Tras el desalojo la semana pasada, los estudiantes regresaron ayer a las protestas

Estudiantes de varios colegios que había sido desalojados para su uso como locales de votación en las primarias del domingo decidieron continuar con las movilizaciones y las tomas. Es el caso de los liceos Arturo Alessandri Palma y Carmela Carvajal de Providencia y del liceo Enrique Molina Garmendia en Concepción. Durante las próximas horas se prevén otras tomas, ya anunciadas por los estudiantes.

Recordemos que a nivel nacional, varios colegios fueron tomados por sus alumnos, luego de haber sido desalojados por disposición del gobierno antes de las elecciones primarias presidenciales del domingo.

El vocero de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios, Moisés Paredes, matriculado en el liceo Alessandri de Providencia, señaló que el actual gobierno tiene una responsabilidad que asumir en educación, y que aún es tiempo de iniciar el diálogo por desmunicipalización, informó radio Universidad de Chile.

“No porque se realizaron primarias pueden irse a la casa. Sebastián Piñera es Presidente hasta que entregue la banda presidencial, debe entender que tiene tomas, paralizaciones, un movimiento social que se agudiza. Es necesario que tenga la voluntad política de resolverlos, hablando de desmunicipalización, cambios en el sistema, y que los estudiantes no deban trasladar las sillas a las rejas, tomando la responsabilidad de exigir educación pública. Esa es una responsabilidad del Estado”, dijo Paredes.

El dirigente recalcó que los estudiantes no bajarán los brazos, y proyectó que las tomas se verán en distintos establecimientos del país, pese al desalojo ordenado por el Ejecutivo durante la semana pasada, a propósito de las primarias.

Desde el Ejecutivo, la ministra de Educación, Carolina Schmidt, señaló que el Gobierno estudia que los alumnos de colegios en toma terminen su año escolar en otro lugar. La secretaria de Estado se refirió a los estudiantes como “niños que no dejan que otros niños puedan ejercer su derecho a la educación”.

Ante esto, la vocera de la Asamblea de Estudiantes Secundarios (Aces), Isabel Salgado, subrayó que en La Moneda optan por “apagar el fuego con bencina”, ya que no responde a sus demandas, pero sí busca soluciones para boicotear el movimiento: “Insisten en no considerar las demandas estudiantiles, optando por otros mecanismos que provocan un malestar en los estudiantes. En vez de solucionar las tomas, habilitan otros colegios, sin considerar a los estudiantes. Hay una falta de voluntad: No habilitan otros liceos para realizar sus primarias, pero sí habilitan medidas para terminar el año”.

Para los universitarios, el gobierno de Sebastián Piñera aún tiene una respuesta pendiente. El presidente de la FEUC, Diego Vela, destacó la articulación con otros sectores sociales, lo que dará un mayor significado a las protestas contempladas este semestre.

“Lo que vimos el 26 de junio es lo que marcará los meses que vienen, una articulación con otros sectores productivos, lo que se verá en el Paro Nacional. Entendemos que esa unión será capaz de cambiar Chile, y abrirá oportunidades para todos, y no sólo para los privilegiados que quieren postergar estos cambios”, indicó.

Estas leyendo

Tras el desalojo la semana pasada, los estudiantes regresaron ayer a las protestas