Tan lejos, tan cerca. La salida de Freirina y el presente de Coronel

En una pequeña exposición realizada en la sede coronelina del Colegio de Profesores, el Movimiento Socioambiental del Valle del Huasco señaló  a los asistentes un somero análisis de sus problemáticas territoriales y del por qué justamente en Freirina se levantó la población en contra de los poderes fácticos. Con ello buscaban aportar a la lucha de los coronelinos por sus derechos y que se sumaran también a la gran movilización por la recuperación del Agua del 21 de Abril. 

David contra Goliat 

Freirina es una pequeña localidad de la provincia del Huasco, en la Región de Atacama. Se instaló en la palestra tras las decididas protestas de los vecinos del lugar, para lograr el cierre de la planta productora de carne de cerdo Agrosuper que pretendía ser la más grande de sudamérica. Sin llegar siquiera al 30% de la producción estimada, el desastre socioambiental producido por los olores, las enfermedades y la contaminación del agua llevó a la población a luchar contra la empresa, carabineros, el gobierno y los medios de comunicación oficiales hasta lograr la clausura del lugar. Hace unos días se fiscalizó la planta, en la que se encontraron cerca de 10 mil cerdos muertos. 

La inmensa fuerza de la Asamblea de Freirina, se dio fundamentalmente -según relataron los expositores-, debido a la autonomía que generó la población de la clase política; lo principal fue la acción directa de los pobladores, sin mediaciones de la corrupta clase política. 

Sin embargo, Freirina no es la única preocupación de la Provincia de Huasco. En su sector cordillerano, las comunidades diaguitas han sido testigos del tremendo daño al medioambiente, y a su propia subsistencia causados por el proyecto minero Barrick Gold, que amenaza con acabar con el agua de la que depende la vida de la población. Y por otra parte, el sector costero está siendo destruido por compañías energéticas, y lo que va quedando amenazado por los proyectos termoeléctricos Guacolda, la posible construcción de Punta Alcalde y un probable parque eólico que intervendrá cientos de hectáreas vírgenes del borde costero. Otras Freirinas están latentes 

Las zonas de Sacrificio y el debate en Coronel 

Tras la exposición mencionada, pobladores coronelinos tomaron la palabra para dialogar. Relacionando la realidad del pequeño poblado nortino con la comuna de Coronel, se vieron ciertas constantes que se repiten en ambos sectores: pobreza, transnacionales poderosas, población desprotegida. Lo que podría sintetizarse en “concentración de una gran cantidad de industrias contaminantes, afectando siempre a aquellas comunidades más pobres o vulnerables.”. O sea, la definición de OCEANA de zonas de sacrificio.

Lo que para todos se había transformado en un serio problema en Coronel, era justamente de lo que se había logrado evitar en Freirina: la profunda cooptación y corrupción de las organizaciones locales por la clase política. Las transnacionales emplazadas en territorio coronelino han desplegado toda una red de protección sobre el negocio, complementada con apoyo económico a inversiones sociales y campañas publicitarias de limpiezas de imagen. Muestra de esta complicidad es el descaro de permitir la instalación de las termoeléctricas de Colbún en la Población Laurie, colindando con el mismo centro de la comuna y junto al principal foco turístico: Playa Blanca.

Chipeadoras, forestales, cementeras, pesqueras, el puerto y las termoeléctricas más los complejos industriales han privatizado y destruido tanto el medioambiente, como el patrimonio histórico y social de la comuna. El borde costero de Coronel es hoy un espacio de expansión de la empresa transnacional. Todo ello con la complicidad de los políticos coronelinos que erradican cada vez más a la población del casco histórico de Coronel, hacia el sector de Lagunillas.

La resistencia del Barrio la Colonia

La indignación de los coronelinos fue noticia nacional el año 2012 cuando los pobladores de Aroldo Figueroa y Capitán Cabrejo decidieron enterrarse en las cenizas de las generadoras Bocamina I y II. Los vecinos demandaban erradicación e indemnización por parte de Endesa, pues el funcionamiento de estos verdaderos monstruos termoeléctricos había deteriorado su calidad de vida, contaminado sus barrios con ceniza y ruidos, enfermado a sus familias y generado socavones en los suelos de las poblaciones. Los terrenos de Enacar que utilizaban como paseo hoy son enormes canchas de acopio de cenizas, a cerca de 300 mts. de sus casas.

Un estudio de suelo, del sector El Esfuerzo- cercano también a la Colonia-, realizado por Endesa y publicado recientemente, dio la razón a los vecinos: la mecánica de suelos expresaba que el sector era inhabitable. Pero eso era el caso de las poblaciones nuevas, quienes señalaron que no veían otra posibilidad que irse.

No obstante, el Barrio La Colonia, ubicado sobre y tras las termoeléctricas no quiere ser erradicado. Los habitantes del tradicional sector sienten no tener conflictos con la contaminación de la generadora y quieren mantenerse en el lugar. Sin embargo, sus títulos de dominio siguen sin ser entregados a pesar de que son legalmente sus dueños: la población tiene más de 160 años.La Colonia representa el patrimonio histórico de Coronel; donde hoy se emplaza su junta de vecinos, fue el lugar de fundación de la FOCH. En una de sus calles murió asesinado por encargo el obrero Carlos Barrientos, mítico fundador y organizador de los trabajadores en la cuenca del Carbón. El sector cuenta con una historia significativa, ignorada por muchos, pero que representa sin duda parte del patrimonio histórico no solo de Coronel, sino del país entero.

Por lo mismo causó alarma entre los pobladores las opiniones de Leonidas Romero (independiente de derecha) quien señaló  a la prensa que la gente de La Colonia estaba en las mismas condiciones que El Esfuerzo, a cuyos terrenos se les había hecho el estudio. Ello se dio, coincidentemente, con las declaraciones del gerente del puerto de Coronel, colindante con el Barrio, quien expresó que no había ningún freno para que el puerto se expandiera. 

La complicidad entre la clase política y los proyectos empresariales es una cuestión evidente para los vecinos, quienes hoy con el apoyo de otros sectores de Coronel, hastiados de esta complicidad, han decidido movilizarse por sus derechos, libres de toda tutela política.

Son los intereses comunes de la población de Coronel, contra los proyectos empresariales que destruyen su territorio y su patrimonio histórico. Tal como sucede en la Provincia del Huasco.

Encuentro con el Movimiento Socioambiental del Huasco en Coronel.

Orilleras denuncian nuevo desastre medioambiental en Coronel (+fotos)

Prensa Internacional anuncia: Millones de langostinos muertos tiñen de rojo una playa de Chile

Coronel condenado por las termoeléctricas: Varan miles de Jaibas en Lo Rojas

Algueras continúan su movilización: Se toman instalaciones de Colbún [fotos]

Marchan algueras de Coronel afectadas por termoeléctrica

Campamento protesta cumplirá una semana frente a termoeléctrica

Corte Suprema ratifica el rechazo a recurso contra Santa María de Colbún

Algueras se toman accesos a Termoeléctrica Colbún

Estas leyendo

Tan lejos, tan cerca. La salida de Freirina y el presente de Coronel