Brasil llevará caso de espionaje de EEUU a la ONU e investigará a operadores locales

Brasilia, julio 8 – La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció hoy que su país llevará el caso de supuesto espionaje a ciudadanos brasileños por parte de Estados Unidos al seno de las Naciones Unidas.

“Vamos a presentar la propuesta a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, pues uno de los preceptos fundamentales es la garantía de la libertad de expresión, pero también de los derechos individuales, principalmente el de la privacidad, que también está garantizado en nuestra Constitución”, declaró Rousseff a periodistas.

El diario O Globo de Río de Janeiro publicó el domingo un reportaje en el que reveló que Brasil, al igual que la mayoría de los países del mundo, había sido espiado por los programas de rastreo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés).

El reportaje usa datos filtrados por el exanalista de la CIA Edward Snowden, que está hace dos semanas en Moscú a la espera de que algún país le conceda asilo político.

La Cancillería pidió el domingo explicaciones al embajador de Estados Unidos en Brasilia, Thomas Shannon, y la legación diplomática brasileña en Washington hizo lo mismo con el Departamento de Estado.

Rousseff indicó que el Ministerio de Comunicaciones y la reguladora Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) investigarán la participación de empresas brasileñas en los supuestos actos de espionaje y anunció que el Gobierno pretende modificar la legislación sobre internet.

“Vamos a revisarla, porque uno de los asuntos que debemos observar es dónde se almacenan los datos y muchas veces los datos son almacenados fuera de Brasil, principalmente los de Google, y queremos entonces la obligación de almacenamiento de datos de brasileños en Brasil”, apuntó.

Según Rousseff, una investigación sobre el asunto “es importante, para saber todo lo que hay de verídico”.

“Sobretodo, Brasil tiene que dar garantías y tiene que construir una legislación que dé seguridad a los derechos humanos y a la privacidad de cada persona, de cada ciudadano, y en segundo lugar, no necesariamente en este orden, la garantía de soberanía de Brasil”, consideró la jefa de Estado.

La agencia de telecomunicaciones de Brasil dijo el lunes que investigará si los operadores locales violaron la privacidad de sus clientes, en el marco de una supuesta intromisión de agencias de espionaje estadounidenses.

El ministro de Comunicaciones Paulo Bernardo dijo que Thomas Shannon, embajador de Estados Unidos ante Brasil, le dijo en una reunión que Washington no había espiado a los ciudadanos brasileños ni violado su privacidad.

En una rueda de prensa, Bernardo sostuvo que el embajador reconoció que el gobierno de Estados Unidos sí monitorea metadatos de las llamadas telefónicas, “pero no en Brasil”.

Mientras tanto, el comité de Relaciones Exteriores del Senado brasileño dijo que invitaría a Shannon a testificar en una audiencia especial esta semana. Greenwald también será invitado, junto a autoridades brasileñas de seguridad, inteligencia y relaciones exteriores.

Anatel, el regulador de telecomunicaciones de Brasil, dijo por su parte que trabajaría con la policía federal para determinar si los operadores locales de telefonía habían violado alguna ley. La agencia no dijo qué compañías serían investigadas o si algún operador específico estaba ya bajo sospecha.

De acuerdo a los reportajes de O Globo, el acceso a compañías brasileñas fue obtenido a través de firmas estadounidenses socias de empresas de telecomunicaciones del gigante sudamericano.

Entre las mayores empresas de telecomunicaciones de Brasil aparecen TIM Participacoes, la unidad local de Telecom Italia; Grupo Oi; Telefonica Brasil; y Claro, una unidad de la empresa America Movil del magnate mexicano Carlos Slim.

Estas leyendo

Brasil llevará caso de espionaje de EEUU a la ONU e investigará a operadores locales