Los desalojos de Gastón

Un desalojo es una medida de fuerza frente a adolescentes reclamando por sus derechos. Hay formas y formas, dirán algunos, refiriéndose a lo violento que puede ser también una ocupación. Lo cierto es que este empate no existe, pues el primero es un acto represivo ordenado desde una institución local sin consultar a nadie. Lo segundo, la gran mayoría de las veces, es promovido por una asamblea donde se discute, se plantean diagnósticos y formas de resolverlos. Y lejos de ser una milicia, como los son las FFEE de Carabineros, los secundarios son adolescentes organizados.

Esta medida parece propia de un municipio de la derecha más recalcitrante, y sin embargo, es de un municipio socialista bajo el mando de Gastón Saavedra, uno de los pilares en la zona de la campaña de la nueva, renovada y democrática Bachelet. El excelso Alcalde señaló a través de los medios que los dirigentes debían hacerse cargo tanto de sus derechos, como de sus deberes.

Vaya forma de enseñar. Sr. Saavedra, ¿Cuál fue su inspiración pedagógica para tomar esta medida? Garrote y mordaza?

Lo cierto es que este personaje al igual que los restantes alcaldes de la Región, han utilizado las mismas falacias y absurdas razones del Ministro del Interior Andrés Chadwick para que Carabineros se enfrente a adolescentes desarmados. Y no contentos con eso, son pasados a fiscalía. Se levantan cargos contra ellos.

Más allá de que si esta medida se haga efectiva o no -en el sentido de que los jóvenes sean condenados- cabe preguntarse cual es la enseñanza que se deja. Se reducen a dos posturas, una es la sumisión del estudiantado, lo que señalaría que el alcalde no tiene idea de la historia de Chile ni de Talcahuano, pues los estudiantes, sobretodo los secundarios nunca fueron silenciados. Y lo otro es la profunda radicalización a la que pueden llegar los estudiantes, lo que podría indicar el profundo desconocimiento de la política del Ilustre.

Cómo dice Dagobert Runes: “Si domas a un caballo con gritos, no esperes que te obedezca cuando le hables”

La movilización va creciendo y se ve promisorio el paro del 26 de Junio, donde actores relevantes del movimiento social y sindical paralizarán. En el puerto, la medida será tomada por los trabajadores portuarios de la comuna. Los secundarios de Talcahuano han dado un ejemplo a sus pares secundarios, denunciando no solo el diagnóstico compartido por todos en educación -es decir, su completa inutilidad- , sino también las pésimas condiciones de sus establecimientos. Plagas de ratones, salas que se llueven, falta de talleres y herramientas, etc. ¿Pueden los estudiantes exigir el desalojo del municipio por no cumplir sus deberes?

La acción del Ilustre lisa y llanamente es un abuso de poder. Y quien no quiera verlo que siga cubriendo sus ojos, encienda la tele y siga escuchando los cantos de sirena. ¿Cómo no sería un abuso de poder, desalojar un establecimiento educacional con fuerza policial, blindada y armada, someter a los detenidos a tribunales, promover expulsión de estudiantes desde el cómodo sillón municipal?

No se trata de señalar que los estudiantes sean blancas palomas. Lejos de eso, señalo que se les está provocando ¿qué espera, sr Alcalde, que ocurra algún accidente? ¿Confiar desalojos a FFEE de Carabineros cuando en la región hay antecedentes de adolescentes torturados tras ser detenidos en la U. del Bio Bio el 2011? ¿Confiar desalojos a FFEE que entraron a la misma Casa central de la U. De Chile, que en las jornadas de movilización dejan infestado de lacrimógenas todo el centro de Concepción y que se pasean como si no importara nada la Universidad de Concepción? ¿Confiar desalojos a FFEE que dejaron inconsciente a golpes en la última movilización a un adolescente?

Este sr. socialista, ex dirigente sindical, se parece cada vez más al Diputado Udi Jorge Ulloa, cuestionado por beneficiarse con la aprobación de la Ley de Pesca, y férreo defensor de los violadores de derechos humanos.

Su forma de actuar otorga un sano cuestionamiento a quien lo observa. No solo a él, sino a toda su coalición o Nueva Mayoría ¿No es el oportunismo la religión de las ratas?

A tomar el cielo por asalto.

Foto: Vladimir Gavilán.

Estas leyendo

Los desalojos de Gastón