Estimulación temprana en recién nacidos: intentando equiparar las condiciones.

Si pudiéramos decir cuál es la etapa más importante de la vida, de seguro responderíamos que la adolescencia, la etapa escolar, la adultez joven, la niñez, en fin, nuestra respuesta sería cercana a aquello que recordamos. Pero está comprobado que muchas de las experiencias que vivimos en estas etapas son satisfactorias producto de la importancia que se haya dado en nuestro entorno social a nuestro nacimiento, nuestras primeras experiencias con el mundo e incluso a la importancia sobre la posibilidad de nuestra existencia. La etapa menos recordada, de los 0 a los 6 años, es una de las más importantes.

¿Por qué de 0 a 6?

Al nacer nuestro cerebro posee millones de neuronas, todas ellas esperando ser “conectadas” con información importante; mis seres queridos, las cosas que hay a mi alrededor, como satisfacer mis necesidades, las partes y ubicación de mi cuerpo, etc. son algunas de las conexiones que esperan tener el cerebro de un bebe en un corto plazo. Este proceso de conexión también es conocido como sinapsis. La sinapsis de una neurona con otra o con más de una, dependerá de la cantidad de estímulos o información conexa entregada por el ambiente en el que está un bebe. Se entiende que en la niñez esta facilidad del cerebro para aprender y reaprender es más flexible. es decir hay “plasticidad cerebral”. De 0 a 6 años las conexiones se fijan y son capaces de reestructurarse. Luego de este periodo esa plasticidad se va perdiendo progresivamente. Si hay conexiones no utilizadas, estas se mueren. Un ejemplo de esto es el bebe recién nacido que llora cuando tiene hambre, frío, etc. El bebe aprende que la satisfacción de su necesidad X será atendida por medio del llanto en el caso que la mamá acuda. A medida que el tiempo avanza el llanto se va transformando en expresiones, palabras, gestos si es que el medio proporciona esta oportunidad, es decir si la gente que está alrededor del bebe se comunica hablando y esta acción se le valida, entonces el bebe realiza otras conexiones necesarias para el lenguaje y las del llanto van siendo reemplazadas. De lo contrario, si el ambiente del bebe no acoge su llanto y no muestra otras formas de expresión el llanto se mantiene y el lenguaje puede tardarse en aparecer.

Estimulación temprana

Una sociedad desigual, proporciona oportunidades para un grupo minoritario y da para otro falta de información, mala educación o privación del acceso a la cultura. También existen factores genéticos o perinatales que pueden alterar el desarrollo de bebes y niños.

A raíz de que esta es una realidad negada por cientos y vivida por miles, surge la idea de una educación desde la cuna, a la que se le da el nombre Estimulación Temprana, necesaria en casos donde las condiciones de vida son desafavorables por cualquiera de las causas antes mencionadas. Es una oportunidad de compensar aspectos del desarrollo.

En el caso de la pobreza, existen varias limitantes para el desarrollo que están asociadas generalmente a las condiciones materiales y estás a su vez condicionan aspectos emocionales: por ejemplo, una familia que no posee una vivienda digna, está sometida a estrés por la búsqueda constante de condiciones de seguridad básicas, lo que probablemente va a concluir en una desatención de las etapas importantes de desarrollo de un niño; o una familia que no llega a fin de mes con un sueldo, buscará más horas de trabajo, lo que disminuirá el tiempo de dedicación a la crianza.

Una malformación, síndrome genético o asfixia al nacer también condicionará aspectos emocionales de los cuidadores o responsables de los niños, desmotivando a la crianza o estimulación.

Cuando estos factores se mezclan, aumentan los factores de riesgo de un desarrollo disarmónico.

Si bien la estimulación temprana no da respuesta a las condiciones que provocan las desigualdades en el desarrollo, puede ayudar a equiparar las consecuencias. Es por esto que se debe tener información de cuáles son las etapas importantes en la infancia y conocer algunos ejercicios que pueden fomentar el alcance de dichas etapas. A continuación se entrega una pequeña guía que puede servir de ayuda.

En relación al desarrollo motor fino y grueso durante los dos primeros años:

Estimulación de habilidad

Edad de estimulación

Objetivo

Poner boca abajo para que se levante apoyándose en los brazos

Desde las 3 semanas

Control de cabeza y tronco

Mover objetos delante de sus

ojos lentamente

Desde las 2 semanas

Control ocular

Hablar suavemente, relatando y expresión del lenguaje mientras se le viste relatar lo que se va haciendo

Desde la gestación

Escuchar con atención, comprensión hechos de la vida cotidiana,

Dejar al descubierto manos y mostrarlas delante de sus ojos

Desde las 2 semanas

Conciencia de sí mismo

Acariciar y masajear, poner sobre el pecho a la altura del corazón

Desde el nacimiento

Apego y vinculo afectivo

Continuará…

Fuente foto: http://pabloraulfernandez.blogspot.com

Estas leyendo

Estimulación temprana en recién nacidos: intentando equiparar las condiciones.