La lucha de los trabajadores de Huachipato contra la burocracia sindical

El viernes 12 de julio la asamblea obreros del acero aprobaron la censura al Directorio del Sindicato Nº 1 de la siderúrgica Huachipato por negarse a defender a los trabajadores ante la amenaza de la gerencia de despidos. Este acontecimiento no tiene precedentes en la acería porque desde los tiempos del presidente Pedro Briceño, un DC ligado a la Dictadura Pinochetista, la directiva del Sindicato de trabajadores de Huachipato se caracterizó por ser la más corrupta de la región. Y la Gerencia no está ajena a la corrupción, pues, a cada dirigente electo, es beneficiado con prebendas como el ascenso de escalafón, un automóvil de regalo y el dinero para gastos de viáticos supera en valor a su sueldo, solo por nombrar algunas.

La amenaza de despidos es una presión empresarial a la negociación Colectiva. La empresa sufre una crisis económica por la disminución de la venta de acero y por el vaciamiento económico de ejercen las empresas contratistas que prestan servicios a la Compañía acerera. La presidenta del sindicato, Mónica Aguilera, quién asumió el año pasado en una votación histórica encabezando una lista llamada “los chicos nuevos”, denuncio a un canal regional de televisión que varios de los administrativos eran “palo blanco” de varias empresas contratistas.

El Sindicato se quebró entre la presidenta, Mónica Aguilera y el resto de los dirigentes por no llegar acuerdo para enfrentar los despidos. Los 6 dirigentes reconocen la crisis de la empresa y que los despidos son inevitables y la presidenta Aguilera dice que la empresa debe adoptar medidas de inversión y no aceptar los despidos. Ante la imposibilidad de llegar a acuerdos, la asamblea aprueba la censura a todo el directorio por amplia mayoría. Como un hecho anecdótico, un dirigente rechaza la censura porque se debe contar con la presencia de un Notario Público que sirva como Ministro de Fé, y la presidenta le responde: no se preocupe, el Notario Público está aquí en la asamblea y lo presenta a los socios dando por iniciado el proceso de censura ante el Notario. La votación se inició el viernes 19, para culminar el martes 23 al medio día con el recuento de votos.

Lo importante de esta censura es que los trabajadores de Huachipato marcan un hito en la lucha de la clase obrera para desplazar a la burocracia sindical. Es un primer paso. Al interior de la planta, la expulsión de los dirigentes, reconocidos como burócratas, y de los negociados de las empresas contratistas se discute ya abiertamente, y cada vez con más y más antecedentes. Por lo tanto, todo indica una aprobación de la censura el próximo martes, sin descartar que las maniobras de presión como el retiro voluntario y las amenazas de cierre de 2 departamentos con los respectivos despidos, puedan producir un giro de los acontecimientos.

Ante las amenazas de la gerencia y la colaboración de la burocracia sindical, los trabajadores acereros no tienen nada que perder. La tarea inmediata es cambiar a la burocracia por nuevos compañeros que se comprometan a defender a los trabajadores, a defender el sueldo y las garantías que ha costado mucho esfuerzo. El futuro de la empresa depende de los trabajadores, de su nueva directiva y que sean electos los mejores elementos.

TERMINAR CON LOS CONTRATISTAS, PASO A PLANTA A TODOS LOS TRABAJADORES

NIVELACIÓN DE LOS SUELDOS Y PRIMAS ENTRE ADMINISTRATIVOS Y TRABAJADORES

FUERA LA BUROCRACIA DEL SINDICATO

 

Prensa Obrera, Concepcion Julio de 2013

Estas leyendo

La lucha de los trabajadores de Huachipato contra la burocracia sindical