[FOTOS] El bono compensatorio para los pescadores de sardina y anchoveta: Una subvención al empresariado pesquero

Esta mañana en los accesos norte de Coronel y sur en Tomé se registraron bloqueos de ruta por parte de tripulantes pesqueros y armadores (dueños de embarcaciones) que reclamaron por la exclusión que sufren de los pagos de bono que el gobierno comprometió para quienes trabajan en la pesca de la sardina común y la anchoveta, en nuestra región. 

El motivo de que hayan sido marginados de dos de los tres pagos es que ya han pescado el 70% de la cuota de captura destinada al armador. 

¿Por qué ha ocurrido esto?

Porque autoridades, como el subsecretario de pesca Pablo Galilea, no han hecho otra cosa que gestionar una subvención a la industria pesquera, disfrazada de “bono” que mitigaría las consecuencias de la sobreexplotación. En este contexto, los armadores y su tripulación que ya han pescado un 70% de la cuota de captura en su poder, ya no son rentables y por eso han quedado “abajo”. 

Cómo se explica esto

El 6 de marzo de este año se inició la temporada de captura de sardina y anchoveta entre las regiones V y IX. Si bien, las expectativas de ganancia se mantuvieron, los hechos se encargaron de frustrarlas, llegando a declarar un “paro” el 7 de abril, gatillado porque los zarpes no alcanzaban a ser financiados por las exiguas cantidades que lograban pescar. 

Luego de sucesivas movilizaciones, el Gobierno accedió a entregar 900 mil pesos a cada tripulante, sacados del Fondo de Administración Pesquera (FAP) que fue planificado bajo usos como éste. Este dinero se cancelaría en tres cuotas, la primera de 270 mil, la segunda 430 mil y la tercera de 200 mil. De estas cuotas, la primera debería haberse pagado el 31 de mayo y comenzó a pagarse recién la semana pasada, luego de múltiples movilizaciones. 

La demora en los pagos del bono no fue producto de la negligencia ni la inoperancia institucional, sino que fue expresión de una estrategia para beneficiar a la industria. Primero, se impuso la condición de hacer dos zarpes para poder recibir el bono y después, luego de más de un mes de demora, con los tripulantes sin haber recibido ingresos desde hace meses, las autoridades, con Galilea a la cabeza, impusieron un tercer zarpe. Además de excluir del segundo y tercer pago, a quienes han pescado más del 70% de la cuota de captura, que representan a las naves más pequeñas, ya que por ser más chicas, su cuota de captura es menor y se completa más rápido. 

El hecho de estar obligados a realizar zarpes, implica que las tripulaciones deberán realizar un gasto en una operación que probablemente, no les reporte ninguna ganancia, pues la pesca de será mínima. Por otra parte, capturarán los peces que aun sobreviven a la sobreexplotación y que constituyen la única base para el repoblamiento de las especies. 

Sin embargo, a las empresas que comprarán esta pesca, poco les importa. De hecho, este es el objetivo del “bono”: obligar a pescar. El empresariado pesquero pudo haber propiciado que las tripulaciones salieran a pescar subiendo el precio de la compra de la sardina y la anchoveta, pero para qué gastar plata, si hay autoridades a disposición, que pueden obligar a la gente a salir a pescar. 

Dentro de todas sus mentiras, Galilea ha afirmado que es necesario hacer estos zarpes y salir a pescar, pues ésta es una “pesca de investigación” del estado de las poblaciones de sardina común y anchoveta. No obstante, numerosos investigadores han dicho que la cantidad de peces para un muestreo cabe de sobra en un balde. Además, el propio Sernapesca afirmó en uno de sus informes “un continuo y permanente ingreso de ejemplares pre-reclutas” que podía apreciarse en una fracción importante de ejemplares de sardina común, pescados el 2012, cuando tenían menos de 7 centímetros. Todo esto cuando la sardina común alcanza su madurez sexual a los 12 cm., lo que indica que, al menos una parte importante de la pesca del 2012 fue de sardinas juveniles que no alcanzaron a reproducirse. Los diagnósticos ya están hechos.

Ahora, podemos decir que el Estado no sólo ha visado la sobreexplotación pesquera, sino que la subvenciona. Y, a quienes no les queda nada por pescar: que se caguen. Es probable que esta fórmula sea replicada frente al colapso que experimentan casi todas las especies marinas que antes se pescaron en abundancia.

Foto de Tomé: Camila Lassalle

Fotos de Coronel: Jota

Mala Pesca: La depredación pesquera en Chile (documental en línea HD)

{youtube width=”700″}5LaQsAYkxQ0{/youtube}

DESTACADOS

Crónica de una muerte anunciada: Ahora le tocó a la sardina y en el futuro a otro recurso alimentario marino

Vivir de espalda al mar: La nueva crisis de la sardina común y la anchoveta

Análisis de la nueva Ley de Pesca: Nada es para siempre, y todo se puede y debe cambiar

Ante una nefasta ley: Pescar para vivir es posible y además necesario

Cuento: Los Gatos

El Omega 3, una perla marina. Perdida por el negocio de los alimentos y amenazada por la sobreexplotación pesquera

Registro Fotográfico de la depredación pesquera en Chile

Ley de Pesca: Para dejar un mar desierto y a millones sin alimento; hay que hacer una ley

Un colonialismo que amenaza. “INTERNACIONALIZACIÓN Y LA PESCA COMO MONEDA DE CAMBIO”

2012 decisivo. Recuperamos la pesca o la perdemos para siempre

NO MÁS PESCA DE ARRASTRE… a terminar con este desastre (+video)

NO A LA PESCA DE ARRASTRE… a eliminar la matanza de los recursos alimentarios de nuestro mar

…y ese mar que tranquilo te baña, ¿A quién le promete el futuro esplendor?

…que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha y viceversa… Despojo de nuestro mar y sus recursos alimentarios.

Conversación entre un pescador y un empresario (ilustraciones)

Video: Pescadores de Lebu conversan sobre el futuro de la pesca

Pescadores vuelven a la calle anunciando el 2012 decisivo para la pesca

Relacionados

Tripulantes continúan la movilización ante el servilismo de las autoridades al empresariado pesquero

Finaliza la huelga de trabajadoras/es de pesquera Blumar [denuncian instrumentalización empresarial]

La crisis esperada de la sardina y la anchoveta en la región del Bío Bío

Ciro Oyarzún: La adminsitración pesquera ha sido un poco amateur y las presiones indebidas explican la sobrepesca

Aparece muerto cultivo de choritos. Mariscadores responsabilizan a la Celulosa Arauco (+ Registro Fotográfico)

Huelga en el IFOP: con sueldos de $220 mil se hace la investigación pesquera en Chile

Pescadores acusan a la Universidad Católica (UCSC) de haberlos usado para conseguir fondos públicos

Ley de pesca avanza, en tanto un pescador de Aysén inicia una huelga de hambre

Pescadores bloquean con lanchas el acceso marítimo al Puerto de Coronel en rechazo a la Ley Longueira

Pescadores Artesanales rechazan la nueva ley de pesca, igual de nefasta que la vieja

Trabajadores pesqueros preocupados por su futuro laboral, en medio del oportunismo político empresarial

Pescadores de Lebu esperan respuestas concretas del Gobierno

Pescadores protestan en contra del monopolio industrial de la jibia

El escándalo del sector pesquero en Chile: “Los gatos cuidando la pescadería”

Trabajadores Pesqueros Cesantes exigen al Gobierno cumplimiento de compromisos

Empresas Pesqueras se fusionan frente al nuevo escenario: Extinción de los recursos y licitación de la Pesca

Capitanes de Pesca relatan el proceso de sobreexplotación y extinción del jurel

Pesca Industrial: Criminales en el Timón

GRANDES FAMILIAS CONTROLAN CASI EL 70% DE LA PRINCIPAL PESQUERÍA CHILENA

Patrones de Pesca denuncian a la opinión pública

Jurel ya desapareció de los supermercados

Alerta por colapso del jurel

El Jurel: Una muerte anunciada que hoy pagamos todos.

Ante los más de mil despidos, trabajadores pesqueros declarán:

Cosme Caracciolo, dirigente de los pescadores artesanales “En Chile, los políticos y empresarios son criminales”

Estas leyendo

[FOTOS] El bono compensatorio para los pescadores de sardina y anchoveta: Una subvención al empresariado pesquero