La desaparición de José Huenante, el olvido y la injusticia en Puerto Montt

La desaparición de José Huenante, el olvido y la injusticia en Puerto Montt

Todavía no hay justicia a casi 8 años de la desaparición de José Huenante, joven de 16 años, que fue visto por última vez siendo subido a una patrulla de Carabineros en la población Vicuña Mackenna de Puerto Montt. Tras su desaparición, vino la demora de la Fiscalía y luego el traslado del caso a la Fiscalía Militar, donde se pierde definitivamente. El caso será llevado a la CIDH. El periodista Nicolás Binder, reúne la historia en el libro “La vida breve de José Huenante”, que fue presentado ayer en Puerto Montt.

“¿Cómo es que un cabro de 16 años, mapuche, que estudió hasta quinto básico y que trabajaba en una pesquera moldeando erizos es detenido y hecho desaparecer en el año 2005?”, se pregunta el periodista Nicolás Binder, que se dedicó durante meses a estudiar el caso para buscar una respuesta ante un hecho tan inusual. Desde 1990, la policía chilena ha asesinado a más de 70 personas, pero solo hay un detenido desaparecido: José Huenante.

José fue hecho desaparecer la madrugada del 3 de septiembre de 2005. Se había juntado con un grupo de amigos a tomar en la población en la que vivía con su tía desde hacía dos años. A eso de las cuatro de la mañana, cuenta Binder, pasa una patrulla de Carabineros haciendo la ronda. El grupo comienza a lanzarle piedras, la patrulla se da la vuelta y pide refuerzos. Se ve que mucho no tenían que hacer esa noche los Carabineros de Puerto Montt, porque llegan tres vehículos más, 16 policías en total. Al verlos llegar, el grupo arranca, todos hacia el mismo lado menos José, aparentemente el que estaba más borracho en el grupo, que comienza a correr en dirección contraria. “Hay una testigo que dice que vio a un joven de iguales características a José siendo perseguido por una patrulla con sus luces y balizas apagadas”, cuenta Binder; “también hay otro testigo, un cabro del grupo que estaba tomando, que ve a José corriendo por otra calle siendo perseguido por una patrulla. De repente esa patrulla lo adelanta, le hace una encerrona en la esquina de un pasaje, se bajan dos Carabineros abren la puerta posterior izquierda de la patrulla y lo suben violentamente en la parte trasera y se van. Eso es lo último que sabemos de José Huenante”.

Hasta esta parte la historia podría ser la de cualquier noche en cualquier lugar de Chile. Sin embargo de José no se supo nunca nada más. Nicolás Binder cuenta que las primeras pericias las hizo la Policía de Investigaciones y que seguían la hipótesis que Carabineros habían tenido participación, sin embargo no se avanzó en esa línea. El periodista le preguntó al fiscal por qué no había seguido la hipótesis, a lo que contestó que él “no podía dudar de Carabineros, porque en ese caso, tendría que dudar de todos los informes que le llegan”. Recién dos meses después de la desaparición de Huenante se toman las primeras declaraciones, entre ellos muchos testigos falsos, los que desvían la investigación. Luego de tres años, el caso cambia de Fiscal, asumiendo la investigación Sergio Coronado. Coronado, que ha sido acusado de someter a torturas en la misma Fiscalía a testigos de otro caso formaliza a tres Carabineros por secuestro calificado, y en octubre los acusa por detención ilegal. En la audiencia de preparación de juicio oral, la defensa solicita que la investigación pase a la Fiscalía Militar, y a finales de año la Corte de Apelaciones de Puerto Montt determina que así sea. Desde entonces el caso se pierde. “El hecho es que desde 2006 no ha habido ninguna hipótesis nueva. Coronado, cuando acusó el 2009 lo hizo a partir de evidencias recogidas entre el 2005 y 2006. De hecho en la población siempre se comentó que habían sido Carabineros”, dice Binder. El abogado de la familia, Luis Correa, anunció en marzo que debido al nulo avance de la investigación en la Fiscalía Militar, el caso será llevado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Nicolás, ¿Qué crees que le pasó a José Huenante?

“Lo único que a mí me consta y a la Fiscalía y a la familia y a todo el mundo, es que José esta desaparecido. Yo no puedo especular de qué pudo haber ocurrido esa noche después de que fue detenido. Lo que sí puedo decir es que por lo menos en esa población en Puerto Montt, y me imagino que en otras ciudades también, es habitual de que Carabineros hagan rondas en las poblaciones, agarran a cabros que están tomando en la calle, los suben a los camiones, les sacan la cresta, les dan un paseo por la ciudad y después los sueltan. Entonces, para mí lo más lógico es que a José Huenante lo hayan detenido, creyendo que había lanzado piedras, que nadie lo vio lanzar piedras, y que le hayan sacado la cresta, pero esta vez se les pasó la mano simplemente”.

¿Por qué crees que aún no hay justicia por José?

“Porque ocurrió esto en Puerto Montt, ¿Habría podido pasar lo mismo en Santiago? Si tú empiezas a mirar la historia, aprendes sobre Derechos Humanos, te das cuenta que acá nunca ha habido justicia. De hecho, la última gran matanza del Estado chileno fue la de Pampa Irigoin, en el 69 y no pasó nada. O sea se enterraron las víctimas, se hicieron los funerales y se acabó. Y luego ocurrió todo lo que pasó en la dictadura acá en la zona. Y han pasado 40 años. Entonces, claro cuando tu entiendes todas esas cosas, comprendes porqué esto ocurrió acá y no en ningún otro lado. Y porqué José Huenante sigue desaparecido. Y porqué José Huenante va a seguir estando desaparecido. Si han pasado 40 años de impunidad, ¿por qué en el caso de José Huenante va a ser distinto?”

¿Qué sensación te deja el caso tras investigarlo?

“Mira, el libro no es solo sobre la vida de José Huenante, es sobre Puerto Montt, es sobre la provincia de Llanquihue, es sobre una ciudad sin memoria ni justicia. Yo como puertomontino tengo la sensación de que la ciudad siempre ha sido olvidada, marginada por el poder central. El caso de José Huenante refleja esto, ese desinterés por la gente más humilde de región. Yo no sé si será porque Puerto Montt siempre fue el último rincón antes de que se acabara Chile. El caso de José Huenante, su desaparición y el olvido del Estado, habla de lo peor de esta entre comillas democracia que tenemos. De los supuestos 20 mil dólares per cápita que yo no sé dónde están. Si tu vas a Puerto Montt, vas a Los Muermos, vas a Cochamó, no aparece ese país. Somos el país que se quiere esconder, que se quiere barrer debajo de la alfombra. A consecuencia de eso terminamos con este caso, con la desaparición de un niño, totalmente pisoteado por todo el Estado de Chile. Yo me quedo con la sensación de que este caso, ¿a quién le importa?”

Marcha en Concepción a 7 años de la detención y desaparición de José Huenante

Mini-Documental: José Huenante ¿Dónde está? (2011)

Van 5 años de la desaparición de José Huenante: Primer DD.DD en “democracia”.

Nuevamente tribunales garantizan impunidad a crímenes policiales

Estas leyendo

La desaparición de José Huenante, el olvido y la injusticia en Puerto Montt