la de los demás recintos de la región.

Pésimas condiciones de atención.

El hospital de Yungay es un pequeño recinto en que hace hasta algunos años, cumplía con la atención de la población local. Según las denuncias de las trabajadoras, la salud de la gente de Yungay ha experimentado un cada vez más notorio retroceso. El año 2011 se firmó un protocolo de acuerdo tras la destitución de la anterior Directora, debido a la movilización de las trabajadoras que ponían en el tapete el pésimo estado de la atención a los usuarios. En la actualidad no se ha cumplido ningún punto del protocolo de acuerdo, a pesar de la destitución de la directora. Entre ellos se encuentran la habilitación de Pabellón docente de maternidad. Pabellón docente Ginecológico. Pabellón y sala de partos. Protocolo, normas y procedimientos. Profesionales médicos medicina interna, cirugía y obstetricia. Intervención del clima laboral.

El irregular funcionamiento del hospital y la poca preocupación al respecto se refleja en que hay 50 millones de pesos del Hospital, a los que se les perdió la huella. El lugar donde pudo hallarse antecedentes sobre el destino de estos dineros fue una oficina que fue, inexplicablemente, objeto de incendio.

A pesar de contar con las condiciones y los profesionales para maternidad, la población de Yungay debe recorrer largos tramos en una temida carretera, para atenderse en el hospital de Chillán. Esta nefasta práctica ha sido denunciada por conductores que señalan que sus jornadas se han extendido hasta por 30 horas continuas.

Salas y camas vacías, sin utilizarse, son características del funcionamiento, pues se deriva la atención de pacientes hacia Chillán o hacia el sector privado.

Así como hoy Quellón señala el total abandono de su gente, Yungay mucho más cerca, reclama por lo mismo.

Los antecedentes.

El gremio ha sido el único que ha levantado la voz por la salud de la comunidad, tanto así, que el año 2011 lograron la salida de su Directora por graves denuncias de situaciones de Administración, Clima Laboral y hostigamiento a funcionarios. Lamentablemente, el problema continúa y el clima laboral ha empeorado. El conflicto ha escalado y las trabajadoras señalaron que el acoso toma ribetes preocupantes cuando en marzo recién pasado, la trabajadora Ruth Maldonado denunció que mientras estaba con su hijo de 12 años, su casa fue objeto de apedreos por parte de desconocidos -entre 7 y 10- que quebraron los vidrios.

Las acusaciones contra el actual director son alarmantes. Según documentación a la que tuvo acceso Resumen, Ronald Riffo, director del hospital, es acusado por la Fenats por abandono de deberes debido a no haber concluido con los sumarios en el tiempo pertinente respecto de : SOME y patologías GES; Alimentación y finalmente; Contabilidad.

Se le denuncia por el cierre temporal del pensionado y la sala cuna. Por no tomar medidas ante la denuncia de utilización de vehículos del hospital para fines personales.

Es acusado también por Carlos Muñoz Fuentes quien le atribuye hostigamiento psicológico y laboral durante 8 meses, en los cuales fue maltratado verbalmente por este señor y sufrió constantes cambios de puesto. Al trabajador no le renovaron su contrato.

Es acusado también, por una integrante del comité de Capacitación de ser amedrentada por solo exigir transparencia en la entrega de un cupo. El cupo había sido entregado a una trabajadora a honorarios, sin haber dado la opción de postular y sin tener en cuenta que quienes tienen prioridad en este tipo de cursos titulares y a Contrata. El director alzó la voz contra la trabajadora, quien le señaló que no le hablará así a lo que respondió “verdad que en este hospital no se le puede levantar la voz a nadie” señaló a su vez , según relata la trabajadora “yo hago lo que quiero y si quiero voy yo”. Cuando reclamo por sus derechos el director la amenazó según relata la denunciante diciéndole que tuviera cuidado con lo que hiciera.

Parte de este amedrentamiento laboral fue la creación de un gremio paralelo al existente, con al menos 7 irregularidades denunciadas por las trabajadoras al Jefe de Inspección Provincial del Trabajo de Ñuble. Alberto Silva Rebolledo. Entre ellas; no se voto en urna secreta; no hubo ministro de fe, sino un auxiliar de notaría; no hubo directiva provisoria. Una nutricionista que se presento a la conformación estaba con licencia médica. Lo que se considera más grave por parte de la Fenats, hubo descalificaciones hacia su organización y se mintió acerca del validez legal de su gremio como forma de dividir a sus asociados para de esta forma, debilitar a quienes se movilizan por condiciones dignas de trabajo y atención, y así sumar adeptos al nuevo gremio.

Los asociados a este nuevo gremio gozan de malos antecedentes. Según dos denuncias de pacientes, una enfermera -perteneciente a la agrupación recién conformada- utiliza recursos del hospital y cobra por curaciones y medicamentos . Así lo señala en una carta Alicia Jofré, hija de un paciente adulto mayor, quien señaló haber pagado 60 mil pesos a la funcionaria a pesar de estar en el Hospital y en su horario de trabajo. Carta a la que tuvo acceso Resumen.

Otro paciente Joel Chavarría, en calidad de postrado, señala el hurto de 300.000 pesos por parte de una enfermera. Todos estos antecedentes han sido resentados, pero no se ha tomado ninguna medida al respecto.

Consultado por Resumen a través de correo electrónico por estas denuncias, el Director del Hospital no ha respondido.

Foto: Dirigentes Fenats Hospital de Yungay.

Estas leyendo

Denuncian a Director de Hospital de Yungay por acoso laboral y abandono de deberes.