Ríos Montt y sus pocos minutos

Son 521 años de represión contra los indígenas. Pero 19 minutos pueden ser suficientes para esconderlos. Tres de los cinco magistrados de la Corte Constitucional de Guatemala han votado a favor de la anulación del juicio a Ríos Montt porque el día 19 de abril su abogado fue expulsado por pocos minutos de la corte después de haber acusado al tribunal de parcialidad.

Fueron 250,000 personas las que murieron durante el gobierno de Ríos Montt. Fue el genocida mayor de América Latina pese a que aquí la competencia es fuerte. Pero su abogado fue expulsado por pocos minutos del tribunal.

Sólo en un año fueron más de 2000 indígenas muertos. Pero unos pocos minutos son un grave signo de parcialidad contra el pobre genocida.

El genocida ni siquiera fue a la cárcel. Está  en un hospital militar al que no se le puede acusar de parcialidad. El parcial fue el tribunal que lo dejó sin defensa por unos minutos.

La Alianza Guatemalteca Anticomunista y otros grupos parecidos han publicado en la web un documento que bajo el título “Rostros de la infamia” acusan al Ministerio Público, el tribunal, la Embajada de Estados Unidos, el Procurador de Derechos Humanos, la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchu, la directora ejecutiva de Acción Legal en Derechos Humanos Eda Gaviola y a cuanta persona paso cerca del tribunal de “traidores de la paz” y “oenegeros mercenarios”. Pero que nadie los acuse de parcialidad. El parcial fue el tribunal que dejó sin defensa al pobre genocida por unos minutos.

El propio presidente del país, Otto Pérez Molina ha negado que hubiera genocidio en Guatemala y es lógico que lo haya hecho. Él era el “Mayor Tito” que se ha visto salpicado por el proceso judicial ya que fue jefe de inteligencia militar en la dictadura. Fue entrevistado por Allan Naim en 1982 y se sabe que después de interrogar a los detenidos los mataba. La semana pasada en una entrevista en la CNN quiso subrayar que la condena contra el exdictador no era definitiva. Pero que nadie lo acuse de parcialidad. El parcial fue el tribunal que dejó sin defensa al pobre genocida por unos minutos.

La Corte Constitucional, señaló que deberán repetirse todas las diligencias realizadas dentro del juicio a partir del 19 de abril. En esa fecha ya se había tomado declaración a alrededor de 100 indígenas ixil testigos de las masacres. Pero según diversos abogados y expertos, aún no está claro si su testimonio seguirá  incluido en el proceso o si se iniciará un nuevo juicio. Pero que nadie la acuse de parcialidad. El parcial fue el tribunal que dejó sin defensa al pobre genocida por unos minutos.

Sí, que nos acusen de parcialidad, que acusen de parcialidad a los que cantaron el poema de Otto René Castillo: aquí no lloró nadie, aquí sólo queremos ser humanos, comer, reír, enamorarse, vivir, vivir la vida y no morirla. ¡Aquí no lloró nadie! Estamos parcializados con la vida. El genocida lo está con la muerte.

Foto: www.contrainjerencia.com

+  Lola Mento

Historia de dos museos

Una raya más del tigre

Papa Francisco: Porque estuviste preso y te vine a delatar

Estas leyendo

Ríos Montt y sus pocos minutos