¿Zona de sacrificio? Territorio Mapuche-Pewenche de Melipeuco invadido con nefastos proyectos

La localidad de Melipeuco se encuentra invadido en sus caudales y territorios por parte de empresas afuerinas que solo buscan lucro. Ocho pisiculturas en funcionamiento y otras que pretenden imponerse. Asimismo, hay tres centrales hidroeléctricas en funcionamiento y otras tres aprobadas por el gobierno. Se agrega la aprobación de un tendido eléctrico y uno nuevo que vendría, más la expansión de la industria forestal de especies exóticas de pino y eucalpitus que están alterando gravemente una de las zonas más bella de la región y con grandes potenciales.

El territorio de Melipeuco es un espacio donde las comunidades buscan que se respete el desarrollo propio, el que pretende proyectarse con intereses turísticos, agrícolas y de producción local diversa, en un entorno que se destaca por ser zona cordillerana en faldeos meridionales del Volcán Llaima y en subcuenca superior del río Allipén, con abundante Bosque Nativo, Fuentes Hídricas, Humedales, Glaciares, con Áreas Silvestres Protegidas ( Parque Nacional Conguillio, Reserva Natural ChinaMuerta, Reserva Nacional Villarrica), con iniciativas de Conservación como es la reserva de la Biosfera Las Araucarias (UNESCO) y Proyecto Geoparque (SERNAGEOMIN), sin embargo, en los últimos años, diversas pisciculturas, forestales de monocultivos de especies exóticas, hidroeléctricas e incluso geotermia se han venido emplazando en la comuna alterando gravemente al territorio, atentando a los derechos de los habitantes, interviniéndose las aguas y contaminándolas.

En efecto, desde fines 90 llegada de empresas salmoneras: Invertec S.A., Los Fiordos, Salmones Antártica, Inversiones AQUA Spa. Actualmente, la Comuna cuenta con 8 Pisciculturas en funcionamiento que contaminan las aguas de los ríos: Peuco, Membrillo, Estero Sensen, Estero El Diablo, Estero Matanza, Estero El Canelo, El Manzano y Cherquén; y El 2009 se aprobó Psicicultura Carén la que aún no se construye. A esto se agrega otras amenazas de nuevos proyectos de pisciculturas.

Actualmente, en la comuna se han impuesto tres Centrales hidroeléctricas en funcionamiento: El Manzano (2007), El Canelo (2011) y Truful Truful (2009); Y Aprobadas por el SEA están tres Centrales de Paso: Carilafquén-Malalcahuello (2008), Tracura (2008), Las Nieves (2013). A esto se agrega la aprobación 2012 de Tendido Eléctrico Melipeuco- Freire a pesar de oposición de comunicades mapuche. La empresa responsable es ENACON S.A. Hoy, otro tendido eléctrico en la alta cordillera pretende emplazarse en el sector para dar salida a las centrales que se pretenden instalar de Melipeuco hacia arriba.

En el presente, dos proyectos hidroeléctricos pretenden imponerse, uno ya fue aprobado y el otro se encuentra en calificación. Este último es “Central Hidroeléctrica de Pasada El Rincón”, el cual tiene relación con los derechos de aguas no consuntivos de ejercicio permanente y eventuales en el cauce del Río Truful Truful, cuyo proyecto es de 24 millones de y que hoy, la empresa Madrid, busca construir una central con una potencia total de 11 MW. El otro, ya aprobado, es un proyecto de la empresa Andes Power, de 19 millones de dólares y que es sobre una central hidroeléctrica de pasada de 6 MW de potencia que pretende instalarse en el Río Carén. El caudal que pretende utilizar es de 1,856 m3/s con una caída bruta de aproximadamente 400 m.

Otros aspectos de enorme preocupación son las concesiones para la geotermia que el estado ha venido otorgando a empresas, que significa irrumpir diversos espacios e intervenir el magma de la tierra; O también, la expansión de la industria forestal con especies exóticos como pinos que la empresa Magasa ha venido expandiendo, reemplazando bosques nativos y alterando los ecosistemas.

Ante este escenario, en Meliepuco, representaciones locales vienen activamente levantando su voz por la protección del territorio y exigen el respeto a sus derechos ante la afrenta del gobierno y empresarios que están viendo estos espacios como de costos o sacrificios en desmedro de la vida y desarrollo de los habitantes del lugar, donde la actitud de autoridades locales ha sido tibia y complaciente.

Estos proyectos se han venido imponiendo a espalda de la comunidad, dando formas y modelos de crecimiento económico externo, con sistemáticas violaciones a derechos, sin que se estén cumpliendo normas y tratados internacionales como es el Convenio 169 de la OIT, la declaración de la ONU sobre los derechos de los Pueblos Indígenas; o los diversos tratados relacionados a los derechos sociales, culturales, económicos y ambientales, donde incluso, hay cuenta, de instalaciones o proyectos que involucran espacios sagrados con características ceremoniales, religiosas y espirituales como es el río truful truful.

Estas leyendo

¿Zona de sacrificio? Territorio Mapuche-Pewenche de Melipeuco invadido con nefastos proyectos